Se alista el Congreso

Autor Congresistas
646 Vistas

Dentro de los cánones parlamentario y que conforme al ritual republicano quedó instalado el Congreso General de la LXV Legislatura integrado por las dos Cámaras del Congreso de la Unión. A la vista la representación popular y federal.

¿Serán para el proceso electoral de 2024 que 500 diputados federales y 128 senadores sean los que integrarán el próximo Congreso? ¿Permanecerá a conveniencia la cláusula de perdurabilidad para el registro de partidos de etiqueta y de marca familiar? ¿Desaparecerán partidos bajo la guillotina de la austeridad y abandonados a una suerte financiera lejos del dinero público o finalmente el criterio de movilización social versus democratización interna que tenga sentido en la representatividad de los partidos políticos y en régimen político?

En la fila de las representaciones y fórmulas del poder las reconocidas fuerzas de la sociedad: Morena, PAN, PRI, PVEM, PMC, PRD, Encuentro Social que demandan del respaldo político para desvanecerse.

Quedan para la observación las reuniones de análisis plenarias celebradas por los grupos parlamentarios en los que se agrupan los diversos temas que preocupan a cada fracción e incluye aquellos asuntos que se han quedado en rezago o los que nos hablan de innovaciones que han encontrado resistencias.

¿Cuántos grupos sociales y organizaciones buscan la gestión a sus derechos y necesidades? ¿Cuántos se inquietan sobre el estado que guardan las instancia públicas en salud, educación, seguridad, seguridad social?

Seguramente en las discusiones que se dieron en la plenarias encontraremos el rumbo del periodo legislativo que corre dominado por el peso de una mayoría parlamentaria y las luchas de una sucesión adelantada.

Tanto senadores como el Poder Ejecutivo federal se perfilan hacia un quinto año de gobierno, mientras la Cámara de Diputado sigue el curso de su segundo año de ejercicio y segundo periodo constitucional, restando un años más a la Legislatura.

En el Senado presidido en la Mesa Directiva por Alejandro Armenta Mier de Morena y en la Cámara de Diputados por Santiago Creel Mirada del PAN y en la mesa legislativa la efervescencia políticas generada por al paquete de reformas electorales y el nombramiento de cuatro consejeros electorales del Instituto Nacional Electoral (INE).

Anunciada la jomada legislativa y política que se perfila histórica ante la sucesión adelantada y como Décima Reunión Plenaria de Morena que es el partido mayoritario en el Congreso y que tendrá en su agenda la participación de los cuatro aspirantes hasta ahora a la candidatura presidencial y en el marco del análisis del país.

Te puede interesar: Parlamento Abierto de Reforma electoral

En el horizonte de una administración gubernamental impulsora de trascendentes reformas constitucionales y modificaciones administrativas de gran calado, pende la continuidad de un modelo gubernamental que no acaba del todo por trazarse, empero de su centralidad en un liderazgo presidencial que muchos veían superado y ante el cual no acaban de definirse límites la de nuestra democracia procedimental exhibe su fragilidad.

No hay en la época moderna de México un gobierno que se haya caracterizado por ser una administración de continuidad, sino de transformaciones, por lo que es deseable que no sea la nota diaria la que impulsó a patear el bote de lo que representan los temas nacionales marcados por la innovación, la energía, los derechos humanos, la calidad de la democracia y la geopolítica, todo ello en una nueva lingüística que debe integrar al ciudadano y ciudadana de a pie lo mismo a la escala de comunicaciones por derecho.

Ante el predominio de la voz presidencial, el peso de una mayoría legislativa, la ambigüedad y la debilidad de los instrumentos de gestión democrática y defensa de los derechos humanos, sobresale el uso político de estrategias de propaganda y dispersión de contenido marginal a la deliberación clara, amplia y abierta de los problemas nacionales como en la seguridad, la salud, destacada en unas políticas mediáticas.

En un escenario de sucesión presidencial adelantada, de relección de senadores, de tensiones, conflictos y pasiones partidarias, las plenarias celebradas por cada partido tanto por diputados como también en senadores, se convierten en el espejo y pulso político de las proyecciones y equilibrios y fuerza al interior de los partidos de diversos grupos políticos.

Entre estas plenarias, la Décima Reunión Plenaria celebrada en el Senado de la República por los senadores de Morena ofrece interesantes alternativas de lectura que no presentan desperdicio alguno como elementos para comprender los nuevos códigos del poder.

Artículos Relacionados