El insomnio crónico y prolongado puede ocasionar la muerte