Ruidos

Autor Congresistas
54 Vistas

Claudia Valdés

Ruidos

Hay jactancia, e incluso orgullo, de que realicemos el proceso electoral más grande de nuestra historia; más costoso, pero no más plural, democrático y representativo, pero sí ruidoso y violento.

Vamos a una elección de una mujer para la Presidencia de la República en el contexto de “NUNCA ANTES” de violencia criminal, del homicidio de candidatos políticos, de la renuncia en masa de candidaturas y sin la intención de exorcizar la compra del voto y el uso de recursos oficiales.

¿Es el voto atrapado en elecciones federales, estatales y municipales, un cheque en blanco expedido por ciudadanos amenazados por el crimen organizado y por la ineficacia política y gubernamental?

¿Cómo impacta la propaganda sobre la información?

¿Nos amenaza la narcopolítica y se filtra en las elecciones concurrentes?

¿Por qué votan y por quiénes votan esas mujeres, que con la ayuda de una pala buscan a sus hijos víctimas de la criminalidad y su violencia?

¿A quién ceden la voluntad política que busca justicia, para sus hijas víctimas de feminicidio?

¿Qué logra cicatrizar esa tierra humedecida por el dolor de la pérdida de los hijos, ante la impertérrita presencia de la autoridad e inclusive del Príncipe?
¿Qué mueve a las mujeres del campo sino el hijo enredado en el rebozo, desprovisto de identidad jurídica y abandonado de derechos?

¿Qué silencia la voz del sindicato de maestros, de obreros y trabajadores, de burócratas que esgrimen su pluralidad?

¿Qué cuento y narrativa lleva a las mujeres a las urnas, las estancias infantiles, la calidad escolar, las becas y los desayunos, una nube de coberturas, o la inclusión a los programas de bienestar?

¿Qué mueve a las mujeres a las urnas sino la democracia y el reconocimiento de derechos y la libertad?

En esas filas que no tienen registros jurídicos, pensionistas de tarjetas guindas o rosas, esperan el turno de ser reconocidas.

¿Por quién votan y por qué proyecto sufragan los mexicanos? ¿Con qué resultados individuales o colectivos en términos de clase o de nación sueñan?

¿Se sustraen las mujeres de la distracción de los espejos políticos en vías de la democratización de las estructuras y de la pluralidad?

¿Qué motiva el destino del sufragio al corte de la precisión del bisturí social?

Más que respuestas, los comicios plantean enigmas en cuyas mezclas exhiben las fronteras, las diferencias, los tonos de la distancia de la incomunicación y el agandalle de los cuentos del poder: ruidos.

Artículos Relacionados