China: actitud tolerante hacia la religión

Autor Congresistas
61 Vistas

Expertos dicen que la cultura china no fue misionera, pero si influyó en la europea

China sigue las políticas de libertad de creencias religiosas y de separación del gobierno de la religión, mientras las leyes estatales prevén diversas formas para la adaptación de la religión a la sociedad socialista, expusieron expertos de China, durante un encuentro con académicos de Alemania y Suiza, celebrado el pasado 10 de abril en Beijing con el tema “Fe, Estado y Paz; sobre los límites entre culturas y religiones”.

Más de 20 expertos y académicos participaron en el Simposio, que estuvo organizado por la Asociación de Investigación de Cultura Occidental y Oriental de Hong Kong y contó con importantes oradores como el Prof. Wolfgang Reinhard de la Universidad de Friburgo y el Prof. Zhang Zehong de la Universidad de Sichuan. También debatieron acerca de los “Límites de la libertad religiosa”.

El profesor Zhang destacó que China, como estado socialista regido por el Estado de derecho, tiene una actitud tolerante hacia la religión y su constitución respeta y protege el derecho de sus ciudadanos a la libertad de religión y creencias.

La religión también ha evolucionado y progresado adaptándose activamente a la sociedad moderna, sostuvo al explicar que históricamente muchas religiones se han introducido en China. Desde hace 2 mil años, cuando el budismo se extendió hacia el este, hasta hace 1,300 años, cuando el Islam y el cristianismo llegaron a China casi simultáneamente, se mezclaron y se fusionaron con la cultura tradicional china, con el confucionismo en su núcleo, formando una comunidad cultural donde múltiples religiones son compatibles y se complementan hasta la actualidad.

El Prof. Reinhard afirmó que la influencia de la antigua cultura china no fue directa ni misionera, pero tuvo un impacto efectivo en los estados vecinos. Comentó que durante los siglos XVII y XVIII, se produjeron intercambios interculturales entre China y Europa a través de la porcelana y la arquitectura, entre otros.

Durante el Simposio los académicos también discutieron temas como “Religión y etnicidad”, “Religión y etiqueta” y “Religión, derecho y comunicación”. El profesor asociado Cao Yan, de la Universidad de Wuhan, dijo que Occidente, bajo el lema de “la separación de la iglesia y el Estado”, ha promovido aún más la afirmación de que la religión no tiene fronteras, que puede expandirse e infiltrarse en otros países a voluntad.

En relación a organizaciones e instituciones religiosas como la Comisión de los Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, la Asociación de Ayuda de China, la Iglesia Greater Grace, Christian Solidarity Worldwide (CSW) y Watchmen for the Nations (Canadá), varios expertos en el simposio, incluidos Huang Chao, Fang Yong y Cao Yan arrojaron luz sobre sus dos rostros desde múltiples perspectivas.

El llamado general fue respetar la diversidad cultural de todos los países “por el bien de la paz mundial y la felicidad humana”. Coincidieron en que La libertad de creencias religiosas, el intercambio cultural equitativo y el desarrollo económico pacífico se han convertido en la búsqueda común de personas de todo el mundo mientras que en el progreso de cada país, la religión ha jugado un papel muy importante en la sociedad.

Artículos Relacionados