Entre el amor, la ilusión, la migración y el descubrimiento de la razón

Autor Congresistas
211 Vistas

Loelia Escobar Hernández

La saltar una grieta, de Ingrid Rossi es una novela reflexiva entorno a la migración, la decisión de iniciar una vida a miles de kilómetros de donde se encuentra la familia, los recuerdos, para comenzar en un territorio desconocido y completamente distinto tanto en costumbres, tradiciones, idioma y formas de pensar.

Publicado por Talento Caligrama (España), es la primera novela de Ingrid Rossi quien también posee una vida un poco similar a la de los personajes que aparecen en ella: es mexicana, abogada, con estudios en el extranjero y vive desde hace 25 años en Bruselas. Sin embargo, no es una autobiografía, es en cambio una historia de descubrimiento y autodescubrimiento, donde el personaje principal, Julia, decide investigar a la Emperatriz Carlota y por ello viaja a México, lugar donde su madre nació y creció, pero que el destino hizo que conociera a Bruno en España y decidieran crear una vida juntos en Bruselas, de esa relación nació Julia.

Ahora, Julia es una joven historiadora, viaja a México para averiguar sobre Carlota, sin saber que es la clave para descubrir porqué su madre cambió después de un viaje al país que la vio nacer y qué ocurrió con ella durante ese terrible terremoto que provocó una enorme grieta en su familia.

La historia de Carlota tendrá destellos durante toda la novela, acompañará al personaje principal y será clave en las elecciones que se toman y que provocan resultados inesperados.

Para la autora, Carlota de Habsburgo, una princesa belga que es emperatriz en México, cuya estancia aquí es de muy poco tiempo, pero que marca su vida “y aunque pasa tantos años encerrada en Bélgica, Bruselas, sigue México en su imaginario, sin salir de todo lo que vivió en México que la determina tanto y condiciona su vida al final”.

Durante la estancia de Julia en México todo parece ir bien, sus investigaciones prosperan, disfruta de estar entre lecturas, clases y se fascina cada vez más de la enigmática vida de Carlota. “Había sido México, en un periodo de tan solo tres años, donde sucedieron todos los hechos que definirían su vida para siempre: ahí fue emperatriz, ahí murió fusilado Maximiliano, ahí comenzó a volverse loca y ahí también vivió un amor prohibido”.

Ingrid Rossi - Autora del Libro Saltar una Grieta
Ingrid Rossi

Julia tiene una relación sentimental sin ataduras, disfruta de las calles y la vida en Coyoacán. Sin embargo, la frágil salud de su madre (el cáncer al vuelto, más fuerte) y una llamada de Bruno, su padre, la hacen regresar. Sin mucho ánimo de hacerlo vuela a Bruselas, donde su madre no pareciera estar tan grabe, sigue distante como siempre, pero ahora le pide que ella sea quien ordene y acomode su oficina, un espacio prohibido para todos donde Irene pasó largas horas encerrada.

Puedes encontrar mas reseñas aquí

Ese simple hecho hará cimbrar a Julia, al encontrar cartas viejas escritas por alguien que no es su padre, cargadas de amor, añoranza y deseos de iniciar una vida juntos, sin importar qué pase con sus respectivos esposos e hijos.

A lo largo de esta historia, el lector podrá descubrir cómo vivió cada uno de los personajes distintos momentos de un mismo hecho, permitirá recrearlos con las visiones de todos y podrá tomar sus propias conjeturas, descubrirá junto a Julia lo que esconde en realidad cada decisión y permitirá reflexionar en torno a las decisiones tomadas por los personajes involucrados.

Con la aparición de esas cartas, escritas por Julio, que en realidad es el tercero en discordia y por quien su madre había decidido dejar todo sin importar las consecuencias, cuando ella tenía pocos años de edad, hará que el espíritu Julia de conocer los hechos desde la fuente original y de todos los involucrados, provoque en ella un cambio sustancial, decidir qué es lo importante para ella, cortar con lo que no le provoca algo fuerte, transformarse y tomar el camino que antes de sus investigaciones jamás habría elegido o imaginado.

Ella cambia, la relación con su madre también: la comprende, entiende y se vuelve cercana. Su entorno se transforma, ahora va hacia donde su corazón y la razón le indican, con consciencia y sin temor a equivocarse, porque su vida es y será su principal objetivo. Como fue para Carlota su propia vida.

Cada historia y personaje tendrá su desenlace, no quedará ningún cabo suelto, la trama cobra una congruencia con el pasar de sus páginas, algo que se destaca a pesar de los cambios del presente al pasado y viceversa. Tanto el brinco entre naciones como sus costumbres.

De acuerdo con Ingrid Rossi, Saltar una grieta es también una mirada a México desde la distancia, la nostalgia, pero también desde su interior, todo a través de los ojos Julia. “La pertenencia no es ajena incluso en la distancia, la cultura y forma de vida”.

Artículos Relacionados