CON 82 VOTOS

Autor Congresistas
138 Vistas

Ley Silla

Con 82 votos a favor y 5 abstenciones fue aprobada la Ley Silla, por el Pleno del Senado de la República.

A través de un registro muy puntual de transparencia conocemos que un sencillo objeto nos lleva a la reflexión de los derechos humanos, al bienestar, en el caso a la salud y por otro lado a la i, acceder en condiciones de igualdad a y la participación en la construcción de las leyes y las políticas públicas.

Sillas y curules

Se trata de una refirma a Ley Federal del Trabajo que obliga a los patrones a dotar de sillas o asientos con respaldos y en número suficiente, “a las personas trabajadoras de los sectores de servicios, comercio y análogos, tanto para la ejecución de sus funciones como para el descanso periódico”.

Son temas que deben atraer a ciudadanos y ciudadanas al terreno político y público ya que las decisiones que se toman en otra altura se relacionan con los problemas y soluciones que afrontamos.

Razones

En los motivos de la exposición que va integrada a un paquete de tres reformas laborales se consigna el deterioro experimentado de forma gradual por el respectivo sector y además se precisa el caso del estado de los espacios de trabajo tanto como el criterio de las prohibiciones laborales.

Al diagnóstico, se propone definir un reglamento interno que contemple “periodos obligatorios de reposo durante la jornada y normas que regulen el derecho de las y los trabajadores para usar los asientos o sillas con respaldo durante la jornada laboral”.

De cara

Somos así testigos de la liberación, en el trabajo, de los condenados a permanecer apoyados en un muro o pared o de sostenerse en una pierna u otra a manera de descanso.

Y se observan sanciones para el “incumplimiento, con una multa que va de 250 a 2 500 veces la Unidad de Medida y Actualización, y que en caso de reincidencia y a juicio de la Inspección Laboral, se pueda ordenar la suspensión temporal de las actividades”.

La Ley Silla nos lleva a constatar que nada de lo político ni de lo legislativo, por sencillo o complicado que sea, nos debe ser ajeno; ni en la escala de la seguridad y de lo militar, de la salud, lo electoral, la justicia o lo social, se justifica la indiferencia de los ciudadanos y ciudadanas.

¿Cuáles fueron los argumentos que dieron lugar al debate de Ley que fue presidido por la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, senadora Ana Lilia Rivera Rivera?
En las especificaciones de la Ley “se precisa que dicha condición sólo podrá limitarse cuando la naturaleza del trabajo implique riesgos a la seguridad e integridad de las personas trabajadoras, derivados de tomar asiento durante el desarrollo de la función laboral”.

Destacaron entre las intervenciones la del presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Napoleón Gómez Urrutia, quien advirtió que permanecer pie durante largos periodos de tiempo acarrea problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares, por lo que esta ley es una respuesta a esta problemática.

En voz de la presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos Primera, Mayuli Latifa Martínez Simón se presenta una propuesta que contribuye al cuidado de la salud de los y las trabajadores, sobre todo a prevenir enfermedades que al paso de los años se desencadenan por pasar demasiado tiempo de pie.

Desde tribuna la senadora Lilia Margarita Valdez Martínez, de Morena, expresó que esta propuesta contribuye con beneficios de calidad a las y los trabajadores, pero más a las mujeres, pues están más expuestas a todo tipo de desgaste. Precisó que esta ley beneficia a cajeras, costureras y a las de servicios del hogar, para proteger su salud.

La Ley es debatida desde diversas aristas y no hay forma de atenuar la promoción de la necesidad de adaptar los derechos del trabajador como es el periódico descanso.

Te puede interesar: Senado aprueba Ley Silla

Cierre

Una interesante a aportación al debate resultó la opinión del senador José Alfredo Botello Macías, quien advirtió que la reforma se enfoca en la clase trabajadora de la clase del Apartado A y no del Apartado B, que enmarca a los trabajadores y conlleva un presupuesto financiero del que la Secretaría de Hacienda se escurre y niega su impacto presupuestal.

Botello Macías reconoce la importancia de incorporar la reforma a la clase b, que identifica con los trabajadores del Senado que apoyan en limpieza, elevadores, seguridad.
El senador puso acento en un vacío de la reforma que es que no incluye a todos los trabajadores.
Desde la tribuna la senadora de Movimiento Ciudadano (MC) cierra la ronda de posicionamientos destacando el apoyo de activistas que impulsaron la iniciativa.

La senadora Patricia Mercado Castro agradeció a todos los senadores quienes firmaron la iniciativa y concluyó su intervención.
¿Por qué es tan significativo modificar las leyes para poder sentarnos y para descansar periódicamente? Porque prohibirle a un trabajador o trabajadora sentarse, se basa en un supuesto realmente inhumano: que la salud ocupa un segundo plano ante la exigencia de una empresa
.
En opinión de Patricia Mercado, impulsora de esta ley, “No hay forma de justificar que la necesidad de obtener utilidades se imponga sobre la necesidad de evitar padecimientos. No hay manera de sostener que las ganancias están por encima de la necesidad”.
Y así, una iniciativa ponía la lupa sobre la inhumanidad que acompaña a otras. Ahora, el destino de la ley queda para los diputados.

Artículos Relacionados