RECONEXIÓN MANRESA: Una apuesta por las juventudes y las familias en México

Autor Congresistas
838 Vistas

Antrop. Ángel David García Castillo Orientador Familiar del proyecto VIVA Huatusco, Veracruz

Desde el año 2016, la provincia mexicana de la Compañía de Jesús IHS, a través del Delegado Provincial para las Obras Sociales, ha enfocado y dirigido los esfuerzos para atender las necesidades de distintos sectores marginados de la sociedad mexicana. Implementando su característica metodología basada en la espiritualidad ignaciana, la cual, junto al análisis social, demográfico y económico, apoyada por una red de profesionales y voluntarios que colaboran en este proyecto, ha profundizado en el núcleo de las problemáticas que afectan el tejido social de las familias en situación de vulnerabilidad del territorio nacional, diagnosticando, evaluando y sistematizando la información de cada experiencia a lo largo de esta labor en 5 estados del país: Estado de México, Veracruz, Michoacán, Chiapas y Chihuahua.

A esta primera experiencia en campo se le denominó Reconstrucción del Tejido Social (RTS) y resultó en la creación de una red de animadores barriales en los distintos sectores atendidos que han propiciado el seguimiento de las actividades y la apropiación del proyecto en las propias comunidades, cuya mira a futuro es la sostenibilidad de cada espacio.

Inspirados por la experiencia cosechada en este primer momento, y respaldados por la Fundación Justicia y Amor IAP (que recientemente cumplió 40 años de labor atendiendo a grupos en situación de vulnerabilidad), se plantea fortalecer e impulsar tres programas que se han consolidado hoy en día como referentes de la atención a la población vulnerable en México: El Centro Comunitario de Educación y Servicios del Ajusco Medio CCESAM, el programa de Salud y el programa Reconexión Manresa.

Programa Reconexión Manresa

Un ejemplo de cómo se ha apropiado y mantenido esta propuesta a nivel local lo encontramos en la región de las altas montañas, zona central del estado de Veracruz, en el municipio de Huatusco, cuya cabecera, Huatusco de Chicuéllar, es la sede del centro comunitario “Jardín de la familia, sanando corazones”, el cual, mediante un comité local, un grupo de benefactores, el H. Ayuntamiento de Huatusco y el respaldo de la fundación Justicia y Amor, cobija y sostiene dos programas de atención a la población: VIVA Vínculos para la Vida y Centro Manresa Ambulatorio, sanando historias.

Proyecto Manresa Huatusco Veracruz 4

Destinados a la prevención universal, el programa VIVA se ha dedicado, a lo largo de 2 años, a atender a las juventudes en sectores marginales, como son los distintos barrios de la ciudad, a través de las figuras del promotor juvenil y el orientador familiar quienes, junto con sus respectivos voluntarios, mediante talleres psicoeducativos, fomento al deporte, el arte y la cultura, favorecen el cuidado de 5 factores protectores en la población atendida.

Proyecto Manresa Huatusco Veracruz 3

El programa MANRESA Ambulatorio atiende a las personas que acuden al centro con consumo problemático de sustancias, entre otros problemas, y se les trata de manera integral, asegurando que su plan de tratamiento incluya el trabajo conjunto con la familia del afectado.

Proyecto Manresa Huatusco Veracruz 2

De esta manera, en el año 2023, en el municipio de Huatusco, se atendió a un total de 1017 beneficiarios directos, en donde se reporto también un total de 7 jóvenes rehabilitados de las adicciones, 8 barrios atendidos y compartiendo la experiencia en 8 foros, reduciendo los riesgos de salud mental de un 95% a un 73%, de igual manera, los índices de conducta agresiva delictiva en las escuelas donde el programa intervino se vieron reducidos de un 74% a un 57%. Sin embargo, todavía tenemos muchos retos por delante frente a la normalización de las violencias, la falta de sensibilización general de la población hacia una cultura del cuidado del otro, la pérdida del sentido de vida, la ausencia de la vocación de servicio, pero, sobre todo, la fuerte estigmatización hacia las juventudes.

Es por ello que la filosofía MANRESA es mirar desde lo que ha desconectado a la persona de lo esencial de la vida y ayudarle a sanar (reconectar) en comunidad, acompañándole y abrazándole en un proceso donde descubre su sentido de vida mediante la construcción y fortalecimiento de todos aquellos vínculos que le brindan seguridad, paz y amor.

Hoy en día, el equipo local de trabajo de Huatusco se encuentra animado por los resultados positivos y la creciente demanda, muestra de la confianza de la gente en la calidez y cercanía del proyecto, cuyo fundamento y legitimidad radican en la base de la construcción comunitaria.

En aras de este trabajo, se plantean nuevas estrategias para este 2024, prometiendo ser un año lleno de retos y momentos de crecimiento comunitario.

Artículos Relacionados