Reforma a Banxico, el chispazo

Autor Congresistas
140 Vistas

Se han presentado diversas reacciones por la aprobación de la reforma a la Ley del Banco de México (Banxico) a los artículos 20 y 34 en materia de captación de divisas. Nada anunciaba el amplio rechazo que está teniendo la reforma, mientras el silencio rodeo la iniciativa, cercada por cabilderos, casi a lo largo de un mes en su proceso de análisis y discusión en Comisiones en el Senado de la República.

Se ha suscitado una intensa polémica en los territorios económico y financiero como resultado de la reforma aprobada por los senadores, que ha provocado una preocupación nacional e internacional, acompañado de una cauda de inconveniencias y afectaciones financieras asociadas a la fractura de un escudo institucional autónomo contra los dólares provenientes del crimen organizado y del narcotráfico. Para unos se lanzó una reforma con un dardo envenenado, para otros lleva dedicatoria y patrón, para otros más, la reforma nace de una temeridad financiera y en suma plantea con urgencia la necesidad de un debate público y con la mayor transparencia en las construcciones legislativas y una serie de alternativas.

El caso es que se da una lección pública más para el ciudadano de a pie con la reforma, sobre todo frente a un acelerado ritmo de bancarización al que se va sumando la población y las operaciones de gobierno. Cabe tener claro lo que propone la reforma, que los dólares no puedan ser repatriados y se conviertan en reservas internacionales por la susceptibilidad de las instituciones bancaria al lavado de dinero. El Sen. Ricardo Monreal comentó a la prensa que se trata de una reforma social, otras voces especializadas hablan del peligro que representa abrir las puertas al apetito por el lavado de dinero por parte del crimen organizado y del narcotráfico.

En la narración de los hechos, resulta que un día después de ser aprobada por el pleno, un twitter prendió el switch que despertó una cadena de reacciones, datos y argumentos en contra para después conocer un comunicado en contra de la reforma emitida por el gobernador del Banco de México. A sólo tres días en el Sen. Ricardo Monreal anunció el revire de la reforma a los artículos para la discusión en la Cámara de Diputados.

Los motivos

Ricardo Monreal, autor de la iniciativa comentó que el objetivo de la iniciativa va en el sentido de atender a los mexicanos que reciben dólares que reciban del extranjero obtengan un marco que establezca un entorno adecuado de forma que mantenga el valor que reciben, esto es que el intercambio monetario no resulte lesivo por un intercambio menor y que también se traduce en defensa de la capacidad de compra. Se remite al envío de remesas en beneficio de miles de familias que las reciben y así evitar que enfrenten condiciones para que sean subvaluadas.

Posición del Banco de México

Mediante una interesante estrategia de declaraciones en medios electrónicos, presencia en redes, notas en prensa y columnas de opinión, a través de comunicados y con la aparición del gobernador y los vicegobernadores de Banxico, se da a conocer la postura del Banxico ante la reforma aprobada por el Senado. Se platean coincidencias como es la conveniencia de que el efectivo en moneda extranjera ingresado al país por actividades legítimas, de migrantes mexicanos y turistas extranjeros, fluyan de manera sencilla, segura y económica en apoyo de quienes reciben dichos recursos, de sus familias, y del fortalecimiento de la economía de sus poblaciones.

Alertan sobre la posibilidad del ingreso de flujos de efectivo con origen en actividades ilícitas, representando un riesgo importante para el sector financiero nacional en su interacción con el sistema financiero internacional. Sostienen que los riesgos son transferibles al Banco de México al imponerle la obligación de recibir dichos recursos en efectivo, lo que podría desembocar en acciones cautelares y sanciones por parte de autoridades del exterior con la imposibilidad de realizar transacciones en moneda extranjera en sus jurisdicciones, y el congelamiento de cuentas y recursos e incluso la confiscación de los mismos.

Plantearon de indispensable evitar que el riesgo de operaciones con recursos de procedencia ilícita sea transferido al Banco de México, institución encargada de administrar los activos de reserva internacional del Estado Mexicano (cuyo nivel al 20 de noviembre equivale a 194,380 millones de dólares), ya que esto podría afectar, entre otros, la libre disponibilidad y control de tales activos, en perjuicio del cumplimiento de los objetivos del Banco Central y del país. Este riesgo también afectaría a las operaciones de agencia financiera y otras que realiza el Banxico que requieren de su interconexión con el sistema financiero internacional. Se muestran dispuestos a colaborar con el Senado de la República y con las demás instancias competentes para identificar las mejores alternativas de aporten los objetivos de la referida iniciativa, sin poner en riesgo la operación del Banco Central y la disponibilidad de la reserva de activos.

Presentación del dictamen

Correspondió al Sen. Armando Armenta Mier (Morena), la presentación del dictamen de decreto de reforma a los artículos 20 y 34 de la Ley del Banco de México sobre la captación de divisas. El también presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, explicó ante el pleno que la iniciativa fue presentada por el Sen. Monreal Ávila, y que su objetivo es atender los grandes problemas sociales que viven millones de mexicanos, trabajadores migrantes ubicados en diferentes estados de la Unión Americana y que tienen origen en entidades como los estados de México, Puebla, Oaxaca, Veracruz, Chihuahua, Zacatecas, la Ciudad de México que son los principales expulsores de mano de obra mexicana.

Armenta Mier en el detalle refirió que la meta es fortalecer la economía popular. En el dato duro destacó que el Banxico documenta que el 99% de las remesas llegan por la vía electrónica y sólo el 1% es producto del flujo migratorio de los mexicanos migrantes que regresan en temporada decembrina y se calculan en 10 millones de compatriotas que ahorraron dólares durante todo el año. El caso es que nuestros compatriotas enfrentan la experiencia en territorio nacional de que sus dólares no son recibidos por los bancos y que esta experiencia de rechazo se agudiza con los dólares provenientes de la población indígena que además enfrenta el hecho de que el valor de sus dólares es menor al precio del mercado y representa una resta a sus ahorros cuando “su dólar no vale 20, 21, 22 pesos, su dólar puede valer 10, 15, 12, 14, 16, 19 pesos”.

Reclamo la obligación del Estado de “modificar su marco normativo para que los millones de mexicanos que regresan a nuestro país encuentren las condiciones efectivas de tipo de cambio y puedan obtener el valor exacto al esfuerzo de su trabajo”. Reconoció el esfuerzo de los trabajadores migrantes, y los calificó de heroicos. Sostuvo que por la pandemia, “enviaron casi 10% más de recursos de remesas pensando en cómo podían contribuir para pagar el médico, las medicinas o la atención de millones de mexicanos que tuvieron por esta tragedia del COVID con la población migrante”.

Resaltó la importancia del dictamen, la autonomía del Banxico, sin embargo su autonomía, no significa que sea un ente por encima del Estado mexicano, ubicándolo como un órgano de la administración del Estado cuya autonomía está marcada en la Constitución. Armenta Mier mencionó el paso reformador que han mantenido los senadores y sus atribuciones que les permiten modificar el marco jurídico del Banco de México para hacerlo más acorde a la realidad que viven millones y millones de migrantes mexicanos. Aseguró que no admiten como contrargumento el lavado de dinero, afirmando que el 80% de la Banca en México es extranjera y que tanto la Comisión Nacional de Valores, la Unidad de Inteligencia Financiera, la Procuraduría Fiscal y el SAT, saben quiénes lavan dinero. Concluyó afirmando que “hay mecanismos precisos en los bancos, en el sistema financiero, para vigilar el lavado de dinero”.

Posicionamiento del grupo parlamentario del PAN

La Sen. Mirena Hernández manifestó que el grupo del PAN votaría en contra del dictamen y que ejemplifica que “cuando algo es prioridad para el grupo parlamentario mayoritario sale adelante a toda costa, cueste lo que cueste”. Se refirió a un proceso que cuestionó si se había sometido a las opiniones de la Secretaría de Hacienda o del Banco de México, por lo que calificó de inaudito que pretenda “aprobar esta modificación sin tener siquiera las opiniones técnicas de esa institución”. No justificó la legislación con prisa y reclamó la eliminación del Programa 3×1 para Migrantes, que se tradujo en la realización de obras sociales y además que fomentaba los lazos de identidad de los migrantes hacia sus lugares de origen.

Aseguró que con el dictamen no se garantiza vivienda, seguridad, educación y salud. Sostuvo que no cuenta con los elementos técnicos para analizar los alcances y repercusiones económicos que podrá tener para el país la aprobación de esta reforma. Dijo que contrario, está sustentado en fuentes de información oficiales generadas por instituciones públicas, sino que se recurre a notas periodísticas, atribuyendo a la Secretaría de Hacienda datos que son de la Secretaría de Economía y están desfasados. Indicó que Banxico señaló que con “esta reforma podrán ingresar flujos de efectivo provenientes de actividades ilícitas, comprometiendo al sector financiero nacional y a su interacción con el sistema financiero internacional”. Advirtió del riesgo al imponerle transferir a Banxico la obligación de recibir moneda extranjera en efectivo”.

Movimiento Ciudadano

Desde tribuna el Sen. Juan Manuel Zepeda Hernández manifestó que su grupo parlamentario votaría en contra del dictamen y reconoció a Banxico como una de nuestras instituciones más sólidas. Resaltó su función de captar divisas y para brindar estabilidad a nuestra economía, garanticen que no se presenten problemas, que ejemplifica “como grandes crisis económicas que han postrado a nuestro país, que lo han sumido en crisis, que han afectado a los mexicanos”. Y agregó “por eso esta garantía de autonomía que la Constitución General de nuestro país le confiere al Banxico implica que ninguna otra autoridad pueda invadir las funciones que le corresponden a éste”.

Sostuvo que se presentan una legislación al vapor y que los argumentos expuestos vulneran la autonomía de Banxico al imponerle la obligatoriedad inaceptable ya que México es susceptible al lavado de dinero que “vamos a trasladar a nuestro Banco Central”. Advirtió de tres riegos: los riesgos de todas las instituciones, por lo que enfrentaría las mismas restricciones que las instituciones de crédito tienen debido a las normativas de los demás países. Explicó que “en el Sistema Financiero Internacional a una institución que le demuestran lavado de dinero, le pueden congelar las operaciones internacionales, restringir el flujo de efectivo en esas transacciones internacionales que se hacen en moneda internacional, puede ser dólar, euro, etcétera.

Destacó que México depende de salvaguarda de la reputación de Banxico, así que no se le puede obligar a que capte ese excedente de remesas extranjeras, esa mancha de posibilidad para poner en riesgo la estabilidad económica del país. Aseguró que “la afectación de la reserva de activos internacionales, por el riesgo inherente a billetes y monedas extranjeras, debido a que autoridades judiciales, así como administrativas de cualquier país extranjero en el que resida la institución financiera que custodie o administre parte de la reserva internacional, que podrían imponer al Banco de México acciones en contra de la movilidad y disponibilidad de la reserva internacional, mete a México en una posibilidad de riego al impedírsele o prohibírsele estas operaciones internacionales de flujo de dinero o de reservas; el garante de muchas de las transacciones que se hacen en nuestro país es el Banxico”.

Partido del Trabajo

Por su parte, la Sen. Nancy de la Sierra Arámburo anunció su abstención y la necesidad de ampliar la discusión sobre el dictamen. Sostuvo que el Secretario Técnico de la Comisión de Hacienda comunicó que el personal de la Secretaría de Hacienda, de Banxico y de la Comisión realizaban un análisis del dictamen al cual hicieron observaciones que no estaban integradas a fin de poder presentar reservas y votar a favor de lo se presenciaba, que “era al final del día un dictamen que estamos votando y se comprometieron a entregarnos estas reservas antes de la discusión, lo cual no ocurrió”. Alertó de que hubo una opinión del Banco de México “misma que como integrante de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, tuve que solicitar a la Comisión de Hacienda porque no fue distribuida a todos los senadores y las senadoras”.

Compartió la opinión de Banxico que “durante 2020 las instituciones financieras que captaron dólares en efectivo, lograron exportar y colocar en territorio nacional el 98% del total del monto captado; es decir, sólo hubo un excedente del 2% de dólares acumulados”. Destacó que las remesas internacionales representan, “solo el 1% de las enviadas a México, ya que el 99% de ellas llegan mediante transferencias electrónicas”. Dijo que conforme a esos datos no queda claro en el dictamen, cómo la reforma favorecería a aquellos o aquellas que dependen de estos ingresos y subrayó que “pareciera que se utiliza el argumento de las remesas cuando estas representan una porción mínima de las divisas objeto del dictamen”.

Planteó que la propuesta vulnera la autonomía del Banxico con la pretensión de hacer política monetaria desde la ley. Además, se obliga a Banxico a realizar operaciones específicas para manejar sus reservas de activos internacionales, decidiendo que “él en los activos debe ser específico y debe invertir para constituir esta reserva”. Expuso que la política de Banxico es multifactorial, ello significa que no se puede afectar un elemento como la Reserva Internacional sin repercusiones en todo lo demás que la componen. Advirtió de que si el objetivo es respetar la autonomía de Banxico hay que dotarlo de margen de maniobra para moldear su política, “de otra forma el Poder Legislativo estaría sustituyendo las funciones del banco”.

Emplazó el problema expuesto en la iniciativa, entendido de que en Estados Unidos redujeron sustancialmente operaciones con instituciones financieras mexicanas, pues las perciben como un riesgo elevado en materia de lavado de dinero. Alertó que “por tal razón es tan difícil para estas instituciones repatriar los billetes y monedas a su país de origen”. Advirtió que se obliga al Banxico a adquirir estas divisas, y que deben tener claro que este riesgo no desaparece, que el banco asumiría el riesgo también, y se enfrentaría a las mismas limitaciones que aquellas instituciones financieras que no pudieron repatriar o colocar en México estos billetes o monedas.

Sostuvo que Banxico es autónomo y que ha señalado diversas alternativas como solución al problema planteado en el dictamen, destacando “la implementación de medidas de ayuda, abrir más puertas de corresponsalía para todas las intermediaciones mexicanas, promover la utilización de herramientas de Banxico en apoyo a las instituciones en la realización de sus operaciones como instrumentos considerados de mayor riesgo, así como la creación de una plataforma tecnológica que el banco podría desarrollar para que las estadísticas de las operaciones que sus clientes realicen sean con las otras entidades y se transparenten”.

Posicionamiento independiente

Para el Sen. Emilio Álvarez Icaza Longoria la iniciativa a discutirse no es inocua, sino que tiene una importancia extraordinaria, ya que puede generar un enorme riesgo para Banxico de convertirlo en una lavadora de divisas de procedencia ilícita. Reconoció que el sistema financiero mexicano tiene un severo problema que es la permeabilidad al narco. Comentó que Citibank fue multado, citado por el Senado de Estados Unidos y se le impuso una multa de tres mil mdd por lavar dinero y lo mismo ocurrió con el Banco HSBC que también fue multado. Reconoció que se han impuesto controles y fiscalización en la apertura de cuentas para gente de a pie que no son permeables al lavado de dinero. Comentó que en la discusión se registró la presencia de cabilderos de distintos grupos para presionar a favor de la iniciativa, incluso “hubo cabilderos del grupo Salinas”.

Manifestó que la iniciativa no es un tema de los migrantes y que la gran cantidad de las transferencias son electrónicas. Sostuvo que “si se quisiera beneficiar a los migrantes hacemos un sistema para que de Estados Unidos al Banco del Bienestar se hagan transferencias y se beneficie directamente a la población de migrantes, que el Banco de Bienestar asuma esa línea de trabajo y beneficiemos a nuestros paisanos”.

Explicó que “el gran dinero no proviene de los migrantes, sino que se está obligando a que las instituciones de crédito mexicanas, que no hayan podido colocarlo, se lo vendan al Banxico y lo compre, por tanto Banco de México se intoxica con esa manzana envenenada, va a tener en la panza ese dinero sucio y le va a significar un problema con las instancias internacionales”. Alertó sobre el peligro de que se abra la puerta para que el sistema financiero mexicano, y con cabilderos por detrás presionando para aceptar esta iniciativa, coloquen a Banxico en riesgo. Sostuvo que en Ciudad Juárez pasan camionetas cargadas de efectivo del desierto a México y les pagan a los muchachos que manejan esas camionetas 500 dólares por viaje y un muchacho se hace cuatro viajes a la semana. ¿Ustedes alguna vez han escuchado de operativos para detener el flujo de efectivo de Estados Unidos a México? Son miles de millones de dólares que entran así. Y ahora le decimos al Banco de México “recibe y trágate la manzana tóxica”.

El Sen. Francisco Salazar Sáenz, ante un senado reconoció semidesierto mencionó que hay que recordar que hay muchas cosas en el tema económico que han sido mal hechas sin embargo, que hay otras que han sido bien hechas, como es la elevación del salario mínimo y sobre todo en la zona fronteriza se mantiene la inflación controlada. Alertó de que no hay inversión extranjera y empleo suficiente. Hay 11 millones más de pobres y una economía que va acabando y afectando primero a los más pobres. Sostuvo que Banxico ha sido el garante de que no se dispare la inflación, de que no se imprima dinero a lo loco y se mantenga controlado el tipo de cambio. Se está afectando su autonomía y cuando Banxico no sea autónomo, “entonces estamos ante la debacle, porque los gobiernos que controlan a los bancos centrales imprimen dinero, sueltan el tipo de cambio y la economía se va al suelo”.

La nueva narrativa

Si bien se nos comparte un dictamen al que le falta mayor discusión y parece caminar a toda prisa, que sin duda tiene afectaciones en nuestra economía por pequeñas que estas sean, hay atrás una historia de un dictamen que fue aprobado con 67 votos a favor, 23 votos en contra y con 10 abstenciones y que fue presentado a nombre del Sen. Ricardo Monreal, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, y de las Comisiones Unidad, por el Sen. Alejandro Armenta, presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Senadores y participaron en el debate del pleno, las senadores y senadores: Minerva Hernández Ramos, Francisco Javier Salazar (PAN); Juan Zepeda Hernández (MC); Nancy de la Sierra Aramburú (PT); Emilio Álvarez Icaza, Independiente; Freyda Maribel Villegas (Morena); Mario Zamora Gastelum (PRI), entre otros.

Y las abstenciones corrieron a cargo de Beatriz Paredes Rangel, Sylvana Beltrones Sánchez, Nancy de la Sierra Arámburo, Mauricio Kuri González, Germán Martínez Cázares, Verónica Martínez García, Mª Guadalupe Murguía, Gloría Núñez Sánchez, María Celeste Sánchez y Damián Zepeda.

Se comparte una narrativa interesante, inteligente, intensa, que hace falta socializar, seguir y compartir con el ciudadano de a pie, que no es ajeno a este acontecer y cuya participación legitima a la actividad legislativa y política en ese cambio vertiginoso al que nos vemos todos sometidos.

Artículos Relacionados