En busca de espionaje

Autor Congresistas
165 Vistas

Descomponen el escenario legislativo las recientes declaraciones de los senadores del PAN al respecto de un supuesto espionaje a su bancada. ¿Cuál sería la razón del espionaje legislativo en un escenario en el que se anuncia llegar a posibles acuerdos en torno a la reforma del Poder Judicial de la Federación y otros dictámenes importantes como la marihuana? ¿Qué sentido lleva trivializar el momento legislativo y a quién pueden beneficiar desviar la reflexión en torno de un proceso de investigación? ¿A favor de quién o de qué opera el puño de cableado que alguien puede haber adquirido en una visita a la Plaza Meave con el que se puede intentar montar un escenario mediático como si se trata de una técnica israelí de vanguardia? ¿Qué sentido tiene impactar en la prensa y desvanecer la investigación formal?

¿Escaramuzas, ardides, fintas, cabildeo, espectáculo, cabeceos de prensa formando parte de la normalidad legislativa?

Para el coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila, el hecho sorprende por los señalamientos de la bancada del blanquiazul quienes abundaron en descalificaciones generando desconfianza en el Congreso e intentando paralizar a la institución que representan y que está orientada en atender el trabajo de reformas importantes.

El legislador zacatecano asiduo navegante en las redes sociales, en las que es frecuente encontrarlo intercambiando opiniones y mensajes con los internautas, manifestó “insólitos los señalamientos frívolos sobre los órganos fundamentales del Estado, con el riesgo de que se conviertan con facilidad en escándalo nacional de sospecha y desconfianza.

No se trata de una apreciación menor sino de una alerta sobre la credibilidad y la certidumbre que debemos de reforzar a favor de las instituciones . Pero la tendencia a la escena que mantienen algunas bancadas por el protagonismo parlamentario y que ya es una pieza de la normalidad democrática se mezcla con la candilejas

Simultáneamente, el también coordinador de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta, compartió la preocupación de que “al hacerlo, con miopía, se olvidan que esto afecta a todos, y que trabajar bajo sospecha paraliza a la institución”.

El evento se da en un contexto de importancia legislativa, pues por un lado las reflexiones van en torno a la reforma del Poder Judicial y por otro, el dictamen de la marihuana, discusión que tiene en el punto de atención nacional.-Y eso lo saben bien los grupos parlamentarios, herramientas que entran a veces en sus estrategias y en el que el grupo parlamentario de Acción Nacional en el Senado, que tras denunciar presunto espionaje, obtuvieron las luminarias y exigieron investigadores y peritos especializados de la Fiscalía General de la República, un órgano independiente del gobierno, imparcial, que cuenta con los elementos técnicos y humanos para investigar y demostrar el desproporcionado espectáculo de un supuesto espionaje que desde el principio se desmanteló por lo inapropiado de acabar con la cadena de custodia.

Resulta interesante revisar el posicionamiento que tiene como objetivo documentar y poner al descubierto el inapropiado montaje del PAN sobre el supuesto espionaje en el Senado.

El escrito presentado a la prensa por el senador Monreal Ávila expone con precisión la información desde otra perspectiva, un enfoque en aras de la transparencia necesaria de la discusión que ha sostenido un intenso tono mediático por parte de los senadores panistas y atendiendo la naturaleza representativa del Senado.

En el documento despliega los siguientes argumentos:

El Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en el Senado de la República, así como las demás fracciones, solicitaron a la Fiscalía General de la República que interviniera para investigar el supuesto espionaje en la Cámara Alta, mismo que las y los legisladores del blanquiazul denunciaron con cables y micrófonos presuntamente arrancados de la pared de sus oficinas, manipulando la evidencia y rompiendo la cadena de custodia.

La Fiscalía General de la República comenzó la investigación, trabajando jueves, viernes, sábado y, hasta este momento, no se han dado a conocer los avances de la indagatoria ni los resultados de los peritajes.

A pesar de que no se conocen los resultados de los trabajos realizados por los investigadores y peritos de la Fiscalía General de la República, el PAN, en una conducta incomprensible y contradictoria, emitió un pronunciamiento en redes sociales, expresando desconfianza y desacreditando por anticipado el trabajo de la Fiscalía. Adelantó que contratará un “peritaje de prestigio global, para probar que instalaron ilegalmente micrófonos en sus oficinas”.

Obviamente, saben que fue un montaje y tratan de ocultar su maniobra equivocada y burda orientada a desprestigiar a Morena y a las instituciones autónomas, como la propia Fiscalía y el Senado de la República.

Se destaca en el comunicado la solicitud de atención a fin de que “en unidad, no permitir que triunfen la mentira ni la maniobra perversa”.

Es posible que las tensiones que se viven también en el Senado se desvíen por jocosas rutas

Artículos Relacionados