SARS-CoV-2, amenaza

Autor Congresistas
398 Vistas

Hoy por hoy, contra el coronavirus: la higiene

Como era de esperarse el coronavirus trascendió nuestras fronteras y quedó confirmado que formamos parte de una aldea global, una comunidad que finalmente comparte las experiencias y los múltiples efectos globales de los que tenemos mucho que aprender, recibir y dar.

En China y en Asia se emprendieron todos los esfuerzos para enfrentar una infección para la cual no hay aún vacuna, incluso fuimos testigos de los prodigios de la construcción de un hospital en China en sólo 10 días y las rutas a las que apunta la medicina.

La epidemia no ha encontrado vacuna y sorprende que no sólo se enfrentan enfermedades degenerativas sino infecciosas, también provocadas por virus y bacterias en evolución. Queda de estas enfermedades y padecimientos del Tercer Milenio la secuela de muerte, pero también sus lecciones de vida, de altruismo, de grandes desafíos médicos y que el mundo deja de ser igual.

Después del fantasma de una pandemia en globalidad, los países no pueden ser los mismos y sin presentar exigencias médicas y sociales de igualdad y derechos.

Con más o menos defensas y adelantos, la medicina mexicana tienen sus reconocimientos internacionales, y la organización de un sistema público y privado, el primero conformado por la Secretaría de Salud, el IMSS que nos habla de una salud social por su identificación al universo del trabajo y la familia, y el ISSSTE orientado a la burocracia, todos nos anuncian a todo un sistema con presencia nacional, pero también ligado a una medicina de vanguardia y de perfil social.

Si bien, el sistema de salud a experimentado una serie de sacudimientos por la carencia de condiciones y medicamentos en las instituciones de alta especialidad en salud, la desaparición del Seguro Popular y su transición al Instituto de Salud y Bienestar (INSABI), conviene tomarlo con calma, orden, disciplina, cuidado y seguir las recomendaciones de la autoridad en salud, pues estamos ante un problema de emergencia y Seguridad Nacional, es indiscutible que hay el acecho de una pandemia y debemos estar tranquilos, seguir a pie juntillas con las recomendaciones, y apoyar los trabajos que se realicen en la materia.

Hoy por hoy, no hay otra ruta mejor que la prevención, por lo que hay que redoblar la higiene, seguir lo básico, que es lavarnos las manos varias veces al día, desinfectarlas, limpiar las superficies de lo que utilizamos y seguir rigurosamente las recomendaciones de la autoridad de salud.

La Secretaría de Salud del Gobierno de México en acuerdo con las autoridades internacionales de Salud, sostiene una interesante estrategia que da respuesta a la emergencia de la salud pública ante el SARS-CoV-2, a fin de brindar acceso a toda la población a las recomendaciones de las medidas de prevención y control de las infecciones. Se precisa el objetivo de reducir los riesgos de contagio de virus respiratorio tanto a nivel comunitario como en los centros de atención a la salud pública y privada.

Para nuestra tranquilidad se informa que el personal del sistema de salud de primer, segundo y tercer nivel da atención en todos los centros de salud públicos y privados, incluidos los ubicados en Puestos de Salud y aeropuertos que dan atención al viajero y migrantes que tienen la responsabilidad de cumplir con los lineamientos nacionales que el personal en salud debe brindar a las personas con la enfermedad de SARS-CoV-2 (Covid-19) y sus contactos.

Consideraciones

Se explicó que los mecanismos de transmisión del SARS-CoV-2 se da por contacto directo o a través de gotas que se producen al hablar, toser, estornudar, con la diseminación por vía aérea, por tanto es recomendable el uso de tapabocas en atención de todas las personas que han sido afectadas por neumonías o infecciones respiratorias agudas graves.

Y así se entiende el hecho de que tenemos que aprender a toser y estornudar utilizando un pañuelo que después tendremos que desechar con sumo cuidado y así evitar la propagación de la enfermedad respiratoria.

Hay que tener un especial cuidado cuando hayamos entrado en contacto con personas que presenten síntomas respiratorios como son estornudos, tos, ya que se tiene el riesgo de exponerse a gotas respiratorias especialmente infecciosas y por los siguientes agentes: Coronavirus, Influenza, Adenovirus, Bordetella pertussis, Faringitis estreptocócica y Neisseria meningitidis.

Al respecto del SARS-CoV-2, hasta ahora se conoce que la transmisión del virus se da por personas infectadas que cuentan con síntomas leves o asintomáticas. Sin embargo, aún no se conoce la frecuencia de estos casos y su efectividad para la transmisibilidad del virus, convirtiéndose en un elemento que dificulta potencialmente el control de la epidemia.

Otra incógnita que rodea a la infección tiene que ver con el tiempo que el SARS-CoV-2 es capaz de permanecer en superficies inanimadas. Se cuenta en este enfoque con el dato, de que, otros coronavirus pueden permanecer hasta 9 días sobre las superficies, por lo que es importante resaltar la higiene de manos, evitar tocarse la nariz, ojos y boca, a fin de evitar la autoinoculación. Igualmente, el que se debe observar la adecuada limpieza y desinfección de superficies ya que son elementos fundamentales en el control de infecciones.

Observaciones

Se recomienda brindar una especial atención a personas de cualquier edad que presenten enfermedades de tipo respiratorio agudo, con antecedentes de viaje y estancia en China o han estado en contacto con lugares que ya se han detectado afectados por el virus y la forma de cómo se ha expandiendo el virus.

No se olvida recomendar la conveniencia de atender de emergencia a casos confirmados por laboratorios y análisis.

Medidas preventivas para todos

Lavarse con frecuencia las manos con agua y jabón, limpiarse las manos con desinfectante con base de alcohol con una concentración recomendable entre 60 y 80%.

Procurar lavarse las manos antes de comer y después de utilizar el sanitario.

Limpiar y desinfectar con alcohol las superficies de contacto frecuente con las manos o al menos una vez al día.

Se recomienda que en caso de presentar los síntomas de contagio, se debe permanecer en su domicilio hasta la resolución de lo síntomas, si se requiere de atención medica se recomienda utilizar la etiqueta respiratoria y de estornudo, cubrebocas o mascarilla quirúrgica al salir o al permanecer en su domicilio.

A las personas que regresan de lugares en donde se ha detectado el Covid-19 se les recomienda permanecer en su domicilio por 14 días después el último contacto, estar pendiente de las recomendaciones de las autoridades de salud, llevar un registro de las personas con las que de forma inmediata estuvo en contacto y comunicarse de forma inmediata con la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria (UIES), al teléfono 8000044800 en caso de dudas, desarrollo de síntomas o datos de alarma.

Se recomienda que, en el caso de presentar los síntomas durante el cuestionario clínico estandarizado, el personal del UIES coordinará la revisión del paciente en su domicilio o su traslado a la Unidad de Atención correspondiente avisando para su recepción en evaluación clínica.

De presentar los síntomas sospechosos o un diagnóstico de infección por SARS-CoV-2 y se detecta una sintomatía leve, sin datos de alarma, se podrá adoptar un tratamiento ambulatorio con aislamiento domiciliarios y se recomiendan las precauciones aplicadas a personas que sufren infección respiratoria aguda leve con monitoreo del UIES.

Se recomienda evitar el transporte público para personas que presenten los síntomas de la infección, acudir a revisión al presentar los síntomas, constantemente lavarse las manos.

Se dan recomendaciones para los familiares de las personas que han sido afectados por el virus como es lavarse las manos previo al ingreso y antes de colocar y tras retirar las precauciones de contacto y gotas, además de la conveniencia de ser auxiliado por el personal de salud.

Se aconseja evitar el número de visitas, restringir las visitas si el familiar padece la infección sobre todo cuando los más afectados por el virus son los niños pequeños, adultos mayores, personas con afectaciones pulmonares, cardiacas, reumatológicas, cáncer, diabetes, además se alerta sobre la vulnerabilidad de las personas que usan cortisona se abstengan de realizar visitas hospitalarias.

Entre las recomendaciones, habrá que resaltar primero, que son amplias y también refiere al tratamiento de la ropa de cama y del paciente, equipos y utensilios médicos, de ventilación, muebles en el cuarto del paciente, tratamiento de la higiene de las superficies, utensilios de alimentación, de basura y desechos biológicos, recomendaciones para el personal médico y las observaciones en caso de fallecimiento.

Artículos Relacionados