Prendan la luz

Autor Congresistas
141 Vistas

A discusión la propuesta de Reforma Eléctrica de Andrés Manuel López Obrador. El punto de partida la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados que abre paso a la reforma de los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución.

Un tema de sumo interés para la ciudadanía de a pie, ya que influye en el modelo de la electricidad, en el costo para el bolsillo, el costo empresarial e industrial, de la producción y de servicios.

Será de origen la Cámara de Diputados la que a partir del uno de abril debata el documento que se adentra en la ruta de comisiones.

Se sentencia por los partidos de oposición que la reforma no pasará tal y como la presentó el Ejecutivo.

En Morena, desde que llegó la propuesta no ha estado previsto el mover una coma en el Dictamen, de un renglón ni de un punto o un entrecomillado que contravenga lo ordenado.

Pero llegó la fecha del estire y afloje, de las negociaciones, la presión, las seducción, la amenaza y hasta la idea de la venta y compra de alguna que otra voluntad para que llegue a puerto la reforma.

Con la celebración de 28 parlamentos abiertos, más de una centena de intervenciones de empresarios y especialistas, legitimada la participación plural y los alentadores jaloneos, reforzadas con la intervención de las empresas y funcionado de gobiernos extranjeros transitando el “lobbismo de escalada internacional”, se sortean corrientes.

El caso es que ni empresarios ni partidos ni grupos de oposición ni especialista ni empresas extranjeras ven allanadas su preocupación con la inclusión de sus propuestas.

En la antesala del debate se vieron las especulaciones multimillonarias, los presagios de lluvias de amparos de empresas multinacionales, denuncias de violaciones al T-MEC. Se observa preocupada la atención del embajador de Estados Unidos, Ken Salazar y la observación escrutiñadora de John Kerry, responsable del Cambio Climático del Gobierno de Estados Unidos, acompañado de un grupo de empresarios norteamericanos, quienes se reunieron con el presidente López Obrador por cerca de cinco horas, anunciándose por John Kerry después, el acuerdo de la formación de un grupo de trabajo de seguimiento que por cierto López Obrador anuló con una declaración.

Cruce de caminos

La propuesta se perfila por la sinuosa ruta de las aduanas de los representantes de los grupos parlamentarios en el Congreso. Los que están a favor, los que se pronuncian por la oposición y los de la alianza que representa Morena, PVEM y PT, pero en el contexto de la dictaminación sobre la constitucionalidad de la Reforma Eléctrica a cargo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), escenario del poder en el que también gravitan los ministros, que hoy se juegan la confianza, la credibilidad y la autonomía de un Poder que forma parte de un sistema de división de Poderes.

Se cruzan apuestas y también las arengas, las descalificaciones, acusaciones de traición a la patria y posicionamientos, extremos llamados a la rebelión, lo cierto es que se juega el futuro de cada partido de cara a las elecciones de seis gubernaturas, la credibilidad y confianza de un gobierno cimentado en un Estado de Derecho y a la sombra de la Constitución en la narrativa.

En la plataforma de medios

Reactivo a las declaraciones de los distintos grupo parlamentarios que cobijados en la Alianza por México, dejando claro que sin modificaciones la reforma eléctrica no pasará la LXV Legislatura de la Cámara de Diputados despierta de un largo letargo.

Para el diputado Ignacio Mier Velazco, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, la Reforma Eléctrica “bien vale una misa” comento a la prensa parafraseando al rey ingles Enrique VIII, también anunciando una posible discusión programada para la Semana Mayor, ello al margen “del falló que pueda emitir la Corte al respecto o la constitucionalidad o no de las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica. Indicó que su bancada no desistirá “de sacar adelante la reforma eléctrica, que promueve el Ejecutivo Federal”.

Mier Velazco no ve razón para aplazar la reforma ya que los distintos grupos parlamentarios han presentado sus propuestas y dijo que hay “tiempo para para realizar modificaciones y la reforma eléctrica”. Ante los reporteros sostuvo que ya está en circulación el dictamen de la reforma eléctrica, destacando que en lo que se pueda enriquecer el texto durante los cinco días que establece la ley.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), resaltó ante micrófonos y cámaras de televisión, que Morena coincide en cerca de “6 de los 12 puntos que contempla la iniciativa de reforma eléctrica que anunció la coalición Va por México y que podrían ser analizados y contemplados en el dictamen que ya se distribuyó”.

Y así fue desgranando las coincidencias como el punto base de “garantizar el derecho constitucional a que la electricidad, su uso, su suministro y precios asequibles sean una precondición para que los ciudadanos puedan disfrutar del derecho al agua, a la seguridad, a la alimentación y a la salud”. Con referencia al agua de uso agrícola, Mier Velazco mostró “el acuerdo a que a su tratamiento no se le aplique una tarifa industrial y bajen los precios, a fin de poder garantizar también el derecho a la alimentación para todos y todas”.

Trazó las coincidencias en materia de seguridad, “de que las tarifas del alumbrado público sean consideradas de servicio público y no comercial, como es actualmente, y de esta manera bajen, pues la electricidad es fundamental para garantizar la seguridad de los ciudadanos”.

Se fueron dando señales en las declaraciones con la prensa de que en la cúpula morenista se viene tejiendo fino ante la posibilidad de acordar de conjunto las reformas constitucionales.

Tiempo de sobra para responder a todas las dudas de los representantes de los medios y orientado en restaurar el diálogo con los partidos resistentes a acompañar las reforma eléctrica, la principal es la preocupación municipal, de tal forma que las entidades más cercanas a la gente asume la deuda de los Ayuntamientos como es el caso de Acapulco que carga una deuda de 750 millones de pesos por alumbrado público y según Mier Velasco es “uno de los municipios con mayores índices delictivos” de ahí que sea necesario que “se incorporen criterios de servicio público a la electricidad y las tarifas para el alumbrado público, que debo decir, es la segunda tarifa más alta de todas las tarifas que tenía la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”.

Reiteró que uno de sus fines es proteger el interés público, anunciando que se da una buena participación en el mercado.

Artículos Relacionados