Para mejores decisiones, información basada en datos. LabDO

¿Qué es el INAI y cuáles son sus funciones?

Autor Congresistas
847 Vistas

Hoy un tiempo en que todas las instituciones autónomas cruzan por la banda funcionalidad, institucionalización del derecho a la información, el cristal de solidez a la luz de la Cuarta Transformación, rendición de cuentas, la importancia de la transparencia en la acción pública, de reconocimiento sobre la importancia de los datos, de los costos, de la forma de empleo de los recursos públicos, cabe preguntarse sobre la forma de cómo contribuye el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) a la construcción y consolidación de ciudadanía a y favor de una cultura de la Información, rendición de cuentas y de derechos humanos para una democracia en la cual los ciudadanos cuentan con derechos políticos y sociales, pasa por una política de de comunicación de Estado.

El INAI nace y hoy hay que reforzarlo de propios y extraños a la institución, como una institución autónoma con una misión constitucional que es principalmente garantizar el derecho a la información a la ciudadanía. Surge como un organismo público constitucional autónomo para establecer conforme el artículo 6° de la Constitución, la garantía de los derechos de acceso a la información y de protección de datos personales en posesión de sujetos obligados y particulares que van más allá de una conferencia Mañanera y se finca en un tejido de gestión que contribuya con la información necesaria para toda toma de decisiones que involucran la participación política y de política pública.

A partir de la reforma constitucional en materia de transparencia de 2014 y la entrada en vigor de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública (LGTAIP), el 5 d e mayo de 2015, el ejercicio y la garantía del derecho de acceso a la información bajo los principios de máxima publicidad, difusión proactiva de información de interés público, promoción de la cultura de la transparencia y fortalecimiento de la rendición de cuentas al tiempo que incentivó la participación ciudadana y distribuyó las competencias entre organismos garantes, es reflexión obligada conocer el estado que guarda el INAI y la construcción de una cultura de información y sus planeación para 2024.

Si bien el INAI es una institución recientemente creada a favor de una cultura de rendición de cuentas sus bases se encuentran con deficiencias como es el registro de información, tampoco aparece contra con la continuidad debido con los registros, por no cumplir con las bases y criterios con una información requerida en el circuito digital al que se supone están inscritas las dependencias federales. Así observamos que no hay acceso a directorio de funcionarios, direcciones de ubicación, números telefónicos y como remate las dependencias para atender la comunicación no brindan atención ni cuentan con presencia institucional.

Un ejemplo de incumplimiento con la transparencia se dio en el caso de la desaparición de las páginas de Compranet en la red digital que no mereció explicación alguna o una serie de eventos frecuentemente presentes en las páginas de la red digital en la que no aparecen documentos.

No obstante de que la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública (LFTAIP), publicada el 9 de mayo de 2016 en el Diario Oficial de la Federación (DOF), proveyó del entramado legal necesario para garantizar el derecho de acceso a la información en posesión de cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo de los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos y fondos públicos, así como de cualquier persona física, moral o sindicato que reciba y ejerza recursos públicos federales o realice actos de autoridad en el orden federal, la información sigue siendo inalcanzable y en ocasiones letra muerta.

Qué tan eficiente le resulta al INAI una institución que ha visto en las redes el escaparate en que se ha convertido en la tentación de la promoción personal para una carrera políticas para quienes presiden la institución como se ha dado muestra en las últimas gestiones ¿Cómo se dio la gestión de la información durante la pandemia? ¿Cómo opera al servicio del ciudadano común en una oficina de comunicación social orientada a la promoción del presidente del INAI en la dinámica de las redes sociales?

Se ha olvida la misión del INAI que es el cumplimiento de “garantizar en el Estado mexicano los derechos de las personas a la información pública y a la protección de sus datos personales; promover una cultura de transparencia, rendición de cuentas, debido tratamiento de datos personales para el fortalecimiento de una sociedad incluyente y participativa”.

EL INAI libra muy alejado de los ciudadanos una batalla entre el ser y no ser sometido entre el voluntarismo presidencial que apuesta a la austeridad y una comisionada adicta al exhibicionismo.

Artículos Relacionados