Que coman primero los que nos dan que comer

Autor Congresistas
13 Vistas

El coronavirus SARS-CoV-2 ha representado serios riesgos para la salud, la economía y otras ramas de las actividades humanas incluyendo a la agricultura, la producción y el abasto de alimentos. El combate contra el COVID ha implicado una serie de medidas para evitar la movilidad de la población, promover el confinamiento social, aplicar la sana distancia y esto ha implicado la utilización de cuantiosos recursos públicos ante la amenaza de un nuevo rebrote de virus que viene desbordando fronteras.

Hasta la fecha no nos hemos quedado sin alimentos, el abasto está garantizado y los supermercados lucen sus estantes surtidos. ¿Cómo se ha logrado la producción? ¿Cómo se ha ido garantizado el abasto? ¿Cómo se vienen librado las presiones que el coronavirus puede presentar en el campo? ¿Cuál es el impacto que tiene en la cadena de suministros que van desde las necesidades que presenta la actividad agrícola para la producción y las cadenas de abastecimiento? ¿Cuál ha sido el impacto que ha tenido en campesinos, productores, indígenas, familias rurales y como han sorteados los meses de amenaza?

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), a cargo de Víctor Villalobos Arámbula, ha trazado las rutas para sostener y fortalecer la vocación y tradición agrícola de México, tanto al interior del país como con países del exterior en un permanente flujo y reflujo de experiencias y conocimientos, incluso que van desde el mercado hasta la investigación, de la ciencia y a la cotidianidad.

Y van las notas

Según información registrada al mes de abril de Sader, el Programa Producción para el Bienestar (PpB) aceleró su operación, y mostró un avance de 45.5% en la dispersión de apoyos directos a favor de productores de maíz, frijol, trigo, arroz, amaranto, chía y otros granos, así como de café y caña. Se trata de un programa prioritario cuyos apoyos suman al 30 de abril 5 mil 8 millones 945 mil pesos, representando 45.5% del presupuesto anual de PpB de 11 mil mdp, mismos que fueron entregados, por la vía de depósitos bancarios, órdenes de pago y giros telegráficos, a un millón 68 mil 772 productores.

El programa también tiene como objetivo amortiguar en lo posible los efectos económicos de la cuarentena por COVID-19 y, con el énfasis en que los “beneficiarios tengan el estímulo para continuar trabajando sus tierras y que ellos y sus familias, que son quienes producen alimentos, coman y mantengan el abasto de los cultivos básicos para cubrir las necesidades de la población”.

El subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera, sostuvo que la PpB contribuye a la autosuficiencia alimentaria, y en ese sentido no podemos, no debemos detener el programa. Todo lo contrario. Se está haciendo el mayor esfuerzo para agilizar la dispersión de los apoyos, a pesar de las limitaciones de movilidad. El apoyo que ha recibido la Secretaría de Agricultura para esta tarea por parte de la coordinación general de Programas Integrales de Desarrollo de la Secretaría de Bienestar y del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) resulta crucial.

Informó Sader que para el 31 de mayo, el programa PpB logró un avance de metas del 79.6% en el total de productores para apoyar en 2020 y de 69.5% en cuanto al presupuesto anual ejercido. Siguiendo la ruta de la transparencia, el secretario Víctor Villalobos Arámbula, manifestó que PpB cumple con el principio del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador: “que coman primero los que nos dan de comer”, dirigido a productores de pequeña escala, de menos de cinco hectáreas (ha), en todo el país y orientado a la agricultura familiar y de autoconsumo.

El Programa atiende de forma directa al productor de pequeña escala, de granos básicos con 1,600 pesos para los poseedores de hasta cinco ha y con mil pesos para los de entre 5 y 20 ha; con cinco mil pesos para los de 5 ha de café, y 7,300 pesos para los cañeros con hasta 20 ha. El 60% del respaldo con el programa está enfocado a la agricultura familiar, de autosuficiencia, y el 40% restante apoya a productoras y productores que logran excedentes que colocan en los mercados locales.

Respondiendo a las inquietudes de la pandemia originada por el COVID, resaltó el dato de que la operación de PIB se ha acelerado en el marco de la pandemia, a fin de que las y los productores beneficiarios cuenten de manera oportuna con sus apoyos y tengan liquidez para sembrar y/o avanzar en las labores de cultivo.

Se descorren los datos que explican la dinámica del programa prioritario del gobierno de México que ha representado un apoyo a un millón 670 mil 713 productores de maíz, frijol, trigo, arroz, amaranto y chía, entre otros granos, y café y caña, esto es, 79.6% respecto de la meta anual de 2.1 millones de productores.

Fue sopesado un recurso que suma 7,652.5 mdp, el 69.5% de la meta anual de 11 mil mdp, fueron apoyados un total de productores apoyados, el 61% que se ubican en el sur sureste, de estos de cada 10, tres son mujeres y el 37.2% son productores de localidades indígenas. El 85.2% de los productores apoyados son de pequeña escala, lo que significa hasta con 5 ha de temporal y 0.2 de riego y 14.8% de mediana escala entre 5 y 20 ha de temporal y entre 0.2 y 5 de riego.

En los objetivos duros destaca el que el gobierno de México canaliza 22 mil 702 mdp en apoyos a productores de pequeña escala del país, lo que traduce el mayor presupuesto asignado de manera directa en beneficio de 3.1 millones de agricultores y pescadores de pequeña escala, principalmente, a través de los programas prioritarios: Producción para el Bienestar, Precios de Garantía, Fertilizantes y Bienpesca.

En tiempos COVID resulta alentador conocer que Víctor Villalobos Arámbula, secretario de Sader, va en la ruta de la información y de la transparencia.

A la vista programas que benefician a 5.5 millones de personas mayoritariamente de la población rural, campesinos y de comunidades indígenas con el esquema de Canasta Básica. Explicó que se trata de una canasta integrada por alrededor de 40 productos, con un ahorro en su costo de más del 30% y cuyos estímulos en su conjunto tienen el objetivo de mejorar los ingresos y calidad de vida de las personas que se ubican en territorios rurales y costeros.

Además de “programas prioritarios que llevan bienestar en el sector primario, en el contexto de la pandemia por el COVID-19 y la necesidad de asegurar la reactivación económica, el titular de Agricultura aseguró que estas acciones, asociadas también al fomento productivo, benefician al menos a un universo de 14 millones de personas que refleja el número de productores y sus familias de escasos recursos.

La Sader es atenta a tomar las medidas necesarias para garantizar la aplicación, en tiempo y forma y en el ámbito de sus responsabilidades, de las disposiciones emitidas por el Consejo de Salubridad General para atender la emergencia por el virus y las que vengan de la sequías, inundaciones o incendios, no son tiempos fáciles para ningún sector y menos para la producción de alimentos.

Son tiempos de cambios, intercambios, acuerdos y colaboraciones, en un marcó de transformaciones en que se destaca la reunión virtual celebrada entre el secretario de Agricultura, y los ministros del ramo en la región Alianza Pacífico: Colombia, Chile y Perú, de Sudamérica: Bolivia y Ecuador, con una agenda enfocada a compartir protocolos de sanidad, acciones y experiencias para la mitigación de efectos del COVID-19 en el sector agroalimentario.

Los funcionarios en la videoconferencia, coincidieron en la oportunidad que representa establecer un mecanismo de información, en coordinación con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), para el manejo de políticas públicas que incidan en la productividad agropecuaria, así como estadísticas y volúmenes de producción para un manejo fiable de demanda y excedentes de alimentos.

Acompañado por Roberta Lajous Vargas, coordinadora ejecutiva de la presidencia Pro Témpore de México en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y del representante del IICA en México, Diego Montenegro, el titular de Agricultura de México señaló que el gobierno federal ha actuado y definido una política orientada a disminuir los impactos en la salud pública y el rubro económico.

Resaltó que en el sector agroalimentario hay una política clara para la producción, suministro y comercialización de alimentos, así como la continuidad a las exportaciones en cumplimento de los compromisos con los mercados internacionales. “Los productores y productoras no han bajado los brazos y contribuyen a la seguridad alimentaria en el país” y agregó que “se trabaja con los países hermanos centroamericanos para poner a su disposición productos que pueden resultar excedentarios ante la contracción o cierre temporal de la industria hotelera y restaurantera del país”.

El director del IICA, Manuel Otero, indicó que esta convocatoria es complementaria al encuentro realizado con los países de Mesoamérica y República Dominicana, y a otras que se sumarán en los próximos días, a fin de atender el tema de seguridad alimentaria. Se destacó la importancia de trabajar juntos en los retos de la agricultura, además de que se está armando una aplicación para el manejo de excedentes de productos agropecuarios y ponerlo a disposición de las regiones mesoamericanas, andinas y del Pacífico Sur, dejando en claro que el Instituto estará al lado de ustedes para formular proyectos enfocados a fomentar una agricultura más productiva y sustentable.

Los ministros de Agricultura de Ecuador, Javier Lazo; Colombia, Rodolfo Zea Navarro; Bolivia, Beatriz Capobianco Sandoval, y de Perú, Jorge Luis Montenegro, así como el subsecretario de Chile, José Ignacio Pinochet, coincidieron en ratificar su compromiso de estrechar lazos de colaboración para superar unidos esta pandemia.

Acordaron instrumentar las mejores políticas en el sector agropecuario y pesquero en esta etapa de crisis, y compartir experiencias en manejo de mercado local, sistemas de almacenamiento, infraestructura, logística y exportaciones para disminuir los efectos del coronavirus.

Artículos Relacionados