El espacio público es nuestro

Autor Congresistas
146 Vistas

Entrevista con la consejera Claudia Zavala Pérez

Ante un proceso electoral en el que entran en competencia un mayor número de cargos de elección de la historia, los ciudadanos no sólo se encuentran con momentos complicados, inéditos, históricos, marcados también por la reelección continua y la paridad de género, la fiscalización y la exigencia para disponibilidad de información que le permita construir su decisión electoral que es el voto, estamos ante un escenario electoral que agita a tres órdenes de gobierno, incluyendo al federal.

Se confirma el atractivo internacional de las elecciones mexicanas con más de 90 millones de mexicanos que irán a las unas, la mitad de los sufragios correrán por cuenta de las mujeres y que por mitad y mitad estarán en las listas de candidatos, mujeres, hombro con hombro compitiendo con los hombres por un cargo de elección como gobernadora, diputada federal o local y presidenta municipal.

No hay antecedente electoral tan agitador de ánimos y ello nos habla de que estamos ante una fiesta democrática más que exige de toda la información veraz y oportuna que va más allá de la propaganda y el vértigo de la mercadotecnia, del espectáculo, hacia la visibilidad de la importancia de la paridad en las elecciones en libertad con todo y pandemia.

Charlar sobre comunicación, información, educación cívica y fiscalización en el proceso electoral 2021 organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), tras 30 años de la creación del Instituto Federal Electoral (IFE), resulta indispensable para entender este momento electoral que habla mucho sobre nuestros avances de los procedimientos electorales y la irreversible ruta hacia la democratización de las estructuras de poder en México, de las contiendas políticas y los cambios en la gobernanza, siempre reforzando la vocación democrática.

No son estas elecciones, comicios que se eslabonen a otros inéditos e intensos sino el balance de los esfuerzos que se cristalizan y con motivo de la charla con la consejera electoral del INE, maestra Claudia Zavala Pérez, presidenta de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos y del Comité de Radio y Televisión y de la Comisión del Servicio Profesional Electoral Nacional.

C: Estamos por celebrar los comicios en los cuáles se destacan el mayor número de cargos de elección, en este escenario ¿que importancia tiene la comunicación, información, educación y capacitación cívica?

Z: Comento tres temas claves que para mí son muy relevantes. Uno, más allá de la capacitación que se le da a la ciudadanía que participa en los procesos electorales: Educación Cívica. Por supuesto que uno de los grandes retos, pero no sólo de este Instituto, sino de un trabajo interinstitucional, es generar las condiciones para que exista una plataforma de información que llegue a toda la ciudadanía y que permita hacer la conciencia de las personas de que los verdaderos poderosos en una democracia son esas personas, exactamente, que el espacio público nos corresponde a nosotros, las y los ciudadanos y que la clase política –nuestros representantes– tienen que trabajar sobre la base de lo que la ciudadanía quiere y necesita. Ese es un tema superimportante.

¿Qué hacemos como Instituto ahí? Pues, que tenemos un gran proyecto que es la Encívica, pero hoy le hemos dado un toque específico para relacionarnos con más instituciones y para tener una conexión más efectiva a fin de poder cumplir con uno de los fines que tenemos como institución, conscientes que no lo vamos a lograr solos como institución, sino que este es un trabajo coordinado, interinstitucional y multidisciplinario, y en eso estamos hoy transformando nuestros esfuerzos, en esta parte de Educación Cívica.

Tenemos proyectos, por ejemplo, que son celulares que tienen que ver con un trabajo muy de la mano con organizaciones de la sociedad civil para llegar a células pequeñas, a comunidades pequeñas, que afortunadamente después de 10 años se han ido expandiendo este tipo de esfuerzos, pero también tenemos una visión institucional que tenemos relaciones y que hoy estamos concretándola, quizás de manera más concreta con instituciones internacionales e instituciones nacionales, de tal forma que podamos llegar a jóvenes, a personas en situación de vulnerabilidad o a grupos en situación de vulnerabilidad y a la sociedad en su conjunto. Entonces ahí estamos haciendo esos esfuerzos.

La otra parte comunicación. Ahí creo que tenemos que tener todavía, y sí, hacer más esfuerzos. Porque no basta que nosotros tengamos la información pública, que nosotros subamos todos los documentos, sino que tenemos que generar procesos de comunicación claros, efectivos y concretos, ¿no? esto es, no el todo sino una información más precisa para ir caminando con la ciudadanía. Ahí es un pendiente que todavía tenemos que trabajar mucho como institución, no sólo desde la página que nosotros nos comunicamos en Internet, donde tenemos toda la documentación y que nos ayuda también a cumplir con obligaciones de transparencia, sino que estamos ahora reforzando y ya tenemos un tiempo donde decimos el voto informado justamente el proceso de comunicación que vamos a hacer momento a momento para informar y sobre todo cuando tenemos un proceso de desinformación o de noticias falsas.

Pero creo que ahí hay que seguir trabajando, hay que generar esos procesos concretos de comunicación que nos permitan conectar con la ciudadanía e ir dando la información paso a paso colocándola en todos los medios, en los medios de comunicación masivos, en las redes sociales pero con mensajes claros directos que le permitan a la ciudadanía comprender los procesos que tiene el INE para cumplir con sus atribuciones. Y la otra parte, como usted dice también, de estas grandes asignaturas que tenemos dentro de nuestra competencia, pues tiene que ver con la fiscalización, y efectivamente, hoy hay un gran reto.

C: Hay temas como la fiscalización de los recursos que no han sido suficientemente resueltos. Los recursos en las campañas son clave desde la perspectiva de la equidad en la competencia sino la relación también con la legalidad, ¿qué decir sobre el tema?

Z: El INE cumple con su responsabilidad de fiscalizar peso a peso, centavo a centavo, el recurso público que otorga a los partidos políticos. Ahí creo que hemos cumplido con nuestra responsabilidad. Pero hay otra parte que nos tenemos que hacer cargo pero no sólo el INE solito, sino que tiene que interactuar con otras autoridades del Estado para poder hacerse cargo de ese dinero y le voy a poner este adjetivo “ilegal”, porque puede ser ilícito, puede ser de empresas, de grupos de facto, de poderes de facto, en el que hay que poner atención, porque una de las grandes cosas que debemos de cuidar en nuestros procesos es que lo ilícito, lo ilegal no empañe el principio democrático.

Y ahí sí, lo que necesitamos es hacer una gran red de autoridades de Estado que nos permita a todos dentro de nuestro ámbito de competencia poder verificar dónde están las cosas, dónde están los temas y atenderlos desde nuestras responsabilidades. Esto tiene que ver precisamente con la fiscalización y el cuidado de la no inyección de recursos ya sea provenientes del poder o de grupos de facto en las campañas de los procesos electorales.

C: En está elección estamos escuchando términos y momentos nuevos como es la paridad de género en las candidaturas, reelección inmediata, en esta elección va alcanzando un especial relieve la elección federal para renovar la Cámara de Diputados, una participación mayor del INE en los procesos electorales locales. No hay mayor abstracción que la naturaleza legislativa y están en juego la elección también de los congresos estatales. Es sin duda una elección compleja para el ciudadano, ¿qué decir?

Z: En el tema de paridad, la paridad de género, la participación igualitaria, lo que le voy a decir es que en 2019, como usted lo dice, tuvimos una legislación abstracta constitucional, en el máximo consenso que podemos tener que se concreta en la Constitución de no sólo poner ya el principio de paridad como rector de todo nuestro sistema, sino de exigir la paridad en todos los niveles, en todos los niveles de gobierno, en todos los cargos para los dos géneros, hombres y mujeres. Y esa gran abstracción que usted así lo dice porque así es la Constitución son las normas más abstractas que podamos encontrar, hoy nos corresponde irla materializando a las autoridades a todas, a todas-

Me voy a enfocar ahora al tema electoral porque esta es la canchita de competencia que nosotros tenemos. ¿Cómo la vamos a materializar? Bueno, pues es que hoy hay normas concretas que han derivado de jurisprudencias del Tribunal o que se encuentran en disposiciones legales que todos los estados a partir del principio de paridad, que exigen que se generen condiciones o que se tomen medidas para hacer efectiva la paridad y la participación de hombres y de mujeres de forma igualitaria. Y de esto nos hemos hecho cargo las autoridades electorales a partir de los lineamientos o de los acuerdos que emitimos, en donde prevemos acciones afirmativas para favorecer desde la postulación de candidaturas pero también en la integración de los órganos de representación legislativos o de gobierno, por ejemplo, ayuntamientos que haya igual número de hombres e igual número de mujeres en las contiendas electorales y en la integración de los órganos.

C: Que se logró en la Cámara de Diputados.

Z: Sí, se logró, pero por las acciones afirmativas que tomamos en el 2018.

C: ¿No por legislación?

Z: Sí, es que había al principio, y nosotros lo que adoptamos para avanzar en ese tema, acuérdese que una de las grandes decisiones fue el encabezamiento por mujeres de las mismas, eso permitió que más mujeres al ser los primeros lugares se incorporaran a los órganos legislativos y pudiéramos subir el número de representación de las mujeres en la integración de los órganos, porque naturalmente esas listas y normalmente siempre lo que presentaban los primeros lugares eran los hombres. Entonces, un partido político que le correspondía un lugar, pues siempre iba a entrar un hombre.

Entonces lo que hicimos nosotros fue tomar esas acciones legislativas que hoy estamos reafirmando en este proceso electoral muchas de ellas. Pero yo creo que hoy la mayor decisión que se tomó desde el INE para atender el principio de paridad, es el criterio de paridad horizontal en gubernaturas, aunque partimos de la base de que en todos los años de nuestra historia, sólo hemos tenido siete mujeres gobernadoras y de elección por elección y dos que entraron a cubrir interinatos cuando se iba el hombre entró una mujer, dos casos. En total en todos nuestros años, de toda nuestra historia en México sólo podemos decir que han estado en gubernaturas nueve mujeres.

Eso lo tomamos como base, y tomamos como base la reforma constitucional del 2019, que dice que debe existir paridad en todos, en todos los cargos 50-50, y aquí el dilema que presentamos, es, las gubernaturas al ser cargos unipersonales, cómo le vamos a hacer para poder adoptar un ciclo de paridad donde las mujeres puedan ejercer esos cargos de decisión en las gubernaturas. Lo que hicimos desde el Instituto fue tener una perspectiva constitucional, nacional, dijimos, al ser el INE la autoridad nacional rectora le corresponde generar las bases para fincar la paridad conocida como horizontal.

De tal forma que al ser los partidos políticos nacionales registrados por el INE, generamos un Acuerdo en el que señalamos que por lo menos siete candidaturas de las quince que van a estar en competencia en este proceso electoral concurrente, sea para mujeres, por lo menos siete. Entonces ese Acuerdo es uno de los acuerdos que se impugnó y estamos pendientes de ver qué va a definir la jurisdicción, pero creo que esa es una forma clara de interpretar la Constitución en términos del artículo primero para el beneficio de los derechos humanos para que puedan concretarse los derechos humanos, en este caso la posibilidad de que las mujeres participen de manera efectiva y tengan posibilidades de competir y de ganar los cargos de elección popular.

C: Le comparto una inquietud. Hay en el presupuesto para los partidos recursos para mujeres y para jóvenes, sabemos que son los partidos los que eligen a sus candidatos a su interés. Luego las mujeres no tienen la suficiente popularidad y trabajo interior, ¿no habrá que promover con mayor énfasis que se auspicie la promoción de las mujeres al interior?

Z: Afortunadamente tuvimos también una reforma muy importante el pasado 13 de abril de este año, en el que se reguló y se tocó el tema de la violencia política contra las mujeres por razón de género, pero también se incluyó directrices para que el INE y los hombres generaran condiciones para poder hacer materializar el principio de paridad de género y se le dio una obligación de generar unos lineamientos para que los partidos políticos al interior atiendan este tema. Ya generamos los lineamientos, ya generamos los cambios a nuestra normativa interna, donde qué cree que hicimos, efectivamente, como usted lo dice, focalizar más la vigilancia de cómo se está aplicando el recurso para generar y para fortalecer liderazgos desde el interior de los partidos políticos.

Entonces, hicimos modificaciones a nuestro Reglamento de Fiscalización, donde estamos focalizando los programas anuales de trabajo que tienen que ver con esto para evitar que se cometan simulaciones en la aplicación de los recursos y que se generen mayores inercias para ese fortalecimiento de liderazgos. Eso ya lo hicimos y lo vamos a estar trabajando de manera muy constante y vigilada. Y la otra parte que le quiero decir, es que también lo que estamos haciendo como institución es estar muy atentos a que hay mujeres en la política, por ejemplo, qué tomamos en cuenta para esto de gubernaturas que le comentaba, pues que hay mujeres en la política que están levantando la mano y dicen “oye, yo estoy, yo quiero y yo estoy absolutamente capacitada para ser gobernadora, aquí estoy, no me digas que no existo, no me invisibilices”.

Las mujeres políticas lo están hoy poniendo sobre la mesa y creo que ese es un tema también importante. Antes, no sé, se caminaba sobre la base, yo le denomino de un prejuicio social de que las mujeres no queríamos, o de que no había mujeres para poderse hacerse cargo de ello. Hoy las mismas mujeres también se están visibilizando y también la norma se está generando para poder fortalecer otros liderazgos, incluso los jóvenes, como usted lo apunta, para que puedan también tener una participación activa y en paridad en todo lo que tiene que ver con los cargos de elección popular.

C: Otra inquietud y usted lo acaba de decir, visibilidad. Los medios no tienen el mismo interés sobre las mujeres, salvo cuando media la violencia, no sé cuántas cosas que les hacen. Yo veo que hay mujeres rurales que están haciendo una extraordinaria labor, pero de veras, estupenda, qué pena, pero no hay lugar en el espacio. Qué hacer en ese sentido, cómo estamos racionalizando esto y cómo lo debemos verbalizar para poder externarlo y materializarlo Sí creo que los cambios van a venir de los jóvenes y de las mujeres. Esto es difícil, estructural.

Z: Eso sí, es estructura social, como usted lo dice, quizá ese es el reto mayor que tenemos porque el cambio social, acuérdese que se da de manera muy lenta, pero lo que sí le puedo decir es que hoy desde el INE hemos asumido un compromiso muy grande respecto de tener un mayor nivel de eficiencia y de generar condiciones para dos vertientes: 1) que las mujeres conozcan cuáles son sus derechos, eso es importantísimo, porque lo que no se conoce no se reclama, entonces estamos generando esas condiciones de reconocimiento del derecho y del empoderamiento de las mujeres para que desde el interior de los partidos también puedan ser exigibles y, 2) les estamos imponiendo a partir de la ley y de las reformas legales que fueron aprobadas en 2019, paridad en todo y en 2020 todo lo que tiene que ver con el ejercicio de los derechos de las mujeres libres de violencia, estamos generando también condiciones para que desde el interior de los partidos políticos se comprometan y se generen acciones para que puedan hacerse realidad estos postulados.

Le pongo un ejemplo, en estos lineamientos que hicimos en materia de violencia política en contra de las mujeres, pues la ley las impone, pero también en esos lineamientos quedó reforzado las obligaciones que tienen los partidos políticos, y esto, creo yo, que poco a poco va a ir abonando a la transformación de nuestra sociedad. Y hay otro elemento que yo sí quiero dejar clarísimo, las mujeres jóvenes hoy nos están cambiando los paradigmas de la lucha de los derechos. Generalmente, si vemos la historia, la lucha de los derechos de las mujeres se había dado, pues, en condiciones a veces poco visibles con acciones muy pacíficas, hoy las mujeres jóvenes están utilizando otro tipo de acciones para reclamar y para luchar por sus derechos.

C: Hay una cosa que me parece muy importante, la comparto para dejarla libre. Mientras hay una pandemia, las mujeres tomaron la calle desde marzo, expresando la violencia que se ejerce sobre ellas, a lo mejor es cuestionable la forma en que lo hicieron, pero han dejado muy claro que no le temen a la pandemia, que van por sus derechos, ¿qué me dice de eso?

Z: Creo que nos han dejado claras varias cosas que, las mujeres jóvenes, porque en su mayor número son jóvenes, en las que reconocen sus derechos pero reconocen también la violencia a la que hemos sido sometidas, reconocen también la máxima violencia que es el feminicidio y a partir de ahí instrumentan acciones, dice usted que pueden ser cuestionables, yo creo que hacen y generan esas acciones que visibiliza que no puede ser más importante una cuestión material que la vida de una mujer, la vida, la integridad y el respeto de una mujer, y yo creo que eso está marcando una pauta diferente en nuestra sociedad y yo no veo que se vaya a parar.

Creo que va a continuar en el reclamo: 1) de que las mujeres tenemos esos derechos y, 2) también de visibilizar a los violentadores, a las personas violentadoras y (problema en la grabación) lo que llamamos la 3de3, y que dijimos que bajo protesta de decir verdad (problema en la grabación) una candidatura deben señalar que no están y que no han sido ni condenados o sancionados por violencia familiar o doméstica, por delitos sexuales o por ser deudores morosos. Y eso es un gran paso, es un mensaje en el que la sociedad mexicana, las mujeres desde las autoridades, pero atendiendo a un reclamo de las mujeres, no queremos que nos representen personas que tienen estos antecedentes, no queremos que nos gobiernen personas que tienen estos antecedentes.

C: Hoy estamos viendo a una consejera y a las consejeras convocadas por usted seguramente, a defender los derechos de las mujeres.

Z: Yo creo que tenemos una autoridad, un INE, que en su mayoría de voces estamos apuntalando por ello.

C: Le agradezco mucho la oportunidad de compartirle estas inquietudes, ¿quiere agregar algo?

Z: Pues nada más agradecerle, como siempre, el interés que usted tiene para difundir estos temas y agradecerle que a través de su pluma, a través de su voz que leemos, nos ayude con este proceso pedagógico de comunicación.

C: Mis grandes esperanzas es que este país vaya, simplemente por el compromiso que tenemos las mujeres en hacerlo cambiar.

Z: Así es, en eso estamos y eso nos une a todas las mujeres, más allá de nuestra profesión, más allá de quienes son mujeres que pertenecen a los partidos políticos, de su pertenencia a los partidos políticos, hay algo que nos une hoy que es el derecho que tenemos las mujeres a ejercer nuestros derechos de manera efectiva pero libres de violencia.

Artículos Relacionados