Campañas negras

Autor Congresistas
141 Vistas

A escasos días de que se inicie el proceso electoral federal para renovar 500 diputaciones federales, como también 15 gubernaturas y un importante número de congresos estatales y ayuntamientos, en las redes sociales se dan señales de que hay un arsenal para emplear en una intensa contienda.

No hay quien no se asome y se salve de los primeros toques de los tambores de guerra electoral. Hoy nadie se libra del riesgo de los escándalos que arrastra el lodazal político a los tribunales mediáticos alimentando el espectáculo.

Se ven los signos como surcos de guerra en algunos tweets que despuntan como los primeros movimientos de las campañas negras, son los nubarrones apuntalados en noticias falsas, filtraciones de denuncia anunciando paredones y cacerías que van por una caza mayor.

El senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), tras advertir una tendencia en la red social de Twitter, con oportunidad emitió un comunicado dirigido a la empresa, por medio del cual advierte que se han violado incluso artículos constitucionales con delitos como ataques a la moral, derechos a terceros, y la perturbación del orden social.

En la misiva, pone énfasis en el hecho de que la manipulación de los mensajes optan por emitir desinformaciones que transitan por la descontextualización de los hechos, deformación de sucesos y de contenidos, de tal suerte que surgen desarticulados los eventos y tan deformados intencionalmente los protagonistas, que más que abonar a favor de la información que constituye el criterio que debe nutrir el voto, deforman los acontecimientos y generan un clima de violencia y frustración cívica y política.

En su documento Monreal Ávila va más allá de una atmósfera de competencia electoral que ya empieza a calentarse, en tanto que advierte sobre la desinformación y el peligro que representa para nuestra democracia que se presenten situaciones en las que se han violado incluso artículos constitucionales que representan una serie de delitos como son los ataques a la moral, derechos a terceros, y la perturbación del orden social.

El presidente del Senado que cuenta con una intensa historia ligada a las reformas electorales a partir de 1988 que desembocan en la creación del Instituto Federal Electoral (IFE) hasta la reforma del 2014 en el que surge el Instituto Nacional Electoral (INE), precisó que la información tiene un valor fundamental en una sociedad democrática, además de que la reflexión contrastada apunta como materia del sentido de todo voto.

Y hoy a nadie le cabe la menor duda de que el sufragio es producto de una decisión construida con base de datos reales y argumentos que nacen de la información con base a derechos, por lo tanto, es el producto final que resulta de un derecho individual que deviene en una responsabilidad también colectiva y en beneficio social.

Advirtió que las fake news impactan de manera perjudicial en la construcción de un mejor país y por tal razón convocó a “una actuación política y cívica en el más estricto sentido de ética y legalidad para que, en apego a la legislación vigente y las directrices aplicables a esa empresa, encuentre la forma de revertir el daño en el ámbito público, sin trastocar el derecho a la información, a la libre expresión de las ideas y a la verdad, que corresponde a cada ciudadana y ciudadano”.

Ante las señales que anuncian que las contiendas políticas, los programas públicos y los planes de gobierno puedan desembocar en batallas campales para posicionar los intereses de algunos grupos, más que a unificar enriqueciendo nuestra democracia, por lo que los tribunales deben garantizar las condiciones para emprender campañas justas en las prevalezcan valores aún en la intensidad de la competencia política y no se avance en la continuidad del atropellamiento de los derechos, violentando la legalidad.

El senador zacatecano recordó un lamentable incidente que ocurrió cuando fungió como jefe delegacional en Cuauhtémoc, en 2015, donde trabajó para combatir la corrupción, sin embargo, algunas imágenes que formaron parte de una denuncia presentada por él mismo, han sido retomadas por quienes buscan denostar su imagen.

En la lucha política deben prevalecer principios porque lo que se pone en juego son los ideales de alcanzar la aspiración de una sociedad más justa, fincada en los derechos humanos y sociales, sin exclusión de nadie. Se arrecien las diferencias con el arsenal de denuncias, videos, un peregrinar de lacras en la carpeta política cuya aspiración no es hacer justicia sino construir escándalos.

Artículos Relacionados