Relevo en la Presidencia de la Cámara de Diputados

Autor Congresistas
125 Vistas

Tanto el relevo en la Mesa Directiva de la Presidencia de la Cámara de Diputados que cierra con broche de oro, la diputada Laura Rojas Hernández (PAN), y el pase de Mario Delgado a la lucha por la Presidencia de Morena, complican la escena política y enardecen las diferencias entre los grupos internos en la Cámara, que no pueden perder de vista la importancia de las elecciones intermedias, por primera vez en la historia,500 diputaciones federales las oportunidades de reelección y los comicios para 15 gubernaturas, 30 congresos locales y un número importante de presidencias municipales en el horizonte de la contienda presidencial de 2024.

La ruta del Morena ha concentrado su fuerza en torno al presidente Andrés López Obrador hacia las elecciones de 2021, para renovar la Cámara de Diputados, pero no debieran mantenerse ligadas a los vientos de huracán que había que sortear para no ser arrastrados por las turbulencias de los intereses de poder de las corrientes aliadas, en dónde Gerardo Fernández Noroña se ha podido colgar en la escalada animado por la ambición de llegar a la Presidencia de la Cámara.

Si bien la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados tiene su imán por sus atribuciones de conducir las sesiones, asegurar el debido desarrollo de los debates, las discusiones y votaciones del pleno garantizando que en el trabajo legislativo se mantenga lo dispuesto por la Constitución, también cuenta con el atractivo de un presupuesto para las tareas administrativas.

Hay que anotar que tanto el presidente como los otros diputados integrantes de la Mesa Directiva son elegidos por las dos terceras partes de los diputados y que los elegidos deben contar con una trayectoria que acredite un comportamiento prudente, tolerante, respetuoso de la convivencia, y experiencia en la conducción de la asamblea y estas no son condiciones que puedan lucir muchos legisladores.

La lectura del escenario político electoral no sólo ha sido afectado por una Pandemia que ha originado una contabilidad de fallecimientos de miles de mexicanos de lo que habrá que pagar factura, sino también por una ruta en la que la adrenalina ha sido la agitación más que la convocatoria a la unidad y que esta tendencia se ve estimulada por la aparición de un arsenal de videos de denuncia que alimenta a los tribunales mediáticos puesto que involucran en las denuncias a ex presidentes pero también a familiares de López Obrador.

Pero el asunto no se reduce a la exhibición política, van más allá de las distracciones, sino que corren hacia la transparencia de las contracciones económicas, del oleaje de desempleo, recrudecimiento de la pobreza y también desencadenando agravios a un sector que se ha visto afectado de forma directa en lo económico por un etiquetado de productos que arroja el golpe a 15 puntos del PIB, a lo que se suma la negación de apoyos económicos y de plazos fiscales, en resumen el embate a un sector industrial y empresarial que se ha visto denostado y abandonado, favoreciendo a otro sector, el financiero al que se le abre la bancarización hasta de los derechos sociales.

La 4T llega inexorablemente a la cita entre un proceso electoral por la dirigencia del partido, con un paquete de procesos electorales y una agenda legislativa valiosa para el Presidente de la República, y con reformas que no pueden esperar, como la plebiscitaria que resulta la consulta popular y la eliminación de fuero presidencial, el juicio a expresidentes y en los listados la desaparición de los fideicomisos.

Se trata de promesas y dineros que se han constituido en la argamasa de un nuevo país prometido por López Obrador que tiene que sacudirse de la impresión de que desata el caos, la fractura social, el incremento de la pobreza y debe de ir por la recuperación económica y el empleo.

A la espera en la Cámara de Diputados la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 (PEF), que viene perfilado por el coronavirus SARS-CoV-2, más de 60 mil fallecimientos y una contracción económica que desde el Fondo Monetario Internacional (FMI), se ve en caída con un ángulo recto de precipitación de menos de 12 puntos hacia abajo.

¿Le conviene a Morena las habilidades negociadoras de Gerardo Fernández Noroña, en la Presidencia de la Mesa Directiva para evitar el hundimiento de una legislatura camino a su renovación llamada a reformas estructurales o los hados políticos se posicionan a favor de la experiencia y el oficio de otra mujer reconocida por la capacidad y credibilidad política cómo Dulce María Sauri Riancho? ¿Cumplirán los legisladores con construir el andamiaje de cambios legales que se perfila a la reforma del Poder Judicial de la Federación, pendiente en la Cámara Alta y que reunió a todos los Poderes en el Senado de la República?

En los pasillos los rumores de que entre los aliados de Morena y también entre las tribus, los asuntos no son parejos ni registran coincidencias como lo parecen con la artificiosa construcción de mayorías, puesto que las diferencias y las tensiones políticas al interior, del hoy, partido oficial son tan fuertes, lograron asomarse con la elección de los consejeros electorales y el debate de los fideicomisos.

¿Quién podrá conjurar lo encontrones de las tribus en la lucha de poder de cara al proceso electoral 2021 pero aún más allá? ¿Qué impacto tendrá en la población el desempleo y la amenaza de una muerte sin fin que está resultando el COVID que no reacciona de ninguna manera a la geometría de una curva que no se desvanece y una recuperación en V o como palomita de la marca Nike que vaticina una pronta recuperación económica y vuelta a la normalidad de la que la población empieza a dudar?

¿Qué está en juego en la primera elección que se organiza en la cresta de una nueva normalidad en una atmósfera infecciosa? ¿Qué le sigue a una construcción de leyes fundamentadas en la unanimidad que desde el Senado ofrece la pluralidad armónica del país que el presidente de Junta de Coordinación Política (Jucopo), ha sabido mantener con la participación de los liderazgos parlamentarios?

¿Alguien imagina a Fernández Noroña liderando los trabajos de los diputados, acordando con el presidente López Obrador o parlamentando una agenda legislativa con Juan Carlos Romero Hicks o proyectando una agenda de gran trascendencia con el Sen. Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Jucopo de la Cámara de Senadores, que lleva el respaldo de la unanimidad de las reformas legislativas insignia de la 4T?

Buenas cuentas rinden las legisladoras sobre los avances de las mujeres en materia de equidad, que paradójicamente no muy buenas en cuanto a los derechos humanos y sociales menguados en el PEF 2020 debido a la visión patriarcal de un Ejecutivo avasallante que podrá tener su costo en las urnas en 2021.

Los tres meses del primer periodo ordinario de sesiones que corre de septiembre a diciembre se perfila decisivo para las reformas que se ha propuesto el gobierno obradorista, que tienen como cámara de origen al Senado de la República. La discusión presupuestal no es un asunto menor y parece exigir la mayor transparencia sobre la mesa para voltear al orden y recuperar la confianza.

Artículos Relacionados