El Senado abre el diálogo democrático

Autor Congresistas
188 Vistas

La agenda legislativa del próximo periodo ordinario de sesiones en el Senado de la República anunciada por el senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), es crucial y determinante sin duda ya que se ubica entre dos épocas.

Y lo es en varios tramos de las deliberaciones, entre una serie de componentes que nos hablan del mosaico de una pluralidad política, de tiempos determinados en un ciclo global, de visiones y sensibilidades diferentes, de formas de mirar, lo social y económico, lo político y cultural.

El periodo es importante en el marco de la factura parlamentaria de la construcción de las leyes, unas las que aún faltan por construir o decantar pero que están en los acuerdos y negociaciones con los distintos grupos parlamentarios como es el tema de un ingreso vital, las reforma a pensiones, y otras desde la óptica del cambio que exige la sociedad y que se relación al fuero.

El presidente de la Jucopo, dio a conocer por medio de sus redes, que tiene acordado con los líderes de los grupos parlamentarios, una agenda que representa los intereses de los distintos partidos políticos y, desde luego, de la ciudadanía en general, para el periodo ordinario de sesiones que inicia el primero de septiembre.

La importancia de los temas legislativos, si bien, destacan por una reforma urgente del Poder Judicial que garantice el acceso a la justicia para todos, también realza el hecho de que en forma paralela y debido a causa de la aparición del coronavirus SARS-CoV-2, en su fase de combate a la infección y a la necesidad de la paralización voluntaria de la economía para evitar contagios, pero en el marco de un modelo de rápida recuperación, ubicó bajo la lupa la organización económica, de salud, del empleo, de la producción de alimentos, de las justicia, de los derechos humanos.

Tal es el impacto y las exigencias de innovación y entramado legal que han acompañado la crisis que ha transformado incluso el modelo tradicional de comunicación política y social, además otra clave para operar más allá de la transformación tecnológica para atender distancia y representación, sino en el orden de la imaginación política con sus contenidos para una nueva sociedad que usa tapabocas, mascarillas y vive intensas transformaciones, además de que es objetivo de diversos emisores de amplios intereses que ha optado por ir construyendo sus criterios de opinión y decisiones.

Vale reforzar la naturaleza parlamentaria de la Cámara de Senadores y del Congreso, así como también la relevancia de la Junta de Coordinación Política del Senado, que reúne a los coordinadores de los grupos parlamentarios, la Jucopo que es presidida por el partido mayoritario, en este caso por el Sen. Monreal Ávila.

Entre los cambios que se anuncian en el Senado está el relevo en la Presidencia de la Mesa Directiva, que ha venido ocupando con acierto la Sen. Mónica Fernández Balboa. La que for cierto desempeñó una destacada responsabilidad inédita ante la amenaza que resultó de la Pandemia y el confinamiento de los legisladores por los riesgos que representó y representa el contagio. Sin embargo, las tareas se cumplieron con una buena dosis, técnica y talento por medio de la comunicación a distancia.

En la propuesta se propone un proceso que sin duda podrían tener interesantes resultados para agregar a la evaluación de la gestión de la senadora tabasqueña que de forma simultánea y complementaria proyectó la primera vez a la cabeza de la Mesa Directiva Congreso de la Unión el desempeño de dos mujeres, Mónica Fernández Balboa (Morena) en el Senado y Laura Rojas Hernandez (PAN), en la Camara de Diputados. Un año en el cual se izo una brillante historia legislativa.

Ricardo Monreal, a pregunta expresa de la prensa anunció el procedimiento para elegir a la o el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República. Este será abierto, democrático y transparente, en unidad y ante la presencia de uno o dos notarios públicos.

En distintos foros el senador zacatecano ha reconocido que el COVID-19 ha puesto fin a una época económica y simultáneamente se anuncia la emergencia de un nuevo orden social mundial, además que ha sostenido que México resurgirá y será el país que todos deseamos y queremos.

En su opinión México debe invertir en innovación y desarrollo, garantizar el acceso a Internet al mayor número de personas para tomar ventaja ante la inminente llegada de ese nuevo orden mundial. Por medio de un video transmitido en sus redes sociales, el presidente de la Jucopo, reconoció que, históricamente, el ciclo entre la guerra comercial, la crisis financiera y la emergencia sanitaria, si bien por un lado anuncia el fin de una época económica y por otro advierte la aparición de un nuevo orden social a escala mundial.

Relató a sus seguidores que las pandemias, como la generada por COVID-19, suelen ser motivo y efecto de grandes cambios económicos a nivel mundial. Refirió que la plaga de Justiniano del siglo vi derivó en la caída del imperio romano, en tanto que la peste negra del siglo xiv, continuó, importada de Asia a Italia vía comercio marítimo, y marcó el fin del sistema feudal en Europa.

Fielmente a su gusto por la historia, igualmente engarzó a su narrativa la referencia de que la gripe española de 1918 marcó el inicio de un nuevo orden económico planetario, el llamado neoliberalismo. El legislador aseveró que el anuncio que hizo ayer el gobierno de China de abandonar el dólar como patrón de sus intercambios comerciales y en su lugar usar una moneda digital denominada e-RMB, forma parte de la cadena de cambios por venir.

En el contexto de una agradable e ilustrativa conversación en redes a la que suele ser aficionado, Ricardo Monreal, reconoció que “aún es muy pronto para definir cómo será el nuevo orden mundial tras la pandemia por COVID-19, sin embargo, afirmó que el modelo económico paradigmático fundado por Bretton Woods y reforzado por el neoliberalismo de Ronald Reagan y Margaret Thatcher, se acabó y se agotó.

También con la mirada en el horizonte, vislumbró la posibilidad de que probablemente veremos el resurgimiento de políticas económicas que apuestan por los mercados internos, sobre los globales, con una injerencia mayor por parte del Estado en el gasto de inversión sin llegar a abandonar por completo los procesos de globalización y de comercio internacional.

Destacó como político experimentado como es reconocido, que hay elementos del sistema actual que deberán rescatarse y reforzarse como la innovación tecnológica, el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación, las cuales han demostrado su eficacia y utilidad, no sólo en la economía, cultura y educación, sino en el mismo manejo de la pandemia.

Monreal compartió la idea con sus seguidores en redes, que los países que han logrado domar los efectos masivos y lascivos del COVID-19 tienen por común denominador el uso intensivo de este tipo de tecnologías, las cuales son empleadas en el registro de los primeros casos, hasta el monitoreo, rastreo, confinación y atención en el campo de las víctimas de esa enfermedad.

Resaltó el hecho de que el uso va desde aplicaciones personales para el diagnóstico temprano, hasta la operación de contact center; desde los monitoreos en tiempo real, de la movilidad de personas y transporte, hasta el uso de drones de vigilancia epidemiológica.

Artículos Relacionados