De siete billones y pico

Autor Congresistas
115 Vistas

Como mandata la Constitución el secretario de Hacienda Rogelio Ramírez de la O, entregó el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) y la Miscelánea Fiscal 2022, al presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Sergio Carlos Gutiérrez Luna, en una concurrida sesión del Pleno de la LXV Legislatura.

De 7 billones y pico es el Presupuesto de Egresos que el titular de las finanzas nacionales entregó a la Cámara de Diputados. El Presupuesto más grande de la historia de la administración de los recursos de los mexicanos, sin exclusión, puesto que todos pagamos IVA, los más ISR y otros no cuentan con los protocolos tributarios del trabajo formal. Un largo listado de gastos de corte social, acompañado para salud, educación, paz social, combate a la violencia, sumadas hasta la compra de vacunas enfocan el interés de los grupos parlamentarios.

¿Tienen hoy los mexicanos y mexicanas interés por cómo se administran sus impuestos? ¿Reparan en la transparencia e información de cómo se emplean los recursos? ¿Qué relación tienen con la legitimidad de la representación de proyectos, planes y programas de cada administración? ¿Debe ser o es el PEF un detonante del desarrollo? ¿Deben hacer valer ese derecho? ¿Es accesible la lectura del Presupuesto y la Miscelánea 2022 para los ciudadanos y no ser enganchado por un continuo de infografías?

El Proyecto del PEF contempla las asignaciones programadas, lo que significa el ejercicio del gasto público. Considera la asignación de recursos, para las dependencias, secretarías, órganos autónomos, programas sociales, proyectos de inversión, pago de deuda y. Miscelánea Fiscal.

En la punta presupuestal y con los necesarios incrementos los proyectos insignia del presidente: Tren Maya, Aeropuerto de Santa Lucía, Refinería Dos Bocas y sobre el Istmo de Tehuantepec y como clímax de la recuperación la vacunación de la población.

A grandes trazos

Con agujeros en el bolsillo tras los impactos de la pandemia y el desempleo, la recesión económica, preocupa a los más ciudadanos y ciudadanas, las otras más perforaciones en las bolsas de millones de mexicanos en la normalidad económica y la inflación.

Una lección cívica más ligada con la información, la transparencia y los derechos. No hay pilón ni moche para nadie. La Cámara de Diputados inició el estudio presupuestal entre comisiones y cada peso pasó al escrutinio, ya nadie parece recordar que en las contiendas por las curules de la legislatura corrió por el nervio del poder político, y se vivió el temor de perder el control del armado del PEF por parte del Titular del Poder Ejecutivo.

Tampoco se proponen nuevos impuestos, pues la apuesta es ampliar la base de contribuyentes. Para unos se trata de un Presupuesto inercial, para otros de responsabilidad social y para otros apegado a los estándares de macroeconomía y con los programas insignias del gobierno del presidente López Obrador.

Y es que no se trata del Plan Marshall acordado en Bretton Woods tras la Segunda Guerra Mundial, aunque nos encontramos en otro parteaguas global no menos aterrador en una tenaza entre la pandemia, el cambio climático, el calentamiento global y la sustentabilidad ambiental.

Cómo puede mirar, imaginar o entender una ciudadana o ciudadano de a pie la danza de los millones aún infectados y atarantados por los impactos de la COVID y cómo se puede recuperar una economía que ha experimentado la desaparición de cerca un millón de empresas e igual número de empleos o el deterioro de las condiciones salariales de otros.

La obligada mirada al presupuestal

El Paquete Económico propuesto para 2022 por el Ejecutivo federal se enfoca en tres ejes: apoyos sociales para el bienestar de los más afectados por la pobreza aunque con una visión incluyente de adultos mayores y personas con alguna discapacidad; estabilidad y solidez de las finanzas públicas, lo que significa ningún desvió macroeconómico y “el apoyo a proyectos regionales detonadores de desarrollo con impacto directo en indirectos en el bienestar y el empleo de familias”.

Se prevé un escenario económico del que se estima un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 4.1%, una inflación calculada del 3.4%, un tipo de cambio de 20.3 pesos por dólar, una taza de interés del 5%, un precio promedio de barril de petróleo de 55.1 dólares y un aumento de ingresos de 8.9, con referencia a la Ley de Ingresos.

En las ecuaciones financieras predominan los deseos de que se alcancen los índices de recuperación económica pre pandemia. Los que de por sí eran bajos, los avances en la vacunación, una población inmunizada y los avances de la economía estadounidense.

Vocación presupuestaria

Bajo la bandera de campaña “Primero los Pobres” se apuntalan los programas sociales y se distinguen por su monto presupuestal que se entrega en la mayoría de los casos de manera directa, ya que constituyen un derecho las pensiones de los adultos mayores, contemplado en la Constitución como derecho social.

1

De los programas sociales lo dicho en “la mañanera” y lo reafirmado en el documento presupuestal sigue la ruta de convertirse en ley, como es la propuesta de un gasto 296.9 mil millones de pesos, lo que se traduce en un importante incremento del 48.1% respecto al 2021. En ese horizonte de los derechos sociales y trazos presupuestales destaca la Pensión para Adultos Mayores que se enfoca a mejorar la vida de los Adultos Mayores desde los 65 años con una pensión universal. Otro programa que atrapa la atención es el de Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras.

Para la desigualdad y la pobreza en su combate, se descorren todas las intenciones con marca en el recurso presupuestal para consolidar los programas que preocupan y ocupan al presidente que salta al discurso ocasionalmente en las “mañaneras”, unas veces a tiro de precisión, otras tantas, como los asuntos estratégicos que resultan ser la salud y la educación.

Se conoce como consigna popular, sin presupuesto no hay derechos y estos son letra muerta, así que conviene al ciudadano y ciudadana común preocuparse sobre el Presupuesto.

Entre circuitos y cruces, no hay duda de que la crisis ocasionada por la COVID recorre las superficies de los litorales de los mercados económicos y financieros, de las arterias electorales, generando presiones sobre la salud, las empresas, la educación, el trabajo formal y no se diga el peso que adquiere sobre la salud.

Después la COVID o en la COVID, es imposible separar la mirada de la salud, sobre los sectores públicos, en sus estamentos, resquicios, ventanas, elevadores, pisos, subterráneos, imposible renunciar a una visión panorámica presupuestal y evitar el encuentro con Salud, Insabi, IMSS, ISSSTE, las trincheras médicas de Pemex, Sedena y la Armada.

Panorama presupuestal

Seguimos la ruta del Presupuesto Programable

2

Ajustadas las articulaciones del Poder, los goznes para el ejercicio y la circulación, las rondanas ajustando los anillos de las estrategias del entramado de un gobierno que lleva en sí una buena dosis de deconstrucción.

Órganos autónomos

¿Cómo se ven desde el Presupuesto federal los organismos autónomos que están presentes en la discusión pública por su naturaleza, facultades, funcionalidad, autonomía, independencia y naturaleza ciudadanizada? ¿Cómo los cataloga el régimen surgido de la izquierda y sumergido por años en las batallas de la democratización del Poder? ¿Cómo se les mira desde el poder y desde la sociedad? Surgen con determinada función y con herramientas para la construcción de la credibilidad, la confianza y la legitimidad. Todos han cumplido con la responsabilidad y también todos han representado avances, el Instituto Nacional Electoral, la organización electoral y la alternancia; el INAI, las transparencias; la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), el vigilar, promover y garantizar la libre competencia.

Los organismos autónomos surgen com expresiones de las luchas de las organizaciones civiles a favor de la democratización del Poder, a favor de los derechos humanos, sociales, económicos y políticos, con funciones especificas para cumplir sus objetivos, incluso con su presupuesto que está determinado por la ley.

3

En las sumas

Cómo entenderemos un conjunto de cifras que se nos presenta a otra escala y sin embargo expresan a dónde se oriente el país. Del Presupuesto se dice mucho y resulta complejo tener claro cómo se filtra a nuestra cotidianidad, pero hay datos de que el gasto social ha venido fortaleciendo el mercado interno contribuyendo al poder de compara de la población más desfavorecidas.

4

5

Simplificación

En la Miscelánea Fiscal nos encontramos con que los alimentos para animales de compañía cuentan con una tasa cero de IVA, lo que también ha sido extensivo para los productos de higiene femenina en torno a la menstruación. El que estos artículos sean exentos de IVA, de alguna manera responde a la iniciativa de reforma legal que en la materia se impulsó en la LXIV Legislatura reconocida como la paridad. Si bien las legisladoras no lograron ir más allá en aquel debate y conseguir que las mujeres con menos recursos y aquellas en primarias y secundarias pudieran acceder a las toallas sanitarias de forma gratuita, sí se logra una alternativa que demanda una serie de modificaciones a la Ley del Impuesto al Valor Agregado. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), transita cumpliendo el compromiso contraído por el presidente López Obrador de no incrementar ni crear nuevos impuestos, no obstante de que se aumenta el Presupuesto con acento social el 1% para contribuyentes con ingresos de hasta 300 mil pesos anuales; un 1.1% para ingresos de hasta 600 mil pesos; 1.5% hasta 1 mdp; 2.% hasta 2.5 mdp y 2.5% hasta el límite de 3.5 mdp.

Quién gana y quién pierde

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación contempla que el gobierno federal gaste 7.1 billones para el 2022, y está cantidad representa un incremento del 8.9% con respecto a lo aprobado en el ejercicio fiscal para 2021. Entre las cifras destacan los siguientes conceptos a los que se dirige el gasto. La salud es un sector que con la pandemia ha sufrido grandes afectaciones, ello puede explicar, de alguna forma, que el presupuesto para la atención de la salud en el ISSSTE refleje un incremento del 3% y para el IMSS casi tres veces mayor. Las preocupaciones también se corren a la Secretaría de Salud que mostrará un crecimiento mayor al respecto del 2021, lo que explica que veamos un presupuesto para la dependencia de $ 192.368.336.401.

Se mantienen los programas insignia del presidente y los programas sociales se consolidan y en la punta de las dependencias favorecidas destaca la Secretaría de Bienestar, siguiendo a la Secretaría de Educación con un presupuesto asignado de $ 296.858.515.589, más del doble que Salud y por debajo de Educación y conformando el bloque de secretarías con más recursos a las que se integra la Secretaría de la Defensa Nacional.

El Presupuesto de la Secretaría de Economía con 3,586.716.123 pesos y la ubica entre las menos presupuestalmente agraciadas para integrar un grupo de dependencias como la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) con $ 12,868.470.185; Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), con $ 8,508.931.721; la Secretaría de Gobernación (Segob), con $ 6,218.678.962 y por último la Secretaría de la Función Pública (SFP), con una asignación de $ 1,446.265.154.

Y a la espera el debate, la tensión, la estrategia y el acuerdo.

Artículos Relacionados