La crueldad animal

Autor Congresistas
30 Vistas

En una larga sesión en las que se aprobaron tres leyes de gran importancia como la de la Armada y la Revocación de Mandato, hubo una, que mostró el otro rostro de los senadores y senadoras combatiendo la crueldad contra los animales con la Reforma a la Ley Federal de Salud enfocada a la extinción de la experimentación animal.

Algo despertó una chispa que humanizó la sesión que llevó a una aprobación unánime de la ley por la que voto el niño y la niña, el padre, la madre, la abuela que despertó en cada senador y senadora la fibra sensible que motivó a la confesión de algunos de contar con alguna mascota de sus hijos e hijas o sus nietos.

Con la propuesta de Ley también se despertó el vínculo intimo que logró el voto y la representación de la familia y las familias con una iniciativa impulsada por la entonces senadora Jesusa Rodríguez y senadora Verónica Delgadillo el mismísimo presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y aspirante declarado a la candidatura presidencial por Morena, Ricardo Monreal Ávila, y el apoyo de organizaciones civiles que a nombre de las organizaciones por la defensa de los animales contra la experimentación visitaron el Senado de la República para denunciar los abusos contra ellos.

En el corazón de las personas

Volcados a lo cotidiano senadores y senadoras finalmente atendían a los asuntos enfocados a los asuntos de la calle, ponían en la mira las preocupaciones que inundan los canales de las redes sociales y conjugan los intereses de miles de personas como es la defensa de los animales, asuntos que los partidos políticos han olvidado recoger, mantienen fuera de sus agendas y son de la exclusividad de miles de afectados por los problemas de la cotidianidad.

Y como muestra va la voz de Patricia Mercado, senadora de Movimiento Ciudadano que desde tribuna reconoció que “lo que se ha dicho aquí en todas las intervenciones que yo agradezco, de Senadoras y Senadores sobre lo que significa la crueldad con que tratamos a nuestros animales, con el único fin de tener o de lograr productos que mejoren la belleza de las personas, es uno de los problemas más grandes de México y, efectivamente, es histórico que hoy resolvamos que eso tiene que parar, esa crueldad frente a los animales es tan importante, como la crueldad hacia los seres humanos, hacia nosotras las personas”.

Se ponía en la tribuna de la deliberación nacional lo inadmisible que resulta para una sociedad el sufrimiento animal para la experimentación y para la elaboración de cremas, jabones, champús, aceites, geles, en suma, para todo tipo de cosméticos y productos de belleza.

Se urgía a terminar con la explotación de los recursos y el sacrificio de los animales en la experimentación. Y es que México no puede permanecer al margen de 37 países del mundo que ya cuentan con la protección jurídica de los animales y con la prohibición total o parcial contra los abusos. Se abría la puerta, un comienzo para la discusión de todos los derechos y la vigilancia del cumplimiento de los mismos, las debidas sanciones y castigos, incluyendo penales.

Los motivos

En la exposición de motivos de la propuesta de reforma las justificaciones y argumentos que no dejaron de ser espeluznantes pues la denuncia del maltrato y la crueldad animal afecta a diversas especias que son sometidas como ratones y conejillos de indias a pruebas dolorosas y estresantes, en el caso de la propuesta con sólo el aparente beneficio social que da el efecto cosmético. Entre los datos se destaca que a nivel mundial más de 500 mil animales sufren y mueren al año a consecuencia de pruebas de laboratorio para la producción de champús, labiales y otros cosméticos.

El Sen. Monreal Ávila, reconoció al subir a tribuna a la activa participación de las organizaciones civiles defensoras de los derechos de los animales y de la naturaleza, destacando que la discusión marca “una fecha histórica para estos seres vivos que no tienen voz”.

Al pie de las redes las personas defendían que lo son porque se trata de seres sintientes con los que convivimos

Monreal convocó al voto “porque son los temas que nos unen y que nadie puede estar en contra de prohibir que las empresas, que los fabricantes de artículos de belleza dejen de usar animales vivos para sus experimentos y para todos los artículos de belleza. Esta ley, esta modificación es muy importante porque contiene no sólo la prohibición para el uso de animales vivos, sino también contiene que en el etiquetado los artículos que se produzcan y se fabriquen con el uso de animales se prohíban y puedan ser asegurados por la autoridad”.

Agregó que “también pueden clausurarse los establecimientos mercantiles que se dediquen a la venta de artículos elaborados con animales” y dijo que se establece una sanción económica y una sanción penal para el que se atreva a usarlos, a autorizarlos, a comercializarlos o a transmitirlos en cualquiera de sus modalidades”.

A la suma

Se reforzaba la opinión a favor de la reforma con el despliegue de argumentos y datos que dotaban de mayor solides a la propuesta, La Sen. Nuvia Magdalena Mayorga Delgado, sostuvo que a nivel mundial existen 115 millones de animales que son utilizados para experimentar con productos de belleza, subrayando que “desafortunadamente en Latinoamérica, Brasil, México y Argentina, son los países que encabezan esta lista de experimentación”. Agregó que son 5 millones de víctimas de estas prácticas, los cuales son quemados, mutilados, envenenados y gaseados en muchos de los casos.

Explicó que “en México los más usados son los ratones, los conejos y los cuyos, para experimentar sobre afectaciones internas y el daño en la piel que le pudiera ocasionar a una persona. En otros países se utilizan las ratas, las aves, los peces y hasta cerdos para realizar pruebas de laboratorio, además de que son pruebas que se realizan sin anestesia o analgésicos, además las sustancias tóxicas pueden causar sufrimiento durante largos períodos, según el informe de la Coalición Europea para poner fin a los experimentos con animales”.

Para el Sen. Jorge Carlos Ramírez Marín el tema nos lleva a una pregunta inevitable ¿los animales tienen derechos? y a una respuesta abrumadora, la Declaración Universal de los Derechos de los Animales data de 1977 y que les “reconoce en 14 artículos, derecho a la libertad, al no sufrimiento; más allá de si tienen derecho, lo que hoy nos interesa es entender ¿por qué los animales tienen derechos?” Para responder tras una pequeña e ilustrada exposición “la vida es un valor que importa respetar”, no se debe maltratar a los seres valiosos, todos los seres de la naturaleza son valiosos, eso nos incluye a los seres humanos, pero no nos da supremacía sobre los demás para negarles su valía”. Añadió el senador yucateco “abrazo las palabras de la filósofa Adela Cortina, catedrática de Ética y Filosofía en la Universidad de València, “Nos movemos en un mundo de seres valiosos, bueno sería educar en el respeto a lo valioso, en el cuidado a lo vulnerable, tanto más si esos seres tienen la capacidad de sufrir”.

El respeto a los animales une

Por las redes digitales integrantes de las organizaciones defensoras de los animales, por la transmisión de screen, siguieron y daban cuenta de las deliberaciones de los senadores. Se trataba finalmente de uno de los temas que se entreveran con los derechos de los animales, como es el abandono de la tortura, respeto a su dignidad, sacrificio sin dolor, venta de mascotas por los que recientemente incursionaban las presiones de las organizaciones de los animales que a nivel de municipios y entidades federativas viene cobrando fuerza y alcanzando resultados en materia de derechos.

De hecho en el Presupuesto de Egresos de la Federación y la Miscelánea Fiscal para 2022, los alimentos para “mascotas” no están contemplados con el cargo al impuesto al valor agregado, lo que significa tasa cero.

Para miles de personas y familias amantes de los animales y de la naturaleza, preocupada por los grados de violencia que viven muchas poblaciones, se está consciente del nivel que ocupa la crueldad hacia los animales en la escalada de la criminalidad que afecta a nuestro país.

Así que no estábamos ante una reforma legal más o menos para tapar un vacío legal o para quedar bien con sectores de la sociedad buscando el voto electoral sino que se enfrentó un problema con el que se carga desde años atrás y constituye un eslabón en las afectaciones de los animales.

Como en pocas ocasiones la distancia entre los legisladores y legisladoras se acortaba, lo mismo entre representantes y representados. Había una comunicación que sin duda habrá que mantener y ampliarse, se plasmaba lo mismo en Facebook, Twitter que en Instagram. Tal fue el interés que los partidos políticos, los grupos parlamentarios comenzaron a flexibilizar sus siglas, ampliar sus emblemas, esa semiótica para dar apoyo a las preocupaciones reales relacionadas con las personas con “muchos ciudadanos” que festejan que se escuchen sus reclamos. Todas esas nuevas generaciones que buscan soluciones a la atención de los derechos humanos y de la vida. Hoy una Cámara del Congreso de la Unión contactaba con las personas, las familias y las organizaciones civiles a favor de los animales y la vida lo celebran, porque mantener las condiciones de sufrimiento es inhumano.

La Sen. Verónica Martínez García (PRI), reconoció el avance que significa la ley, sin embargo, alertó los desafíos que enfrentan las instituciones, asociaciones y grupos que de manera desinteresada se dedican a cuidar a los animales con pocos recursos y con poco apoyo. Por tal motivo lamentó que se eliminara el artículo quinto transitorio, cuya finalidad era que los recursos provenientes de las multas estipuladas en el artículo 465 Bis se destinaran de manera directa a programas relacionados con la protección y el bienestar animal.

Hubo voces de reclamo mostrando su discrepancia y la falta de atención a otros problemas como son los medicamentos oncológicos para los niños que sin duda son una prioridad, asuntos también como la generación de energías limpias y baratas, equilibrio ecológico y de respeto al medio ambiente, acelerar la vacunación, temas de seguridad, lo que desaparece de un tajo temas que le atañen igualmente a la sociedad como es la crueldad animal y que suelen estar siempre postergados de la discusión pública y en la óptica de una escala de importancia a los ojos de los institutos políticos.

No hay duda que se estaba en el momento exacto, en el lugar preciso y en las circunstancias históricas por las que habían luchado muchas organizaciones en defensa de los derechos de los animales y la oportunidad de acabar con la tortura animal en la vías de la producción de cosméticos con ironía para la belleza.

La crueldad hacia los animales no espera, sino que escala a familiarizarnos más con la crueldad humana hasta no distinguirla para adentrase en el corazón de las familias con la criminalidad.

Artículos Relacionados