A revisión garantías en Salud

Autor Congresistas
186 Vistas
  • La Función Pública investiga
  • Invitación a la denuncia

En temas de salud destacó la revisión de los institutos nacionales de Neurología y Pediatría. La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, en compañía del secretario de Salud, Jorge Alcocer, constató mediante visita personal que los servicios de salud, se ofrezcan con la oportunidad y calidad con lo que lo requiere y demanda la población: una atención médica de primera.

En un contexto complicado que representa el tránsito de la atención médica federal en el marco del acceso universal y gratuidad en los servicios de salud proporcionado ahora por el Instituto de Salud para el Bienestar, (Insabi), y la desaparición del Seguro Popular, al que un importante porcentaje de la población se encontraba inscrita, se refleja con crudeza la situación de la salud pública, en la problemática de la demanda y obtención de medicamentos y atención médica, de padecimientos catastróficos, que sumada al riesgo ocasionado por la dispersión mundial del coronavirus, pandemia que tiene un origen chino, muestra una infraestructura de salud pública viviendo un momento critico: el desabasto y falta de atención.

Al decir del gobierno federal, hay suficientes elementos para deducir que la corrupción y la impunidad han venido acompañando la política de salud. El Presidente de la República expresó que “ni es popular ni es seguro”, el anterior sistema de salud. En algunas entidades federativas, éste sistema, además ha significado una malversación de fondos para salud, mostrada también en hospitales y clínicas inacabadas, abastecimiento y distribución de medicamentos, la inexistencia de equipos médicos y la falta de la contratación de médicos.

Sandoval Ballesteros, además de la visita a los mencionados hospitales de alta especialidad, recorre otras instituciones hospitalarias públicas importantes del país que han reportado diferentes problemáticas y denuncias de parte de la población, relacionada con falta de medicamentos y cobros en la atención médica.

En el marco de sus funciones de erradicación de la corrupción, la Función Pública, hace frente con investigaciones a los rumores sobre irregularidades que han permeado sobre el sistema de salud. La funcionaria constata la existencia de las condiciones para garantizar, en el ámbito de su competencia, la mejor atención médica a la población, de lo que es ya un derecho constitucional o va en la vía de serlo, sin embargo los hechos no son alentadores .

Se ha filtrado a la prensa nacional información de que ya existen una serie investigaciones en curso de que en algunos hospitales hay evidencias de ocultamiento de medicamentos y cuotas en cuanto a servicios como una suerte de tasa de recuperación. Sandoval Ballesteros comenzó sus inspecciones en los institutos nacionales de Neurología y Neurocirugía, y de Pediatría. Acompañada también por Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

A la cabeza del sector anticorrupción Irma Eréndira Sandoval convocó los Órganos Internos de Control (OIC) de la Función Pública en los centros hospitalarios a recibir y atender en forma expedita las denuncias y quejas de quienes requieren los servicios médicos y han sufrido deficiencias en el servicio, desatención o maltrato.

Sostuvo que “el seguimiento a las acciones emprendidas en este sector con prioridad para este gobierno, que es garantizar el derecho a la salud, como lo mandata el artículo 4º constitucional”, e invitó a los usuarios a denunciar cualquier anomalía y contribuir al mejoramiento de la información de primera mano, para cumplir uno de los compromisos de los servicios que reciben.

La secretaria Sandoval Ballesteros dialogó con directivos, personal médico y de enfermería, pacientes, familiares y acompañantes, de quienes recibió sugerencias y planteamientos sobre la problemática de cada nosocomio, así como denuncias y quejas que la Función Pública ya canaliza para su investigación y deslinde de responsabilidades. Durante su visita al Instituto Nacional de Pediatría, se reunió con el director general Alejandro Serrano Sierra, quien le expuso los retos que enfrenta esa institución y conversaron sobre cómo la Función Pública puede ayudar a encontrar soluciones, como es el caso de la construcción en curso de la Unidad Pediátrica de Hemato-Oncología y cómo eficientar la entrega del medicamento para niños con cáncer.

También en comunicado de la dirección general de Comunicación Social de la Secretaría de la Función Pública se informó que se investiga a directivos de hospitales y empresas farmacéuticas por su presunta vinculación a un falso desabasto de medicamentos en el sector salud, específicamente de los indicados para el tratamiento de cáncer infantil.

La dependencia ha impuesto sanciones como la inhabilitación por dos años y multa resarcitoria por más de un millón de pesos a Grupo Fármacos Especializados; inhabilitación de tres años y una multa de más de un millón de pesos a Clínicas Periféricas y Ambulatorias; inhabilitación de dos años y multa por 999 mil 440 pesos a la empresa Octeo Sen; inhabilitación de dos años tres meses y multa por 1 millón 88 mil 100 pesos a Grupo Laboratorios Imperiales Pharma, e inhabilitación por dos años y multada con 876 mil 480 pesos a Aviso Medical.

La situación del estado que guarda la salud pública es delicada, complica una trasición en donde hay evidencia de que fallaron las operaciones para realizarla

Artículos Relacionados