Pasa cannabis y da el primer paso

Autor Congresistas
54 Vistas

Con años de bloqueos de grupos de interés, de prejuicios y desconocimiento, falta de investigaciones, con 24 reservas, una adenda, 72 votos y en el historial una jurisprudencia que ordena al Congreso a modificar la legislación en la materia de la marihuana antes del 31 de octubre de 2019, con el impulso de motivos médicos, se abrió el laberinto de la legislación de la satanizada marihuana, trazando su futuro industrial, medicinal y lúdico.

Y no hay duda de que el Congreso federal mexicano llegaba tarde a la legislación que correspondió al Senado de la República adentrarse a un territorio conocido del que se espera sea un elemento fundamental que influya a despresurizar el mercado de las drogas y darle una salida a los campesinos de esas tierras que siembran marihuana en la clandestinidad y que ensombrece el crimen.

Es una reforma más que se agrega a un robusto paquete de reformas impulsado por el régimen de López Obrador y que han tenido lugar desde la instalación de la LXIV Legislatura el Congreso federal. Con 72 votos a favor 13 en contra y dos abstenciones, senadores aprobaron en siete horas de sesión diversas modificaciones al dictamen que expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y también la reforma a diversas disposiciones de la Ley General de Salud y del Código Penal Federal.

Buenos vientos de navegación para una sesión histórica, en la que también se anunció la solicitud de licencia del senador Miguel Ángel Navarro, presidente de la Comisión de Salud, para competir por la candidatura de Morena a la gubernatura de Nayarit y que se tradujo en 40 minutos de una despedida cálida y de reconocimientos de sus compañeros, constatando que el Senado también es un territorio de emociones.

Con la conducción del presidente de la Mesa Directiva, Oscar Eduardo Ramírez Aguilar y en la secretaría Nancy de la Sierra Arámburo, se inició una sesión que podría también llamarse histórica en la guerra contra las drogas, las políticas prohibicionistas y de orientaciones a la regulación con perspectiva gradual entre ellas del cannabis, psicoactivo o marihuana.

El Sen. Julio Ramón Menchaca Salazar (Morena), abrió el debate, reconociendo lo polémico del tema, la consideración de 2018 de la Suprema Corte de Justicia, de la inconstitucionalidad de varios artículos de la Ley de Salud en donde se prohíbe el cannabis. Definió en su intervención como objetivo la regulación de un producto psicoactivo que además de su uso por el adulto, tiene un enorme potencial para México, puesto que ante la prohibición del cannabis, también se prohíbe el cáñamo que es un producto agrícola de enorme importancia para el campo y la industria. Destacó sus características como conductor de electricidad, en la biomasa, como sustituto del papel en la industria textil.

Reconoció el atraso en las investigaciones de todas las posibilidades de la planta, médicas concentradas en la Ley de Salud, investigación, industria y además el uso adulto que se contemplan en esta ley federal que regula el cannabis. Anunció que modifica varios artículos de la Ley de Salud y la legislación penal. Resaltó un trabajo intenso de las comisiones de Justicia; Salud; y de Estudios Legislativos, Segunda, Comisión de Seguridad Pública, del Parlamento Abierto celebrando 12 foros incluyendo: conferencia, discusión, café temático, exposición de especialistas, de instituciones de educación superior como la UNAM, como el Instituto Mexicano de Neurología y el de Psiquiatría, y usuarios preocupados por que el uso adulto no sea perseguido y no sea producto y alcance del crimen organizado.

Sostuvo que con la ley se contempla la creación del Instituto Mexicano de Cannabis, que regulará desde la semilla, la trazabilidad, la siembra, hasta la transformación y el consumo. Se garantiza el derecho humano de las personas, equilibra la prohibición con la liberación absoluta del tema y promueve un tema que implica un proceso gradual para alcanzar un estándar. Concluyó reconociendo que es tiempo del campo mexicano y de las libertades con responsabilidad.

Senadores y senadoras en la discusión histórica

En la discusión Mónica Fernández Balboa, Américo Villarreal Anaya, Ana Lilia Rivera, Miguel Ángel Navarro Quintero, Jesusa Rodríguez Ramírez, Germán Martínez Cázares, Martí Batres Guadarrama, Gerardo Novelo Osuna, Lilia Valdez Martínez, Arturo Bours Griffith (Morena); Emilio Álvarez Icaza (Sin partido); Eunice Renata Romo, Elvia Marcela Mora Arellano (PES); Miguel Ángel Mancera, Juan Manuel Zepeda Hernández (PRD); Cora Cecilia Pinedo Alonso, Nancy de la Sierra Arámburo (PT); Dante Delgado Ranauro, Patricia Mercado, Verónica Delgadillo García (PMC); Raúl Bolaños Cacho (PVEM); Sylvana Beltrones Sánchez, Manuel Añorve Baños, Mario Zamora Gastelum, Jorge Carlos Ramírez Marín, Claudia Ruiz Massieu (PRI); Damián Zepeda Vidales, Martha Cecilia Márquez, Raúl Paz Alonzo, Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz, Gustavo Madero Muñoz (PAN).

¿Qué aprobaron?

Desatacan entre los objetivos las reformas para crear condiciones para la paz nacional y contribuir al contexto de seguridad pública, aportes a favor de los campesinos que actualmente tienen tierras en la clandestinidad para el cultivo de la marihuana. Se asume que se trata de una ley que es de orden público, interés social y observancia general en todo el territorio nacional cuyo fin es generar mecanismos de reforzamiento de las políticas públicas para optimizar el tratamiento, rehabilitación y reinserción social de las personas con consumo problemático del cannabis, sin ser sujetos a la criminalización ni a discriminación por motivo alguno, promover la coordinación entre los órdenes de gobierno para la celebración de convenios de colaboración o tendiente a sumar los esfuerzos en los sectores de salud, educación, procuración y administración de justicia, agricultura, seguridad y cualquier otro sector relacionado con los actos y uso del cannabis en sus derivados de esta ley, que se regula para fines autorizados, con excepción del uso medicinal.

Plantea como objetivo la autodeterminación de las personas mayores de edad para el uso del cannabis y sus derivados, lo que significa reconocimiento del derecho al ejercicio de libre desarrollo de la personalidad, sin coacción ni controles injustificados, el fin de cumplir las metas u objetivos específicos, de acuerdo con sus valores, ideas, expectativas, gustos, etcétera, en tanto que es un derecho y no debe ejercerse en detrimento de los derechos de terceras personas.

Propone la creación del Instituto Mexicano para la Regulación y Control de la Cannabis que tendrá como responsabilidad implantar medidas para el otorgamiento de licencias con la finalidad de procurar la incorporación al mercado licito de comunidades y pueblos indígenas, de campesinos, ejidatarios, ejidos, comunidades agrarias, en situación de marginación, de vulnerabilidad y desventaja. Se permite el uso adulto de la marihuana a partir de los 18 años, no a la penalización de la marihuana hasta 28 gramos.

Liberación de aproximadamente 12 mil personas con posesión menor de marihuana hasta hoy en situación de cárcel, miles de hectáreas del cultivo de marihuana que han permanecido en la clandestinidad entran a la regulación de la ley, para el consumo en casa con más de un consumidor se permiten tener de seis a ocho platas de marihuana; el consumo en casa deberá contar con una barrera y mecanismo que impida el ingreso a menores de edad y que el humo se esparza hacia los vecinos; se permite el consumo en clubes que se hayan registrado y reúnan condiciones de un distanciamiento de 500 metros de lugares en que se ubiquen menores de edad.

Destacan entre las prohibiciones el consumo de marihuana en en establecimientos comerciales con asistencia de público, escuelas públicas y privadas de educación básica, media, superior, instalaciones gubernamentales y en espacios que prohiban el tabaco. Se permite que las personas porten hasta 28 gramos para consumo personal, estarán sujetos a multa a quien rebase los 200 gramos de portabilidad con una cantidad de 10 mil pesos y presión hasta 10 años.

Posiciones en contra

Al debate el incremento del consumo de la marihuana, “mota” en la jerga popular entre los jóvenes, parte de una población que se calcula representa casi el 8%, que reconoce que la ha probado por lo menos una vez. El otro dato va en correspondencia con que ese número ha disminuido la edad en la que se inicia el consumo, entre hombres de 13 a 16 años. El dato duró es que en 2002 la edad promedio era de 16 años, hoy bajo a 13 años. En el caso de las mujeres se observa un aumento del número que consumen drogas en sólo cinco años. Y seguimos con las matemáticas la población de 12 a 17 años, incrementaron su consumo en cinco años de 3.3 a 6.4%.

Al cierre del debate el Sen. Ricardo Monreal Ávila explicó que la regulación del cannabis tiene origen en el cumplimiento de diversas sentencias de la Suprema Corte, atienden el ejercicio pleno de los derechos al libre desarrollo de la personalidad, y la protección de la salud, ambos reconocidos en la Constitución. Narró que entre 2018 y 2019, tuvieron lugar diversas sentencias, pues la “Corte determinó que los artículos de la Ley General de Salud que establecen prohibiciones al consumo del cannabis con fines de recreación violaban la Constitución y el derecho libre al desarrollo de la personalidad”.

Apuntaló como inconstitucionales las normas que prohíben la siembra, el cultivo, la cosecha, elaboración, preparación, adquisición, posesión, comercialización y transportación, el suministro, empleo, consumo y, en general, todo acto relacionado con el cannabis o marihuana. Sostuvo que tras estas sentencias, la SCJN mandató al Congreso General a regular el consumo del cannabis con fines de recreación, y garantizar el acceso a medicamentos derivados con fines de protección a la salud.

Preciso que el Senado expide una Ley Federal para la Regulación del Cannabis; reafirmando situaciones que la Corte obligó legislar al Congreso, además que se adicionan y reforman diversas disposiciones de la Ley General de Salud y del Código Penal Federal. Agregó que también se regula el cultivo, la transformación, comercialización, exportación e importación y el uso para fines de investigación y se regula el uso médico y farmacéutico que se establece en la Ley General de Salud”.

Destacó Monreal Ávila que, las personas podrán acceder al cannabis bajo criterios claros, por medio de licencias relacionadas al cultivo, la transformación, comercialización, exportación, importación e investigación. El cultivo incluye la adquisición de semillas o plántulas, la siembra, el cultivo, la cosecha y la preparación del cannabis.

Con la transformación se incluye la preparación, la fabricación, la producción y con la comercialización se acompaña la distribución y la venta al público, sus derivados y productos del cannabis. También se contempla en la importación y la exportación, la distribución y venta fuera del territorio nacional, el ingreso de cannabis no psicoactivo o productos elaborados a partir de él, en los términos de las leyes, los tratados internacionales y demás normatividad aplicable, las cuales deberán precisar su destino y su origen, respectivamente.

Expresó que se atiende la materia de investigación, la adquisición de semilla o plántula, la siembra, el cultivo, la cosecha, preparación y transformación del cannabis y sus derivados, para destacar que la obtención de licencias no supone actividad alguna relacionada con el uso medicinal, paliativo o farmacéutico del cannabis y sus derivados; la ley establece una estricta regulación de su uso y sus derivados bajo el enfoque de salud pública, derechos humanos y desarrollo sustentable, en aras de mejorar las condiciones de vida de las personas.

Libre de anatemas y de satanizaciones se concluye una ley que es el primer paso de una ruta que como había afirmado el Sen. Germán Martínez significa “reivindicar la soberanía del individuo, a reivindicar un país en el que se transite de una cultura prohibicionista a una cultura que salvaguarde esa soberanía del individuo, el derecho de cada persona a formar libérrimamente sus convicciones ideológicas y a conducir su vida sin estorbos de acuerdo a sus convicciones ideológicas”.

Artículos Relacionados