Posicionamiento del Grupo Parlamentario de Morena respecto al caso de Giovanni López

Autor Congresistas
135 Vistas

El asesinato del joven trabajador Giovanni López, supuestamente a manos de la policía municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, es un elemento más que tensiona la deteriorada relación entre el gobierno de Enrique Alfaro Ramírez y el gobierno federal.

Los desafortunados hechos de violencia por los que atravesó la ciudad de Guadalajara, con la quema de patrullas y el asalto al Palacio del Gobierno del Estado, surge como respuesta de los tapatíos por el malestar ante la violencia ejercida contra el joven trabajador por no cumplir con la exigencia sanitaria de portar el cubre bocas, lo que parece ser motivo para que muriera golpeado y con un balazo en la pierna a manos de la policía municipal.

En la narrativa de la prensa de la entidad, en varios medios locales se registra que Cristián López, hermano de Giovanni, responsabilizó al gobernador de Jalisco de ser el responsable de la muerte de su hermano al publicar el acuerdo que permite a los policías municipales obligar a los ciudadanos a obedecer las medidas sanitarias impuestas en el combate contra la epidemia que genera el COVID-19.

Ante los acontecimientos que provocaron los serios enfrentamientos entre manifestantes y la policía estatal, en un acto de desbordamiento del orden de la manifestación en defensa del joven trabajador, los ánimos tanto de los protestantes como el de los guardianes del orden se caldearon, desencadenado actos de violencia rompiendo las puertas de madera de la sede del gobierno.

Cuentan los testigos que un grupo de jóvenes agitadores interrumpieron la marcha iniciada en el Parque Rojo que siguió por la ruta hacia el centro de Guadalajara, que se convirtió de súbito en un espacio de violencia, de pintas, destrozos entre gritos y arengas a favor de la violencia hasta vandalizar la manifestación.

Los disturbios tapatíos dieron cauce a una serie de tenciones, y de declaraciones por parte del gobernador de la entidad, quien explico que Giovanni había sido detenido por la policía municipal y que se investigaba el caso, hasta encontrar a los responsables tanto del crimen como de la violencia.

En cuanto a la violencia que secuestró a la manifestación, explicó el gobernador que muchos de los grupos manifestantes no son oriundos de Jalisco y que ponen en evidencia que tras los violentos sucesos hay intereses muy precisos, muy puntuales construidos desde los sótanos del poder. Agregó el gobernador “le pido al presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador) que le diga a su gente y a su partido (Morena) que ojalá y estén midiendo el daño que le están generando al país con este ambiente de confrontación, porque son ellos, justamente, los que han generado todo esto que estamos viviendo”.

Las declaraciones del gobernador motivaron una serie de posicionamientos, entre estos destacan el de los gobernadores que le mostraron su apoyo como también de las senadoras y los senadores del grupo parlamentario de Morena, expresando un enérgico llamando al gobernador del estado de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, así́ como al fiscal del Estado, Gerardo Octavio Solís, a esclarecer de manera inmediata, transparente y clara el asesinato del joven trabajador Giovanni López. De igual manera, exigieron al gobernador que presente pruebas de sus afirmaciones en contra del presidente de la República o de lo contrario que se retracte.

Expresaron su condena a la represión, el uso de la fuerza y mal manejo de las fuerzas del estado ante esta y cualquier otra circunstancia que pueda poner en riesgo la vida, la libertad y la tranquilidad de los mexicanos. Y sostuvieron que las fuerzas policiales tienen como función principal cuidar y proteger a los ciudadanos, no hay condición política, social o de crisis que amerite lo contrario.

Con un enérgico llamado afirmaron que respetan la libertad de manifestación y de expresión, que siempre han defendido esos derechos, en razón de que están convencidos de que en ningún momento se justifica la violencia como la salida para resolver conflictos.

Convocaron al gobierno del estado a ser prudente y respetar las protestas y las manifestaciones, que no exista la tentación a la represión. Y exigieron al gobernador a asumir su responsabilidad, que no busque salidas fáciles y que deje las especulaciones y etiquetas, “en Jalisco no nos manifestamos así es una expresión discriminatoria, en momentos donde se requiere sensibilidad y sensatez, no hay lugar para la mezquindad”.

Artículos Relacionados