Retos legislativos del COVID-19, periodo extraordinario

Autor Congresistas
169 Vistas

El coronavirus SARS-CoV-2 de tajo corta la vida de millones de personas y desmorona seguridades, economías, modelos de salud, empleo y hábitos sociales. Como navaja de guillotina cae la recomendación “distanciamiento social” y “el no salga quédese en casa” invita al repaso y la reflexión sobre una experiencia inédita que además puede reciclarse.

Y es que urge en la escena social, política y económica la fuerte presencia del poder legislativo a fin de lograr ese modelo que responda a la nueva realidad que ha impuesto el COVID-19.

Proteger la vida y reactivar el empleo son retos pandémicos, afirma el senador Ricardo Monreal Ávila y confirma a un periodo extraordinario, que nos anuncia un nuevo andamiaje legal y no sin razón, porque la experiencia del coronavirus es dura, se juego la salud pero también el hambre y la sobrevivencia es canija.

El Congreso de la Unión en cada una de sus cámaras atraviesa el dilema, esa prueba de fuego que implica la posibilidad del contagio que ha provocado incluso desde sus inicios el diseño de una política económica tanto de ida como de regreso, porque las implicaciones y los protocolos son muchos, incluso para un virus que experimenta una serie de imprevisibles mutaciones.

Y es que está en puerta y montado en urgencias, impulsar el avance de medidas que nos sincronicen con las cadenas de suministro con nuestros socios comerciales y avanzar el Periodo Extraordinario de Sesiones en una calendarización precisa marcadas a los últimos días de junio.

Monreal Ávila tomó el pulso político de los senadores que de distintos partidos conforman la Junta de Coordinación Política, (Jucopo) lo que implica conocer las decisiones de sus pares en el Senado de la Republica, a fin de lograr consenso en la Cámara Alta del Congreso de la Unión, para sacar adelante el Periodo Extraordinario de Sesiones los días lunes 29 y martes 30 de este mes de junio.

El coordinador de los senadores de Morena ha podido leer la ansiedad que ha generado el confinamiento, cuando dice “la cuarentena se vuelve ochentena, proteger la vida y reactivar el empleo se vuelven retos pandémicos”.

Y hay que detenerse en aquellos que debido a la situación no han dejado ni por un día su actividad y como muestra están los médicos, las enfermeras, los policías, los trabajadores de limpia y los que limpian los canales del drenaje, sí están al frente en sus actividades esenciales, y los legisladores no, apunta el senador reflexionando sobre lo que representa un nuevo andamiaje legislativo que incluso genera la pandemia.

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta, agregó que “las explicaciones que dan razón a la celebración de un periodo extraordinario, no son dejar de agradecer a todos los coordinadores, que han actuado de manera sensata y prudente, para realizar el periodo el próximo 29 y 30”.

En los apuntes del mensaje, se destaca la necesidad de, “reactivar la economía de manera gradual y cuidadosa como una de las mejores vías para proteger la salud pública”. La vida o el empleo, le parece al senador un falso dilema económico y sanitario, cuando es obvia la necesidad de producción al riesgo de perder un sitio ganado en las cadenas de suministros, por el que se compite y que puede ganar otro.

Al decir de Monreal Ávila “cuando la cuarentena se vuelve ochentena, proteger la vida y reactivar el empleo se vuelven retos pandémicos”, la frase advierte que se trata del gran desafío que han atravesado las naciones, en Wuhan aparece el virus y es cuando la economía exige del diseño de una quiebra artificial para salvar la vida.

El legislador informó que “el domingo 28 de junio se tendrá una reunión presencial de la Jucopo, para lograr acuerdos y que también se celebrará la sesión presencial de la Comisión Permanente, que convocará a este periodo a celebrarse los días 29 y 30, antes del 1 de julio ojalá todos podamos respaldar”.

Se renuevan los ciclos legislativos al que están sujetas las naciones democráticas y que urgen para una post pandemia, que supera ya los 20 mil fallecimientos, e implica una cadena de males como una secuela cuyo umbral es el empobrecimiento, pérdida de empleo y cierre de empresas de cualquier tamaño. Ante esa circunstancia de gran riesgo, el senador Monreal Ávila convocó a los distintos sectores de la población, a la unidad como mexicanos en torno al Ejecutivo, el líder del Estado mexicano.

Monreal Ávila, reflexiona en torno a la grave situación que nos toca vivir como mexicanos, cuando el deterioro económico viene de la mano de los problemas de salud que aquejan a nuestra población en todo el país.

Puntualiza que, “por eso, creo que el Presidente de la República no puede estar solo, ha tomado decisiones correctas alejadas del dogmatismo y alejadas de la ortodoxia política y económica, como el endeudamiento irracional al que estaban acostumbrados acudir todos los mandatarios del pasado”.

Artículos Relacionados