Entre corcholatas y convulsiones de poder

Autor Congresistas
715 Vistas

Imagen: Miguel Á. Padriñán en Pixabay

Como en todo entramos en esta etapa de la administración en el estadio de los espejismos, distracción y desmantelamiento progresivo y opaco de la administración pública federal

Entre las curiosidades campean en el espacio público del espectáculo político del cómo y con cuánto califican mexicanos y mexicanas los resultados en materia de seguridad, salud, educación, bienestar social, anticorrupción, etcétera.

Y vale la pena empezar a cuestionaros sobre la importancia que tiene la información para ir configurando nuestros derechos y voluntad política que además impacta en el espacio público de decisiones.

Preocupa el interés de los partidos por compartir una agenda de representación nacional que motive el ánimo de un amplio sector de los votantes con un enfoque incluyente

Vale también conocer y medir a quienes votan y lo hacen a favor de afianzar una emoción atada al triunfo de unas personas, sino para asegurar la implementación de un programa de gobierno y alcanzar determinados programas o fines de derechos sociales que identifican con precisión al Presidente López Obrador.

El curso del voto se proyecta ser transparente y respondiendo a un modelo de inducción y populista.

Como en todo en el horizonte político gubernamental se agregan otro ritmo al carnaval sucesorio, lo mismo en un caos informativo en una pista variedad narrativa y de representaciones para distraer a los ciudadanos que deben ser gobernados bajo un régimen democrático constitucional y garantizado el acceso a la información pública.

Con un INAI incompleto para garantizarle al ciudadano el acceso a la información, la transparencia, a datos, documentos y considerando el desmantelamiento permanente de las oficinas gubernamentales de comunicación social y las afectaciones en el financiamiento público que ha sufrido graduales recortes presupuestales queda a la deriva los derechos humanos entre estos lo de género.

Lo nuevo no es que la información tenga dueño, sino que como derecho cuenta con un financiamiento público que año con año es recortado o se concentra para la propaganda presidencial y en contra de la construcción de ciudadanía y a favor de una educación democrática y reflexiva.

El encuentro reciente celebrado entre la Presidenta del Consejo General del Instituto Federal Electoral (INE) Guadalupe Taddei y del Coordinador de Comunicación Social y Vocero de la Presidencia de la Republica, Jesús Ramírez Cuevas poco o nada aportan a la conversación publica democrática e incluyente en la escena de las transformaciones que se reconocen como las grandes de la historia.

Lo anterior sugiere que en este encuentro nada se dijo de la enorme importancia de la información como soporte en la toma de decisiones que debemos enfrentar y asumir como un derecho en sí mismo, pero también como portador de derechos.

Ya se despliegan las estrategias para la manipulación de los electores – Se optimizan votos, palancas y resorte, ajustes a favor o en contra de cualquier persona con fines electorales, llámese candidato a un puesto público, empresario o periodista.

Sobra decir que señalan las argucias y violencias electorales y también esta visibles los mecanismos empleados por Morena de morena expresadas a plenitud la dinámica de La Mañanera más una central de opinión presidencial que una instancia o institución gubernamental de rendición de cuentas.

¿En donde toman referencia informativa mas de 90 millones de ciudadanos con derechos humanos y requieren de emitir un voto informado y libre?

Es la oferta política que representan u ofrecen los partidos el referente obligado para decidir la orientación del voto

Artículos Relacionados