Carlos Lomelí, regresa al campo político exonerado

Autor Congresistas
41 Vistas

En conferencia de prensa el Dr. Carlos Lomelí Bolaños, quien fue delegado de programas sociales del gobierno federal en Jalisco, en conferencia de prensa, declaró que fue víctima de una campaña de desprestigio cuyo único objetivo era sacarlo de la arena política.

Y en una arena política con fuerte aroma federalista, vuelve exonerado por la 13 Sala Regional Metropolitana y Auxiliar en Materia de Responsabilidades Administrativas y ello debido a que no se acreditó ninguna de las faltas por las que lo señalaron desde el mirador de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Sobrepuesto a la misma la autoridad que injustamente lo trato, incluso con crudeza, visiblemente satisfecho por ser reconocida su inocencia de todas las injustas imputaciones, recordó que se desplegaron una cadena de mentiras desde los sótanos del poder con el único fin de desprestigiarlo.

En reunión con los representantes de los medios, Lomelí Bolaños sostuvo que había sido víctima de falsedades cuya única intención era sacarlo del trabajo al que se empeñaba por el bien de Jalisco. Compartió una apreciación interesante en un contexto que encontró espacio y eco cuando como figura política de primer nivel empezó a brillar en el campo político y social, construyendo un camino enarbolando la bandera de la 4T.

Dio cuenta de que otra motivación fue hacerlo blanco de un arsenal de ataques como el miedo de que la Cuarta Transformación gobierne también la entidad, lo que influyó con arreciar el bombardeo de calumnias en su contra.

Lomelí Bolaños explicó que desde el gobierno federal aseguraron escudarse en la existencia de supuestos rumores de contratos millonarios con las empresas con las que especularon estaba vinculado y así cerrarle el paso a realizar el trabajo con el que estaba comprometido.

Aseveró que lograron que la Secretaría de la Función Pública, apenas tres días después de iniciada la campaña en su contra, abriera 11 investigaciones, con duros señalamientos en su contra, como; cohecho, conflictos de intereses, enriquecimiento oculto, tráfico de intereses.

Comentó que tanto diarios impresos, digitales, lo mismo que portales, artículos y columnas aplicaban las mismas estrategias y contenidos como si fueran elaborados y producto de un solo redactor, y “alimentado con el hígado” como una fuente biliar de motivaciones de rechazo de quienes en el trabajo que realiza viven una amenaza para sus proyectos personales.

Aseguró que confió en los resultados de su trabajo y los de una nueva impartición de justicia. Narró que en julio pasado se separó del cargo de delegado para Programas Sociales que le otorgó el presidente Andrés Manuel López Obrador. Asumió que resistió los embates de un grupo que pretende adueñarse del estado y de sus comunicadores pendencieros, de las declaraciones superficiales que afirmaban de que sería declarado culpable de conductas contrarias a la legalidad, resistió ante aquellos que auguraban que con irregularidades administrativas, con inhabilitación y otras conductas irregulares para desempeñar empleos, cargos, comisiones.

Se mantuvo en el trabajo, sostenido por su vocación recorriendo los municipios del estado, de norte a sur de oriente a poniente siempre en contacto con los que menos tienen, los más vulnerables de Jalisco y que están listos para luchar por una verdadera transformación de Jalisco.

Fortalecido y bien plantado en su inocencia Lomelí Bolaños, quién en el pasado proceso electoral logró una hazaña como es la conquista de más de un millón y medio de votos para el entonces candidato López Obrador se prepara a la conquista de la alcaldía de Guadalajara.