El Instituto Politécnico Nacional no se detiene ante el COVID-19

Autor Congresistas
414 Vistas

Miles de jóvenes estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), no han visto detenidos sus estudios ni actividades formativas por el COVID-19 SARS-CoV-2. A lo largo del primer año en el que apareciera el virus cuyo contagio ha paralizado el mundo, se han robustecido las tecnologías de la información que han permitida extender las enseñanzas impartida tradicionalmente en las aulas. Se prevé que más de 202 mil alumnos de los Niveles Medio Superior, Superior y Posgrado reinicien actividades del periodo escolar, como parte del Calendario Académico 2020-2021 del IPN.

Continuarán las actividades en línea dentro de la plataforma de educación virtual institucional, establecida por esta casa de estudios para acatar las medidas sanitarias de la Secretaría de Salud ante la pandemia. Acompañan el ciclo escolar de los estudiantes 16 mil docentes, quienes desde el 18 de marzo de 2020 se adhirieron al Plan de Continuidad Académica, mediante el cual se constituyó la plataforma elementosdeaprendizaje.ipn.mx.

Precisando los trabajos de planeación y organización de la actividad académica de cada unidad o centro, observamos que el plan virtual cuenta con un conjunto de tecnologías, recursos y tutoriales que facilitan participar en ambientes de aprendizaje colaborativo, en el que estudiantes y profesores puedan compartir todo tipo de materiales digitales y actividades vinculados con las unidades de aprendizaje que se imparten. El IPN tiene presencia en 35 localidades de 24 estados de la República Mexicana; en 2020 el Politécnico incorporó al Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos Nº 19 “Leona Vicario”, la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería, Campus Palenque, y la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería, Campus Tlaxcala.

Alertas por COVID

Tome nota: la aparición de la pandemia y la expansión y velocidad de su contagio ha sido el motivo para emprender una diversidad de acciones para su combate en han tenido en el ámbito de los centro de educación superior. La pandemia se ha convertido en un centro en el cual gravita la educación desde la aula hasta los laboratorios y las investigaciones. Un comunicado del IPN nos permite conocer otra fase de la enseñanza superior con lo que se busca vencer la adversidad. La labor docente se desarrolla en dos escenarios simultáneos: la revolución digital y la emergencia sanitaria derivada por el COVID, ante ello lo cual, el IPN ha capacitado a más de 15 mil profesores en el uso y aprovechamiento de herramientas digitales para fortalecer su labor en clase.

Infraestructura educativa

Una revisión informativa sobre el estado que guarda la educación en el IPN nos da a conocer que la institución creo siete Unidades Académicas lo que significa que ha fortalecido su infraestructura académica con una Unidad de Nivel Media Superior, cinco Unidades de Nivel Superior y una Unidad de Integración e Innovación de Tecnologías Avanzadas, que abren la oferta de la educación superior pública ante los nuevos retos de la globalidad. Se ha reforzado su perfil nacional, cuenta con una oferta ampliada en tres niveles educativos y un interesante incremento de alumnos que para el ciclo 2020-2021 representan 212 mil 2 alumnos.

Investigación sobre el Cáncer

En la fecha conmemorativa de la lucha contra el Cáncer, el científico del IPN, Humberto Lubriel Mendoza Figueroa, afirmó que, aunada a la prevención, la investigación multidisciplinaria contribuye a reducir la mortalidad por cáncer, mediante la creación de nuevos métodos de diagnóstico y medicamentos dirigidos a un blanco específico y de baja toxicidad. El investigador de la Escuela Superior de Medicina (ESM), indicó que, con el desarrollo de proyectos de vanguardia, el instituto responde al llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para hacer frente a esta enfermedad, que en 2020 causó en México más de 83 mil muertes.

Precisó que el cáncer al ser una enfermedad multifactorial, el efecto sinérgico de factores genéticos, ambientales, mala alimentación, sedentarismo, consumo de alcohol y tabaco aumentan la probabilidad de desarrollarlo hasta en un 30% de los casos. Aseveró que “el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), aprobó 10 proyectos de ciencia de frontera relacionados con cáncer, que se desarrollarán en distintas escuelas y centros de investigación del IPN, incluida la ESM. Tras de una rigurosa evaluación expertos nacionales y extranjeros, determinaron su alta posibilidad de brindar aportaciones conceptuales novedosas del saber científico en el ámbito de obtención de nuevos medicamentos y técnicas de diagnóstico para el control y tratamiento del cáncer, lo cual muestra el nivel del desarrollo científico del IPN.

Informó que participa, junto con un equipo multidisciplinario de la ESM, en uno de los proyectos, enfocado al diseño de nuevas moléculas que regulan el control epigenético del cáncer. Definitivamente la investigación de vanguardia nos dará herramientas para disminuir esta enfermedad al máximo y, lo más importante: disminuir los efectos secundarios que tiene la quimioterapia tradicional”.

Mendoza Figueroa subrayó que el IPN cuenta con equipos de cómputo y software altamente especializados, con el soporte tecnológico para realizar la caracterización fisicoquímica de moléculas pequeñas y proteínas por cromatografía de líquidos, espectrometría de masas y resonancia magnética nuclear; así como la infraestructura requerida para caracterizar nuevos blancos terapéuticos como técnicas específicas de biología molecular y nanotecnología, entre otros, lo que permite desarrollar proyectos de alta innovación científica.

Destacó que aún con la emergencia sanitaria, es importante que los enfermos con cáncer continúen sus tratamientos, de ser posible en casa, pero cuando sea inminente acudir a los hospitales, es imprescindible extremar los cuidados y acatar rigurosamente las medidas de prevención, ya que los tratamientos de quimioterapia vulneran su sistema inmunológico, por lo que deben mantener un régimen alimenticio basado en dieta energético proteica, vitamínica y antioxidante.

SARS-CoV-2

Investigadores y académicos del IPN proponen potenciar el uso de vitamina D, Resveratrol, Metformina y Trehalosa para reducir las complicaciones del COVID 19, ya que tiene efecto en la activación de la autofagia o sea u proceso de reciclaje celular que promueve los mecanismos de autorregulación del organismo que se encuentra inhibido es deficiente, sobre todo en personas con morbilidades y además que podría ser fundamental en el perfil de la infección, ya que coincide con la inflamación incontrolada que tiene el SARS-CoV-2.

La Dra. Blanca E. García Pérez, quien se ha dedicado al estudio, a la investigación y recaen en ella las responsabilidades del proyecto, destacó que la revisión de la bibliografía revela que se enfatizaron las funciones antivirales y antiinflamatorias de la autofagia como un enfoque terapéutico posible para restablecer el balance de la inmunidad en personas que padece COVID. Precisó que los resultados de la investigación fueron publicados a nivel internacional. Los pacientes de COVID con morbilidades experimentan complicaciones por inflamación exacerbada que ocurre en la tercera etapa de la infección, por ello en esa fase conviene activar la autofagia previo estudio de laboratorio para buscar moléculas relacionadas con el índice de inflamación.

Reconocimiento

La ciencia y la investigación mexicana recibe reconocimiento internacionales, es el caso del profesor e investigador, Alexander Gelbukh y el estudiante de doctorado, Segun Taofeek Aroyehun, ambos del IPN, fueron reconocidos por parte de Google con el Premio de Investigación para América Latina 2020, máximo galardón que otorga esta compañía multinacional especializada en productos y servicios relacionados con el internet, software y dispositivos electrónicos, para incentivar la investigación tecnológica y la innovación en esta región del mundo.

El jefe del Laboratorio de Procesamiento del Lenguaje Natural del Centro de Investigación en Computación (CIC), Alexander Gelbukh, afirmó que este año el Politécnico ha destacado en el plano internacional por el Premio de Investigación para América Latina 2020 de Google y el Premio de Doctorado para América Latina 2020 que les entregó la empresa Microsoft. Comentó que ambos galardones fueron logrados por la línea de investigación de su equipo, que tiene un alto impacto social y permite la detección del lenguaje abusivo y de odio en Internet y las redes sociales.

Ciencia en la ruta

Durante noviembre se dio a conocer que el IPN fue reconocido por su posicionamiento entre los líderes de las instituciones en investigación científica y tecnológica de México y América Latina, debido que cuenta con una fuerza científica de 1,279 especialistas reconocidos por el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Conacyt y por incrementar el número de artículos científicos publicados en las revistas especializadas más importantes del mundo. El Politécnico ofrece 108 posgrados reconocidos en el Padrón Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt, lo que significa que el 81% de los estudiantes posgrado cursan un programa de excelencia.

La calidad de los resultados de la investigación del IPN ha permitido destacar en el ámbito de las publicaciones científicas de alto impacto. De acuerdo con datos de SCOPUS, la base de datos bibliográfica de resúmenes y citas de artículos de revistas científicas, los investigadores del IPN generaron, en coautoría con científicos extranjeros, 2,224 publicaciones en las revistas especializadas más importantes del orbe. En este sentido, el CiteScore instancia en donde se cuantifica el promedio anual de citas de artículos de una revista académica, destaca que desde 2018 el IPN ha incrementado sus publicaciones en un mayor porcentaje en revistas del primer nivel, lo que se traduce en un volumen creciente de trabajos divulgados.

El IPN también ha ascendido en el indicador Field-Weighted Citation Impact (promedio de citas recibidas comparado con el promedio mundial de citas por área, tipo de publicación y año), al avanzar entre 2018 y 2019 de 0.74 a 0.82. Se informa que el Politécnico creó en los últimos años, tres Redes de Investigación: Expertos en Sistemas Complejos; Expertos en Innovación Automotriz y la Red de Investigación en Inteligencia Artificial y Ciencia de Datos, con lo que suma un total de 12 redes en las que colaboran 734 académicos y, de ellos, el 64% pertenece al SNI del Conacyt.

Artículos Relacionados