En guardia Nacional

Autor Congresistas
34 Vistas

10 días antes del cierre del Segundo Periodo Ordinario del Tercer Año legislativo, fechado hasta el 30 de abril de 2021, los senadores debatieron en el Pleno la aprobación del Informe de Actividades del Ejecutivo sobre la Guardia Nacional.

La discusión no es de importancia menor sino de trascendencia social y política, por lo que alude a la participación de los ciudadanos ante las preocupaciones por la militarización del Estado mexicano. Sistemáticamente miembros del Ejército y de la Fuerzas Armada se incorporan a las tareas de la administración de Aduanas, construcción y administración de aeropuertos, edificación de sucursales bancarias, operación de programas de salud, promoción para la vacunación contra el Covid, traslado de vacunas, distribución de medicamentos, administraciones turísticas como lo son las bellezas naturales de las Islas Marías.

Hoy ya nadie duda de que los militares y marinos son los grandes invitados a realizar las tareas que antes eran de exclusiva responsabilidad civil y a la fecha se eslabonan con las responsabilidades hasta las policiales de inteligencia y de seguridad pública a cargo de militares.

En el Senado de la República tuvo lugar un interesante debate sobre el Informe de la Guardia Nacional. La discusión se dio por medio de un acuerdo y de un debate respetuoso y plural sobre el informe de actividades del periodo de enero 2021 a enero 2022 de la Guardia Nacional.

De inicio en comisiones y seguido ante el Pleno la discusión alcanza gran relieve a la víspera de la proximidad de una reforma constitucional para que la institución consolide su militarización en el marco de una declarada moratoria anunciada por la oposición, lo que anuncia que se pospone la reforma constitucional.

Transparencia parlamentaria

Los senadores a cargo de un debate de lujo en temas de seguridad al paso de la relación al artículo 97 de la Ley General de la Guardia Nacional. Una sesión de análisis presidido en la Mesa Directiva por la senadora Olga Sánchez Cordero y con presentación a cargo de la Sen. Jesús Lucía de Trasviña Waldenrath (Morena).

Advirtió sobre los acuerdos y desacuerdo de la suficiencia o no de la información, de una institución en proceso de construcción y de una instancia abierta a la incorporación y la puesta en funcionamiento de nuevas instalaciones, más la incorporación de nuevos elementos para su operación.

Sostiene que el informe anuncia un proceso que contempla diversas acciones para atender los problemas de inseguridad, más la suma de apoyos a la población. Reconoce que la Guardia Nacional a la par mantiene una presencia nacional y regional que incide como una estrategia de mayor intensidad como corresponde a la situación local y a la prioridad.

Se destaca un listado de acciones coordinadas con las instituciones de seguridad de los tres órdenes de gobierno, el que en ningún caso se sustituyan instituciones policiacas ni estatales ni municipales, una actuación respetuosa conforme a la Constitución, respeto a las autonomías de los estados y municipales, asumiendo el mandato constitucional, coordinada en tareas de seguridad pública correspondientes a la federación, estados y municipios y coordinada de acuerdo al cumplimiento de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública aprobada en el Pleno de este Senado.

Enfoque

Para la Sen. Lucía Transviña la percepción de la población sobre la Guardia Nacional es la de una institución de Seguridad Pública que contribuye a dar seguridad garantizada a la población con proximidad social y respeto a derechos. El resultado de estas acciones es una aprobación ascendente por parte de la sociedad, hechos que se vienen registrando a través de encuestas.

El énfasis de la presentación del dictamen del Informe no son en la cifras sino que en la ascendencia de la Guardia Nacional, ya que entre la población radica la cercanía con la gente , la efectividad en el combate a la delincuencia, la prevención y certeza sobre su protección.

Mencionó que el dictamen fue aprobado por la votación mayoritaria de los integrantes de la Comisión de Seguridad Pública, además de que no se objetó el contenido de la información. Admitió que la Guardia Nacional es perfectible y que sus cambios deben de responder a las transformaciones sociales.

Senado de la República
Senado de la República

Grupo Parlamentario del PRD

En su intervención el Sen. Miguel Ángel Mancera Espinosa refirió que el proceso de la Guardia Nacional institucional es compartido y en su construcción también se da el debate en el Senado, hasta llegar a un amplio consenso para avalar una reforma constitucional. Expresó que se privilegió el apunte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y lo establecido por la Suprema Corte de Justicia, al respecto del “tratamiento que debe darse al uso de las Fuerzas Armadas para el control de la criminalidad común”.

Advirtió que en su Grupo Parlamentario no han escatimado apoyo para el Ejecutivo en los diferentes planteamientos y las tareas estratégicas que así se han expuesto a fin de combatir la inseguridad. Indicó que el respaldo a la creación de la Guardia Nacional se fundamenta “en el artículo quinto transitorio de la Reforma Constitucional una que dispone que en el Informe se dé cuenta sobre el ejercicio de la facultad que tiene el Ejecutivo para utilizar la Fuerza Armada permanente en labores de seguridad de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria”.

Agregó la importancia de que se conociera del Informe, igualmente de los avances y retos que enfrenta la Guardia Nacional. Expuso las observaciones derivadas del estudio del Informe como es el logro de alcanzar “la meta establecida en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) respecto del despliegue operativo, es decir, la integración de 266 coordinadores en las diferentes coordinaciones regionales distribuidas en las 32 coordinaciones estatales del territorio nacional”.

Comentó que “entre 2020-2021 el presupuesto aprobado para la Guardia pasó de 3 mil 974 a 35 mil 672 millones de pesos, recurso “destinado a la construcción de cuarteles”, destacando que conforme al “artículo séptimo transitorio del decreto de Reforma Constitucional en materia de Guardia Nacional se prevé que debe haber un programa para el fortalecimiento del estado de fuerza y capacidades institucionales de los cuerpos policiales estatales y municipales”.

Expuso que a fin de cumplir con el programa se deben dar las previsiones necesarias “en los presupuestos de Egresos de la Federación y de las entidades federativas, de forma coordinada no sólo para la edificación de inmuebles, sino para invertir en la mejora de las capacidades”. Manifestó que según el Observatorio Nacional Ciudadano se enfoca un énfasis en la Estrategia Nacional de Seguridad teniendo como “eje la prevención del delito, pero en los hechos el gasto público en esta materia disminuyó del 0.20% del PIB al 0.18”.

Mancera reconoce el esfuerzo pero apunta sobre la preocupación en los brotes violencia, la necesidad de fortalecer a las policías locales y municipales, realizar las diversas estrategia de seguridad pública. Aseguró que el Informe para la aprobación, desde nuestra consideración, de los 14 criterios que debe cumplir el Informe presenta un avance en 9 rubros, pero muestra pendientes. Se requiere transparencia en los relativos al uso de la fuerza, el control y despliegue, nombramientos realizados a los titulares de las coordinaciones territoriales.

Advierte sobre la necesidad de desglosar el número “de eventos en los que haya participado personal de la Guardia Nacional, dio cuenta de “125 casos de uso de la fuerza letal con arma de fuego, pero se desconoce el total de los casos de uso de la fuerza y el tipo de armas empleadas”. Consideró al respecto del uso de la fuerza, la necesidad de informar los motivos y la clase de las sanciones impuestas.

Y requiere de un dato más el relativo “al avance alcanzado en el cumplimiento de los objetivos de diversos convenios de colaboración suscritos entre la Guardia Nacional y las entidades federativas y municipios” y de igual manera conocer el uso de las Fuerzas Armadas en tarea de seguridad pública, precisando actividades de la Fuerza Armada permanente.

Grupo Parlamentario Plural

Para el Sen. Emilio Álvarez Icaza Longoria, está en tiempo la discusión del dictamen del Informe y señaló tres puntos para el análisis de fondo: el modelo de Estado que se quiere construir; el modelo de seguridad que como Estado se quiere implementar y de la Guardia Nacional y el informe que se presenta. Advirtió que la militarización de México “no empezó en este gobierno, sino que es un proceso heredado”. Comentó que lo esperado es que en una transición democrática la militarización se detenga, pero por lo contrario “en este gobierno se ha acelerado la militarización”. En el marco de la militarización no hay vuelta de hoja ya que resulta contará el debilitamiento del Estado democrático. Dijo que en este proceso 246 labores de instituciones civiles han sido trasladadas a las Fuerzas Armadas, y que estamos viviendo una redefinición del pacto cívico militar.

Calificó de inaceptable que la izquierda dé la razón histórica al modelo de Calderón y rechazó que “esta izquierda que luchó libertariamente ahora promueva este modelo de militarización” y advirtió que se pueda dar un “narco Estado militarizado y autoritario·, razón para pensar en qué modelo de estado democrático queremos y el rol de las Fuerzas Armadas en él”.

Para Álvarez Icaza el modelo de seguridad del que se habla no es el que hoy esta implementado,  sin embargo, lo que sucede es que tenemos un modelo “de seguridad donde las Fuerzas Armadas juegan un rol principalísimo, y no sólo eso, sino que se está generando una condición donde se está contraviniendo el modelo constitucional”.

Señaló que en el Senado se insistió en un modelo de seguridad ciudadana y democrático, y lo que se tiene “como Guardia Nacional, es en realidad una decisión sistemática de violar la Constitución, se dijo que era una institución civil y tenemos una institución con militares, en instalaciones militares, con fuerzas militares, casi el 80% de los elementos de la Guardia Nacional son de las Fuerzas Armadas y eso contraviene todo lo que dijimos”.

En una exposición de elementos explicó que no hay una relación entre la ocurrencia de los delitos con la presencia de los efectivos de la Guardia Nacional. Invitó a revisar Zacatecas, subrayando que “tiene un destacamento de 250 elementos de la Guardia Nacional y en la Ciudad de México hay 16 por 250. No hay una relación entre delitos y presencia”.

Agregó datos duros: de 8 mil 800 personas, “según dice la Guardia Nacional; de esas, 14 fueron detenidas por inteligencia, 50 por delitos contra la salud, mínima la incidencia en homicidios, sólo se pusieron seis personas a disposición del Ministerio Público, seis de esas casi nueve mil”. Dijo que la Guardia Nacional “tiene casi el 20% del estado de fuerza nacional y tiene 1.9 de las detenciones, 20% de la capacidad, 1.9 de las detenciones”.

Insólito

Al respecto de lo que informa la Guardia Nacional dijo que leyó el “informe en la página 32, 320 cucarachas; así dice el informe, presidenta, en la página 32, aseguraron 320 cucarachas, 20 peligrosísimos grillos, 2 ajolotes, que deben ser una amenaza para la Guardia Nacional, 3 culebras y 1 kilo de buche de totoaba, entre otras joyas y finezas que le pareció a la Guardia Nacional muy importante informarle a esta soberanía; 320 cucarachas nos dicen que aseguraron. Hombre, que importantísimo dato”.

Álvarez Icaza declaró que no pueden evaluar la Estrategia Nacional de Seguridad y recogió la conseja del Sen. Mancera de sostener un “diálogo de Estado con la Guardia Nacional”. Convino en que “no nos pueden dar un informe así, pero no es por nosotros, es porque como Estado cómo resolvemos uno de los temas que más le duele al país”. Recomendó la consulta del Informe 2021 del Observatorio de la Guardia Nacional y la Militarización de México y sentar la base de la Guardia Nacional. Al respecto del Informe manifestó que resultó un compendio de datos y no de contenidos de ley.

Grupo Parlamentario PES

Para la Sen. Eunice Renata Romo Molina el Informe probé de datos veraces que cada quien les dé una lectura distinta y son parte de los datos que los ciudadanos deberemos leer. Resaltó la necesidad de seguridad pública y la vida libre de violencia.

Relató que el Ejecutivo federal en 2018 dio los pasos necesarios para cambiar el modelo de seguridad en México para ubicarnos ante un escenario de “seguridad ciudadana”. Recordó que la reforma constitucional estableció “a la Guardia Nacional como una institución de seguridad ciudadana de carácter civil, disciplinada y profesional, aunque algunos se crean y creen decir que es lo contrario”.

Identificó un proyecto de la función de seguridad pública a cargo de la federación, ejecutado en colaboración con las entidades federativas y municipios, con el objetivo preventivo de delitos, combate a la criminalidad, apoyo a la población para salvaguardar la vida, libertad, integridad, bienes y derechos de las personas. Se agrega la participación en seguridad de instalaciones y recursos vitales de nuestro país, sumándose con las labores de construcción de la paz”. Aseguró que el Informe cumple a cabalidad con el artículo 97 de la Ley de la Guardia Nacional en apego al control parlamentario.

Grupo Parlamentario del PT

En el contenido del discurso del Sen. Miguel Ángel Lucero Olivas se refrenda la Estrategia Nacional de Seguridad del presidente López Obrador, “en la cual la Guardia Nacional es una pieza fundamental, es la fuerza de paz más grande y poderosa de México por el número de elementos, por su despliegue a nivel nacional y por su profesionalismo, disciplina y lealtad. Reconoce que la Guardia Nacional surge como modelo de seguridad pública en la cual el uso de “la fuerza es el último recurso y se crean condiciones de bienestar para evitar que las juventudes se integren al crimen organizado”. El informe refleja una coordinación con autoridades federales, estatales y municipales que permite hacer frente a las problemáticas que aquejan a la sociedad. El objetivo de la estrategia es recuperar la paz y preservar la seguridad con un cuerpo integrado por 110 mil elementos, con capacidad para realizar labores de disuasión e investigación.

Según Lucero Olivas la Guardia Nacional tiene un total de 113,833 elementos, una fuerza operativa de 104,496 efectivos, la construcción de 220 cuarteles de la Guardia Nacional en todo el país y la proyección de 28 más para este año, 95 más para el 2023. Destacó los operados en Zacatecas, Guanajuato, Quintana Roo, tala de bosques en Querétaro, en el sur de la CDMX, Chiapas, Edomex y otras entidades. Otras acciones en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional y Pemex para combatir el robo de hidrocarburos, protección a la infraestructura estratégica del Estado.

Lucero Oliva despeja las rutas de acciones con datos duros como en 2021 el registro 125 hechos violentos con la utilización de la fuerza letal con armas de fuego, y en uno el uso excesivo de fuerza, 8 mil personas detenidas en el período del Informe, con diversos aseguramientos de vehículos, divisas, armas, droga e hidrocarburos, entre otros con presencia nacional y regional.

Grupo Parlamentario de MC

Para el Sen. José Clemente Castañeda Hoeflich: “lo que el Informe atestigua es el fracaso de la Guardia Nacional y un alejamiento de sus objetivos fundamentales. Sostuvo que hay quienes piensan en un Estado unipersonal, concepción que ha sido despedaza por una responsabilidad compartida. Si bien el Presidente de la República es el Jefe del Estado Mexicano y es parte de la responsabilidad. Los objetivos en materia de seguridad están a distancia de cumplirse y a la par se pierde la oportunidad de darle la seguridad al país, de la paz que no se tiene.

Enfocó tres aspectos del Informe: la oportunidad al Ejecutivo de contar con todos los instrumentos para resolver los problemas de la seguridad pública, lo que resultó de la corresponsabilidad de todas las fuerzas políticas, de lo que resultó un fracaso pues la corporación cuenta con el 70% de personal de las Fuerzas Armadas. Destacó que el gobierno se planteó una serie de responsabilidades que no se cumplen, reiterando que el Ejecutivo es el Jefe del Estado y sobre él recae la responsabilidad. Destacó que requerimos de construir la paz, con la información que se cuenta en el Informe no se puede hacer un análisis serio sobre el desempeño de la Guardia Nacional y se pierde la oportunidad de reorienta la seguridad pública. Descartó que para 2024 puedan regresar las Fuerzas Armadas a los cuarteles. Afirmó que “se ha traicionado, por completo, el espíritu de la reforma constitucional que planteaba participación directa de las Fuerzas Armadas por un período de tiempo en específico”.

Como segundo tema advirtió sobre las fallas que tiene la estrategia de seguridad y que ubica como el incremento inequívoco de la violencia. En los datos duros se destaca en tres años: 105 mil personas asesinadas, 21 mil desaparecidas, 33 periodistas asesinados y como tercer tema enfocó la capacitación militar que apenas alcanzó el 20% de los elementos de la Guardia Nacional. Alertó de la existencia de entidades federativas que se encuentran sin respaldo presupuestal institucional.

Grupo Parlamentario del PRI

En la visión del Sen. Mario Zamora Gastélum, la Guardia Nacional contó con el respaldo de todas las fuerzas políticas y a tres años de su creación queda a deber pues la violencia y la inseguridad no se detiene y no se va a solucionar con frases. Lo que se aprobó en el Senado no se han cumplido y el “Ejecutivo y su Secretaría de Seguridad Ciudadana han ignorado el carácter civil del mandato constitucional”. Negó que se fortalezcan las capacidades de las policías locales y estatales, denunció la merma de las posibilidades para resultar con un trabajo mejor, la falta de controles de confianza para todos los elementos, la asignación de recursos necesarios y la ausencia de señales para el retorno de las Fuerzas Armadas a sus cuarteles em 2024.

Advirtió de que se exponen a miles de elementos del Ejército y Marina, pero además de que se carece de estrategia eficaz para enfrentar la violencia. Celebró la dimensión social al problema combatiendo las causas, enfocando la pobreza, impunidad, falta de Estado de Derecho, ausencia de capacidades institucionales. Resaltó el error que resulta de exponer a miles de elementos del Ejército y de Marina con labores para las que no fueron pensadas. Resaltó la inexistencia de estrategia para hacer frente a la violencia. Reconoció la desigualdad presente en Chiapas, Zacatecas, Tamaulipas y Sonora definiendo las condiciones económicas y cuestionó la utilidad de las reuniones mañaneras cuando no se traducen en medidas a complementar y denunció la evidencia del abandono de las policías municipales y estatales Alerta sobre la violación de derechos humanos por la Guardia Nacional de lo que constan denuncias.

Grupo Parlamentario PAN

Para el Sen. Damián Zepeda Vidales la Guardia Nacional es un fracaso como lo es la política de seguridad pública del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien prometió paz. Argumentó como resultados de esa política un mayor número de homicidios en los primeros tres años, comparamos con los primeros tres años de Felipe Calderón y dos veces más en relación con la administración de Enrique Peña Nieto. Citó cifras en tres años como 115 mil homicidios dolosos y la imposición de una Guardia Nacional militarizada a la que un bloque de senadores se opuso en el Senado de la República. Sostuvo el rechazo a la militarización del país que califica como un error, para cuestionar la razón de la permanencia de esa política.

Desglosó cifras: Guardia Nacional con 113 de los que el 70% son militares; 100 mil elementos de las Fuerzas Armadas encargados de seguridad pública comparados con 52 mil combatiendo el narcotráfico con Felipe Calderón. Cuestionó que el Ejército pueda resolver la seguridad y el hecho de que permanezca en las calles. Citó la violencia presente en Michoacán y lo asesinatos en grupo de personas y la política de “abrazos y no balazos”, los asesinatos de periodistas y la promesa incumplida de volver a los militares a los cuarteles.

Grupo Parlamentario de Morena

La Sen. Verónica Noemí Camino Farjat contrargumentó a las criticas de fracaso de la Guardia Nacional que exponen el 74% de apoyo popular. Reconoció el trabajo del comisario general Luis Rodríguez Bucio en la Guardia Nacional. Reconoce que el Informe en cada rubro aporta contenidos informativos puntuales dando cuentas de las acciones. Resaltó el hecho de que Movimiento Ciudadano solicitó información adicional. Como control de armas, violación de derechos humanos , aseguramiento de dineros y atención de robos de hidrocarburos.

Refirió que en marzo de 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, que se reforman disposiciones de la Constitución Política para crear la Guardia Nacional como una institución de seguridad pública de carácter civil. Se definen los debates que consignan nuestros problemas que enfrentamos, sus altas manifestaciones de inseguridad en todo el país, y “la complejidad de la conformación en corto plazo de una institución de ese tamaño”.

Sostuvo que en el quinto transitorio del decreto, “en materia de Guardia Nacional se establece que el Ejecutivo federal está obligado a incluir un apartado sobre el uso de la facultad de disponer de las Fuerzas Armadas permanentes en tareas de seguridad pública y que en ese apartado se incorpore o se incorporó el Informe que se presenta sobre las actividades de la Guardia Nacional con la intención de darle integralidad al mismo, se da cuenta también de las diversas actividades que llevan a cabo las Fuerzas Armadas de manera coordinada con la Guardia Nacional y también con las autoridades locales en materia de seguridad pública”.

La Sen. Camino Farjat se refirió a una serie de experiencias locales y estatales relacionadas con las aportaciones de las entidades a la Guardia Nacional a fin de ilustrar los recursos que se destinan y anunció de que en Yucatán se proyecta una iniciativa en el Congreso local para darle 80 millones de pesos al Poder Judicial para convertirse “sólo en sueldos de magistrados y sus equipos para pasar de 11 magistrados a 17, los del Tribunal al servicio de los trabajadores de 1 a 3, y el problema no está en esa segunda instancia del Tribunal, el reto de la procuración de justicia está en la primera instancia, en la creación de juzgados, en el acercamiento de esos juzgados a la ciudadanía” y seguido cuestionó “de qué sirve tanta policía si no tienes dónde ir a denunciar”.

El relieve de los posicionamiento de los distintos grupos parlamentario y de la deliberación del Informe abrió la participación de una ronda de 10 senadores más en tribuna para hablar en favor o en contra. Tomaron la palabra: Claudia Anaya Mota (PR), Elí César Cervantes Rojas, Mª Guadalupe Covarrubias Cervantes, Sergio Pérez Flores, José Alejandro Peña Villa, Martha Lucía Micher Camarena, Oscar Eduardo Ramírez, Ricardo Monreal Ávila; Navor Alberto Rojas Mancera, José Narro Céspedes (Morena), Indira de Jesús Rosales San Román, Kenia López Rabadán, Xóchitl GálvezRuiz (PAN); Germán Martínez Cázares (GP), Antonio García Conejo (PRD), Juan Zepeda Hernández (MC).

A la lista de intervenciones se fueron agregado otras participaciones por hechos y alusiones saliendo a desfilar los argumentos en contra o a favor de la Guardia Nacional.

Un total de 110 votos, 70 a favor y 37 dieron pase al Informe sobre la Guardia Nacional y la política nacional de seguridad.

Descarga Dictamen de la Comisión de Seguridad Pública

Artículos Relacionados