En la agenda de energía…. las renovables

Autor Congresistas
140 Vistas

Intensa actividad realizó en México la secretaria de Energía del Gobierno de Estados Unidos, Jennifer Granholm. Todas acciones de una agenda de interés acompañada por el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar quien se ha distinguido por mantener una vinculación con las preocupaciones de su gobierno por los impactos de las políticas en curso en el marco de una agenda bilateral, entre estás la adquisición de la refinería de Deer Park, Texas adquirida por el gobierno mexicano.

En la ronda diplomática de dos días: la reforma eléctrica a discusión en el Congreso Mexicanos, el apoyo para la inversión en energías limpias y renovables, incrementar la diversidad en el sector energético, participación en la discusión de la mesa sobre las Mujeres en el Sector Energético de México, y el cambio climático en la mira.

La funcionaria norteamericana se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador, con la secretaría de Energía Rocío Nahle García, con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, el canciller Marcelo Ebrard Casaubón y el líder del Senado, Ricardo Monreal y en la avanzada la urgencia de Estados Unidos en la ruta hacia las energías limpias como el vértice de una asociación con México en el bloque de la región de América del Norte.

Como contexto a la visita oficial de Granholm, en el ambiente la preocupación del gobierno por la recuperación del Estado Mexicano de la rectoría energética, mientras en la Cámara de Diputados simultáneamente a la visita de la secretaria de Energía norteamericana tenía lugar el inicio de un buen número de foros parlamentarios de consulta para la Reforma Eléctrica presentada por el Presidente de la República al compas de la feroz crítica hacia el Instituto Nacional Electoral (INE), montada en una denuncia penal que se sigue de oficio contra los consejeros del Consejo General (CG), Lorenzo Córdoba y Ciro Murayama, impulsada por el presidente de los Diputados, Sergio Carlos Gutiérrez Luna, cosa inédita en 30 años de la alternancia democrática.

En la narrativa resulta importante conocer ¿A qué vino a México y con qué resultados Jennifer Granholm, que sonriente se reunió con el presidente de la República, visitó la Secretaría de Relaciones Exteriores para encontrarse con el canciller, Marcelo Ebrard? Se le vio en el Palacio del Ayuntamiento de la Ciudad de México conversando con la jefa de Gobierno y cerrar su gira con la visita en el Senado de la República para intercambiar impresiones con los líderes de los grupos parlamentarias con su presidente Ricardo Monreal Ávila y lideres empresariales y de la sociedad civil.

De las declaraciones publicadas en distintos momentos en diversos medios de comunicación y de distintos actores sobresalen las declaraciones y comunicados emitidos por Jennifer Granholm, en momentos en cruces y confusiones, en paralelo al interés y la estrategia política, unos a favor del medio decir, otros restringidos por el marco de funciones y definidos en torno a objetivos, gravitando entorno a una voz central.

Lo interesante de la agenda de la relación bilateral el manejo de las distintas agendas en materia de comunicación.

Destacan entre estas narrativas las diferencias en las informaciones de la Embajada de Estados Unidos en México, las declaraciones del presidente en el sentido de haber mantenido una reunión de confianza, respetuosa y de haber establecido el compromiso de revisar caso por caso los contratos de los empresarios, en donde algunos fueron calificados de ladrones.

También se presenta en la narrativa una diferencia entre las dos Cámaras del Congreso de la Unión, una, orientada respecto de la estrategia del descrédito al INE y de sus consejeros con impredecibles consecuencias en torno a nuestra democracia procedimental y otra la de las tendencias de la Cámara de Senadores por tender los puentes con la sociedad con una política de comunicación pedagógica a favor de una cultura democrática y de división de Poderes.

Al respeto de la visita a nuestro país por la secretaria de Energía norteamericana en la reunión sostenida con la prensa en el Senador de la República, Ricardo Monreal declaró que la reunión con la secretaria Jennifer Granholm, transcurrió libre, autónoma, en un ambiente en el cual cada coordinador fijó su posición política y hablaron sobre lo que consideraron importante.

Destacó la amabilidad de la funcionaria y el interés sobre el tema general de energías limpias, energías renovables, y con el “gran compromiso con el cambio climático”. Subrayó la importancia de mejorar la relación entre ambos países, para destacar que “Estados Unidos está viendo en México una potencia en materia de energías limpias, en varios estados: la geotérmica, la eólica, la solar; reconociendo a México como un país que puede representar un avance significativo en energías renovables y limpias”.

Jennifer Granholm y Ricardo Monreal

Destacó, a pregunta del reportero, que en su intervención “fue neutro, cuidadoso, prudente debido a que era una reunión con una secretaria de Estado, que exigió de responsabilidad constitucional y que como presidente de la Jucopo, no podía adelantar ninguna víspera ni tampoco puedo adelantar ninguna circunstancia”.

Sostuvo Monreal “estamos en espera de lo que la Cámara de Diputados realice, dado que está en una sesión de parlamento abierto y no quisiera yo introducirme al papel que está ahora jugando la Cámara de Diputados”.

Recalcó que la secretaria manifestó el interés de su país en seguir la relación comercial, cultural y de mantenerse invirtiendo en México, postura que se avala por una intensa gira de trabajo que involucró el análisis de las agendas en refuerzo de la bilateralidad.

Artículos Relacionados