Al IMSS le interesan los jóvenes

Autor Congresistas
40 Vistas
  • Promoción de la salud
  • Prevención, el objetivo
  • Acciones preventivas por la salud

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador sostiene un enfoque muy interesante en política pública de corte social y orientadas a los jóvenes. Estamos ante diversos programas con importantes presupuestos. La oferta para los jóvenes va desde las nuevas 100 Universidades Benito Juárez, programas de empleo como Jóvenes Construyendo el Futuro, la entrega directa de recursos económicos como becas para la educación básica escalando a la superior, postgrado, y a técnicas, a las que se suman las políticas de atención y prevención integral de la salud, en las que se cita también de recreación y entretenimiento a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para sus derechohabientes.

No hay precedentes de un volumen de programas ni de robustos financiamientos dirigidos a los jóvenes, por años sus necesidades no parecieron congregar otro interés y no así otros aspectos como la salud, educación, la recreación, capacitación y empleo. Los jóvenes representaron una carga más y se les reservaba una etiqueta “ninis” lo que significó “ni estudian ni trabajan”.

“Al IMSS si le interesan los jóvenes” nos dice el Dr. Carlos B. Armenta Hernández, jefe de Promoción y Educación del IMSS, en una conversación puntual de cómo ve a los jóvenes derechohabientes de una institución de perfil social, representativa de amplios sectores sociales y responsable de la salud de los trabajadores del sector obrero, de empleados y empleadores adscritos de todos los sectores productivos privados y mejor identificados como clase media conformado por profesionistas, pequeños y medianos empresarios, comerciantes, industriales, productores y que hoy incluye a muchos estudiantes del país con enfoque preventivo sobre salud en distintos niveles.

En el contexto de una intensa campaña contra las adicciones, de acciones a favor de la juventud, nos encontramos con políticas preventivas de salud para los jóvenes en el horizonte del derecho a la salud adquirida por los mexicanos, reconocido en la Constitución, con un enfoque distintivo y aprovechando la tendencia de los jóvenes a integrarse en grupos, equipos y categorizaciones que si bien expresa identificaciones también la calidad, objetivos y maduraciones. De sobra es conocido que los niños y los jóvenes crecen y se desarrollan en grupos, de inicio dentro de la familia.

Gerontólogo de especialidad, joven y entusiasta, hidalguense de origen el Dr. Carlos B. Armenta nos lleva por la ruta de los programas que PrevenIMSS ofrece a sus derechohabientes. Despliega su conocimiento, sus habilidades de promoción y conocimiento del tema.

C: Poco sabemos de las acciones de salud que se orientan hacia los jóvenes a no ser de algunas campañas contra las adicciones, VIH, educación sexual y reproductiva. Tenemos pocos elementos para conocer que hay una política en salud para la juventud ¿se ha percatado de ello?

A: Pues en el IMSS sí nos interesan los jóvenes. Le voy a platicar de forma general lo que hacemos. El programa JuvenIMSS dio origen a las Cartillas de salud y visitas médicas. En esas Cartillas están todos los grupos de edad: niños, adolescentes, jóvenes, mujeres, hombres y adultos mayores. Tienen cinco componentes como promoción a la salud, nutrición, prevención, detección de enfermedades y salud sexual y reproductiva, salvo en la de los niños. Cómo fueron un “trancazo”, las Cartillas de PrevenIMSS a nivel federal se adoptaron y ahora se llaman Cartillas Nacionales de Salud y hay una por cada grupo de edad.

En todas las Cartillas va la identificación, como el nombre, los números de seguridad social, la dirección, edad, etc., después va prioritariamente la promoción de la salud. Nosotros en el IMSS formamos parte del Comité Federal de Cartillas. Todas las instituciones federales vamos a ese Comité y entre todos decidimos cuál va ha ser el contenido de la Cartilla Nacional con base a los primeros riesgos o padecimientos de salud pública de cada grupo de edad y así nacen los temas de promoción a la salud y otras acciones como la evaluación de la nutrición, qué esquema de vacunación se aplica, qué detención le vamos ha hacer.

Si se checan las Cartillas de Salud en el caso de los niños, jóvenes, mujeres, adultos mayores, varones, todos tienen diferentes temas de salud. Y ahí se indica a los niños y adolescentes que soliciten al personal de salud información sobre estos temas. Esto quiere decir que cada adolescente que vaya a unas de nuestras unidades ya sea del IMSS, de la Secretaría de Salud, del ISSSTE, de Sedena, de Pemex, el personal que lo atiende debe de dar temas de salud, de acuerdo a su subgrupo de edad, de su diagnóstico de salud o a sus factores de riesgo.

¿Qué hicimos nosotros en el IMSS? Nuestro personal de enfermería hace el chequeo preventivo al adolescente cada que va a entrar a la Universidad. En la Unidad Familiar se le revisa su cartilla y si le falta alguna acción, nuestras enfermeras del módulo le aplican el chequeo y ello significa que le damos una atención integral. Es un batería de acciones para que el adolescente prevenga o detecte enfermedades.

Le completamos su esquema de vacunación, lo pesamos, medimos, le decimos cuál su índice de es su masa corporal, si está en estado normal o tiene sobrepeso o le falta peso. También le damos temas de promoción a la salud. Le comparto algunos: higiene personal, alimentación correcta, actividad física, salud bucal, salud sexual y reproductiva, prevención de adicciones, prevención de violencia, prevención de accidentes, entornos favorables a la salud. Lo que hicimos en el IMSS fue crear una estrategia educativa por cada grupo de edad a través de sesiones educativas vivenciales, reflexivas, pero sobre todo participativas para que las personas accedan a estos temas de salud que comente, más habilidades para la vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), nos dice que para que haya un aprendizaje significativo tiene que haber participación de la persona. Anteriormente lo que escuchábamos es que se daban pláticas. Es una forma de transmitir información, pero difícilmente se genera un aprendizaje significativo. La OMS nos recomienda que para hacer un aprendizaje significativo tenemos que hacer participe a la persona del autocuidado de su salud. Con esa base en el IMSS diseñamos estrategias educativas.

Otras para niños, uno se llama Chiquitín Junior y Chiquitines. Hay otras para adolescentes Juvenil Juniors y JuvenIMSS. Otra para mujeres y hombres que se llama Ella y Él con PrevenIMSS, para adultos mayores que se llama Envejecimiento Activo PrevenIMSS. Para embarazadas que se llama Embarazo PrevenIMSS, otro para gente con diabetes e hipertensión que se llama Yo Puedo PrevenIMSS y para gente con sobrepeso que se llama Pasos por Tu Salud.

Estás estrategias educativas lo que buscan es que, a través de talleres vivenciales participativos, en grupos pequeños de 20 a 25 personas y con material especialmente diseñado para esto, se den talleres del autocuidado para su salud en bloques temáticos. Le pongo un ejemplo, hablamos del tema sobrepeso-obesidad se aborda a través de la triada: de alimentación correcta, consumo de agua simple potable y fomento de la practica de actividad física. No les estoy diciendo vamos a prevenir la obesidad, les estamos enseñando qué es lo que deben de comer y por qué deben practicar actividad física.

C: ¿Cuál es la mecánica?

A: En estás estrategias hablamos en positivo, porque es una forma de incidir en el aprendizaje. También tenemos otra triada que es la prevención de accidentes, prevención de violencia, prevención de adicciones. No hablamos en especifico de qué es la marihuana o la cocaína, no, hablamos en positivo. Ustedes saben que todas las enfermedades tienen diferentes determinantes.

Es difícil que una sola adicción se lleva a cabo por una causa sino es un cúmulo de cosas como la edad, sexo, religión, cultura, accesibilidad, economía, red social. Influyen la depresión, la ansiedad, si tiene a uno de sus padres enfermos, si tiene algún abandono, todo eso influye para que se genere una adicción. En PrevenIMSS lo que abordamos es de forma integral para el derechohabiente.

La estrategia educativa de la promoción de la salud, JuvenIMSS es la aportación que hace Trabajo Social y Promotores de Salud a las acciones de promoción a la salud y educación de la salud. Comentamos que la enfermera revisa la Cartilla y hace las acciones de los cinco componentes, el médico en la consulta o el tratamiento farmacológico, pero también no farmacológica. La nutricionista en su consultorio da consulta y recomendaciones, así cada persona del IMSS hace acciones de promoción de la salud, Trabajo Social y promociones de salud.

La contribución que tiene el adolescente de 15 a 19 años es la promoción de la salud. Este es un tríptico que le comparto y que utilizamos para difusión educativa de PrevenIMSS. El objetivo también tiene que ver con adicciones y difundir uno de cada tema a los adolescentes, uno de esos temas es salud sexual y reproductiva, que tiene que ver con adicciones, con un embarazo no planeado que puede conducir a una adicción. En síntesis, PrevenIMSS es una estrategia integral y no sólo abarca un tema.

C: ¿Hay otros temas y enfoques?

A: Habilidades para la vida, al respecto la OMS, dice que para aplicar un conocimiento en salud debo tener habilidades para la vida y es cuando tomamos decisiones. En salud tomamos, decisiones, como si tomamos refresco o no, si como un pan o como dos, si como o no frutas y verduras. Nosotros al adolescente a través de sesiones educativas, participativas y vivenciales con materiales especialmente diseñados y para ello abordamos todos estos temas. Aquí a nivel central diseñamos los contenidos educativos, pero a nivel operativo es donde se desarrollan estas estrategias educativas y su desarrollo está a cargo de Trabajo Social y Promotores de Salud.

Se desarrollan en unidades de más de cinco a más consultorios que es donde tenemos Trabajo Social. No en todas las unidades del país tengo Trabajo Social. Se desarrollan en unidades médicas de primer nivel. Los adolescentes difícilmente van a nuestras unidades de primer nivel, ellos no se sienten enfermos y por ello no demandan atención. La estrategia que diseñamos, es no vienes nosotros vamos. Recuerde que por Decreto Presidencial todos los estudiantes tienen derecho a seguridad social y así están realizados los convenios con universidades como la UNAM, IPN, la de Baja California.

C: ¿Todas las universidades públicas?

A: Nos coordinamos con ellas para que los estudiantes de nuevo ingreso, al momento que se están inscribiendo también se afilien al IMSS: Les hacemos su chequeo, enfermería va hasta la escuela y después pasan a nosotros, a Trabajo Social, a Promotores de Salud y les damos JuvenIMSS. Esos adolescentes se van a convertir en un grupo y tarde que temprano esos estudiantes de esa escuela van a estar capacitados.

El objetivo de JuvenIMSS es la promoción de la salud y la creación de padres educadores. Sabemos que difícilmente un adolescente se va a acercar a preguntarnos cómo se pone un condón, a nosotros los del equipo de salud y mucho menos a sus papas. Es por cultura. Lo que generamos es que haya adolescentes para que durante la charla cotidiana en el recreo, antro, la plaza comercial, emita el conocimiento que adquirió a través del IMSS.

A los adolescentes les gusta categorizarse y pertenecer a un grupo. En Guadalajara, Jalisco, la delegación lleva siete años haciendo un encuentro de Jóvenes PrevenIMSS. La Universidad de Guadalajara, la UDG, nos presta el estadio de básquetbol, en el que caben más de mil adolescentes y una vez al año llenamos el estadio con estudiantes de todas las unidades centro sur, cerca de 29 o 30 unidades médicas de primer nivel y compiten a través de sociodramas, de porras, de canciones, abordando los temas de JuvenIMSS y vemos lagrimas de emoción por haber ganado una medalla de primero, segundo o tercer lugar. El objetivo es intercambiar experiencias, es interactuar con el adolescente para que nos ayude al cuidado de su salud. Nosotros no lo vamos a cuidar, el nos tiene que ayudar a autocuidarse.

Tenemos otra práctica que se llama Plan de Vida y le damos materia para que nos comparta cómo se visualiza en cinco años y hace una especie de revista por la que comparte con la técnica de Trabajo Social, nos explica cómo se visualiza, qué va estudiar, en qué empresa quiere trabajar, si plantea ser papá. Le hacemos ver a través de su narrativa lo importante que es la toma de decisiones correctas en salud y los efectos que tendrían las incorrectas, que influirán en el plan de vida que se plantean. Los hacemos reflexionar sobre llevar a cabo todas las acciones en salud de su Cartilla.

C: Tengo la impresión que tanto el sector civil como el político debe de estar preparado para a entender a los jóvenes que nos rebasan.

A: Tiene mucha razón por eso cuando vamos a las escuelas los papas nos abordan y les preocupa que no puedan despejar sus dudas e inquietudes, para ello hemos desarrollado otra estrategia. Como derechohabiente del IMSS usted puede ir a su unidad médica o nosotros vamos a su empresa, porque también tenemos convenios con las empresas y como ellos no van a nuestras unidades, nosotros vamos y aparte de su chequeo, les hacemos la estrategia Ella y Él con PrevenIMSS, en donde abordamos todos los temas de salud de sus Cartillas más habilidades para la vida y también hay temas para ayudarlos en formar en salud a sus adolescente y a sus hijos, además de que se van a convertir en pares educadores con sus hijos, compadres.

C: Si tenemos el derecho a la salud, tenemos que educar, formar. En México conviven dos padrones de enfermedades, las de la miseria y las de desarrollo, las derivadas de mejores condiciones de bienestar y la prevención, la promoción de educación en salud es fundamental.

A: Por eso le comento que Trabajo Social y Promotores en Salud a través de PrevenIMSS y demás estrategias fortalece lo que vienen haciendo los equipos de salud. Muchas veces el primer contacto es la enfermera, la que hace el chequeo y además hace acciones de promoción a la salud. Muchas veces el médico es el primer contacto y lleva acciones de tratamiento farmacológico y de promoción a la salud, quizás no tanto de la promoción primaria porque el paciente ya tiene un diagnóstico y son de prevención secundaria que es evitar que ese paciente pueda complicarse por su enfermedad. Hay diferentes niveles de prevención.

También estamos en contacto con empresas que contratan a adultos mayores. Tenemos una coordinación con el DIF nacional y una de las líneas de nuestro director general y director de Prestaciones Médicas es la gestión interinstitucional a favor de la salud. El DIF nacional tiene campamentos recreativos; voy a mencionar algunos en Aguascalientes, Catemaco, Veracruz; Guanajuato; Ixtapa, Zihuatanejo; Jalisco; Mazatlán, Sinaloa; Tulum, Quintana Roo; Bucerías, Nayarit.

Ellos llevan a cabo campamentos recreativos para personas que sufren alguna discapacidad, adolescentes y adultos mayores. Hemos hecho una alianza con ellos y nos prestan sus instalaciones de lunes a viernes. El IMSS absorbe los gastos de traslado, de alimentos durante el traslado y llevamos a los mejores adolescentes que se han destacad y son de al menos dos estados del país para que a través de otras dinámicas participativas reforcemos sus autocuidados para la salud y fomentamos la actividad física, dinámicas para el uso correcto del condón masculino, sociodramas para la prevención de violencia, para la toma de decisiones y saber decir no quiero alguna droga. Le repito al IMSS le interesan los jóvenes.

Artículos Relacionados