Para mejores decisiones, información basada en datos. LabDO

La democracia es el derecho a gobernarse, implica que la ciudadanía lo ejerza

Autor Congresistas
175 Vistas

Entrevista con el doctor UUc-kib Espadas Ancona

  • El INE no tiene las posibilidades de ser factor en la construcción de ciudadanía, es una tarea de los partidos políticos y otras organizaciones de la sociedad
  • No hay país donde los ciudadanos no tengan que gestionar sus derechos
  • El debate entre los partidos políticos debería de ser permanente

Entramos de lleno en la ruta de la entronización de la democracia procedimental, simultáneamente surgen los contrastes de la profundización de las diferencias y las debilidades legales para el acceso equitativo de la información y dispersión para la construcción de ciudadanía.

Congresistas agradece la entrevista con el antropólogo, sociólogo, experto en comunicación, el Dr. Uuc-kib Espadas Ancona, destacado integrante del Consejo General (CG) del Instituto Nacional Electoral (INE) órgano autónomo de estado responsable de la organización de los comicios más voluminosos, complejos y con regiones que viven niveles de alta criminalidad de la historia electoral mexicana.

Recién llegado de Yucatán, sudadera, camisa de mezclilla y pantalón de drill, de frente a unos comicios para elegir presidente de la República, senadores y diputados del Congreso de la Unión y en disputa los procesos locales a gobernados, diputados a los congresos locales y presidentes municipales, el acceso a la información oportuna y de calidad es un imperativo.

CVV: Doctor, destacan en la a escena política los derechos humanos, políticos, sociales, robustecidos y combinados con los avances de las tecnologías de la información, comunicación, transparencia y movilidad fortaleciendo a la democracia y el voto como una herramienta informada en un ambiente simulado.

DUEA: Desde la perspectiva de la importancia de la comunicación política, la información para el ciudadano como la herramienta para la construcción de ciudadanía estamos en deuda.
Tenemos una legislación hecha en materia de comunicación al calor de un conflicto como fue el conflicto poselectoral de 2006. Y en donde una serie de normas se aceptaron de manera muy apresurada con la intención de desestresar el ambiente político y esto es lo que genera cosas que realmente comienzan a ser problemáticas en el sistema democrático.
Permítanme poner un ejemplo de un proceso anterior en la revocación de mandato, de acuerdo con la ley el presidente no puede hablar sobre el proceso de revocación de mandato. En el proceso de revocación de mandato eso me parece espectacularmente absurdo.
Es interesante que esa norma está ya, entre otras cosas, porque el acusado exigía antes que los presidentes no abrieran la boca en ningún proceso electoral. Y eso se quedó tanto para las consultas populares como para la revocación de mandato. Me parece que eso ilustra esa prohibición es la cúspide de la contradicción democrática que encierra la ley, el asunto del control a las precampañas y a los funcionarios públicos.
Digamos esta hipertrofia del principio de equidad. Si un funcionario público habla no habla una persona, sino un funcionario público y, en consecuencia, rompe la equidad, pues puede ser. Pero me parece que si es equidades la que protegemos estamos protegiendo demasiado. Se supone que los funcionarios públicos hablen y se supone que los funcionarios públicos en democracia hablen de política los funcionarios públicos tienen partidos y están vinculados para partidos y lo que los funcionarios dicen tendría que ser parte del debate democrático.

CVV: ¿Corresponsabilidades?

DUEA: En México eso está severamente restringido y lo peor del asunto es que el Instituto Nacional Electoral juega un papel muy importante en hacer efectivas estas restricciones legales, a mí me parece que en una futura reforma electoral eso tendría que cambiar. Es decir, el tema no es si los funcionarios hablan o dejan de hablar, el punto es que no se utilizan recursos públicos directamente en esto y cuando directamente quiero decir que a mí tampoco me parece que un funcionario lo entrevistan en horas hábiles y opina eso se considere que es gasto público porque el funcionario está en horas hábiles si los funcionarios o para muchos funcionarios son políticos una porción muy importante también son técnicos y eso es en general no opinan sobre estas cuestiones pero los funcionarios electos los militantes partidistas.
En mi parecer eso tiene que cambiar en la ley y que tiene que abrirse y que el debate entre los partidos políticos debería de ser un debate permanente a lo largo de los 3 años entre elección y elección, que la participación de los funcionarios tendría que abrirse más, no debe de estar restringida como lo está ahora si bien se podrán imponer límites que estén vinculados con que no se gaste dinero público En beneficio de una facción.

CVV: ¿Información, revisión de políticas de comunicación y criterios, propaganda personal, institucional?

DUEA: Bueno a mí me parece que tiene que distinguir la información y la publicidad, es decir las estrategias de publicidad que un gobierno opta por comunicar en su dato no me parece que es un espacio en donde los gobiernos deben disponer de un grado de libertad; es decir, cada gobierno quiere promover lo que le parece que es de destacar de su ejercicio de gobierno, otra cosa es el acceso a la información.
Sí me parece crucial decir: efectivamente tenemos problemas de acceso a la información. A veces no se puede saber con prontitud si por ejemplo alguien utilizó su nombre para participar en equis programas sociales federal, estatal o de lo que sea. También es verdad que estos programas sociales no reciben una difusión homogénea, eso por un lado tiene que ver con la con las prioridades en políticas públicas de cada gobierno.
Me parece legítimo pero lo que en ocasiones puede ser un problema es cuando los potenciales beneficiarios de algún programa no están totalmente al tanto, pienso esto, en términos del INE, por ejemplo, cuando se establecen cuotas para la elección de legisladores y la población teóricamente beneficiaria de esas cuotas no necesariamente está informada, como lo es la cuota de diputados indígenas. Que efectivamente entre grupos activos de militantes que participan de esto la información fluye, pero al conjunto de la población indígena históricamente está muy lejos esto y es un problema muy amplio que tiene que ver sí con las políticas de comunicación, pero tiene que ver también con nuestro sistema de comunicación en general, el estado mexicano carece de una cadena nacional de televisión desde que se privatizó en tiempos de Carlos Salinas de Gortari y su respectiva medición.
A diferencia de lo que ocurría, los mexicanos de hace dos generaciones disponían de información proveniente de canales del estado y que en general se comportaban, así como medios de estado no como medio de gobierno y, en ese sentido, por ejemplo, la información de la que se disponía a través del email o de información mucho más plural de medios privados, creo que ahí hay un gran problema de comunicación y es uno de los temas que quedó pendiente desde la transición interrumpida del año 2000 en donde efectivamente un partido distinto del que había gobernado por 70 años gana. Pero el país no avanza hacia una reforma constitucional amplia que redefina el sistema político mexicano, incluyendo una banca nacional, medios de comunicación nacionales que puedan garantizar servicios de esta naturaleza al conjunto de la sociedad, esto se inscribe dentro del conjunto de otra gran cantidad de cosas que tendrían que hacer revisadas y que no lo fueron porque la posición del presidente.

Doctor UUc-kib Espadas Ancona 2
Doctor UUc-kib Espadas Ancona

CVV: ¿La comunicación alude a la gobernabilidad democrática?

DUEA: En los hechos se podía gobernar la nueva pluralidad del siglo XXI, con las reglas fraguadas y acomodadas por 70 años para un régimen de partido casi único, régimen de partido de estado y los sucesivos gobiernos han estado cada vez más distantes del debate de una reforma política estructural, una reforma del sistema político mexicano y es el día que no se ejecuta que tiene disfuncionalidades por todos lados.

CVV: Usted está hablando de algo que me parece tener importantísimos ¿Qué es la reforma política del estado mexicano? y me pregunto ¿si podemos desistir otra aventura más de un presidenciales tan fortalecido como el que estamos viendo?

DUEA: A ver este país es un país muy grande tiene una economía muy fuerte muy hambre también somos muchos mexicanos, así que de resistir se trata el país puede esto y mucho más la pregunta sí es eso lo que queremos.
Si nosotros vemos a los últimos 25 años ha habido por ejemplo momentos de gran crecimiento económico a nivel mundial que México no ha aprovechado seguimos siendo un exportador neto de capital humano principalmente de los Estados Unidos es algo que no se valora a ver cuándo un ingeniero mecánico medio, no hablo nada más de grandes genios, se va a trabajar a los Estados Unidos, se lleva con él una formación que recibió de este país y que este país le posto, pero además para tener un ingeniero mecánico no nada más se financia a un ingeniero mecánico si no que ese ingeniero mecánico sale de un grupo de personas que cursaron la escuela desde la primaria para llegar a la carrera es decir el decir el valor de la formación de un ingeniero mecánico por mencionar cualquier profesión es medible en términos de lo que le costó a la sociedad y al estado mexicano y eso es algo que se va del país y México regala mucho de eso todos los años. Todos los años obtenemos capital humano de distinta naturaleza profesionales técnicos especializados que buscan su futuro en otros lados esto es más o menos inevitable cuando tenemos a un país subdesarrollado con una frontera de más de 3000 kilómetros, con la principal potencia económica del país no lo vamos a evitar, pero debemos tener medidas para contrarrestarlo; es decir, como suplimos esta permanente fuga de capital humano hacia dentro del país, cómo está reaccionando nuestro aparato educativo hacia esto. La realidad es que las cosas han quedado a la espontaneidad del mercado y que el mercado se ha demostrado insuficiente para satisfacer internamente nuestras necesidades. Lo mismo se puede decir de otros aspectos muy diversos de la organización política interna del país y sus efectos en la economía y en otras áreas no creo que podamos esperar ningún tipo de magia es decir si los gobiernos hicieran estas cosas bien los resultados podrían ser diferentes, pero probablemente, no radicalmente, diferentes, porque en el futuro previsible México como el conjunto de países subdesarrollados seguirán siendo subdesarrollados, porque el subdesarrollo es una función necesaria en un arreglo global que genera países muy ricos que son los que siguen capturando permanente la riqueza que la humanidad produce, eso México no va a poder vencer pero eso tampoco quiere decir que no importa lo que se haga las cosas van a resultar iguales; es decir, la economía del país en muy distintos aspectos ha sufrido deterioros innecesarios.
México ha dejado atrás el desarrollo de tecnología propia en muchas áreas bajo la falsa creencia de que toda la tecnología de que es inútil intentar producir tecnología desde los países subdesarrollados porque eso lo hacen más barato y mejor los países desarrollados eso no es así las potencias medias.

CVV: ¿En términos de desarrollo e innovación?

DUEA: Pueden emparejar con las naciones industrializadas, sí pueden tener franjas de desarrollo muy amplias. Brasil produce aviones, por ejemplo, la India produce computadoras. México podría tener un lugar en este espacio intermedio, pero la rudeza de la relación económica de dependencia con los Estados Unidos aunado a políticas económicas de corto plazo requiere de más de un sexenio, estoy hablando de décadas pues ha tenido un efecto de deterioro en la capacidad económica del país, pero también en la capacidad de transformar su modelo económico.

CVV: Hay dos temas que insisto ¿Cómo se ve desde línea cómo debemos ver desde el INE la construcción y consolidación de ciudadanos?

DUEA: Se pueden ver desde muchas perspectivas, yo lo veo con preocupación fundamental, pero a ver, no le toca, lo digo con toda claridad más allá de el gran entusiasmo institucional que a veces se manifiesta lo cierto es que un instituto con las capacidades del INE no tiene las posibilidades de ser factor en la construcción de ciudadanía, eso es una tarea que le corresponde fundamental a los partidos políticos y a otro tipo de organizaciones de la sociedad, a las que tampoco les está yendo muy bien. Pienso en primera instancia en los sindicatos que en otros años tenían un papel muy importante en formar a sus propios dirigentes, en que los trabajadores organizados tuvieran mucha más relación con la tarea política de sus sindicatos y ahora han pasado a ser figuras absolutamente secundarias en la sociedad mexicana.

CCV: Es usted es generoso, ni secundaria.

DUEA: Bueno si hay cosas en dónde todavía juegan un papel, en el aparato de gobierno, a no ser de los sindicatos y las condiciones de trabajo de los servidores públicos, serían mucho peores de las que han llegado a hacer en determinado momento. Si los sindicatos juegan un papel ciertamente no estamos ante sindicatos de una fuerza como la que tenían aquí hace 40, 70 o 90 años. La función sindical era muy distinta en el conjunto de la sociedad, el peso de la política muy superior y la capacidad del trabajo de imponerlo en condiciones al capital muy superior de lo que es ahora, pero vamos en ese sentido sindicatos son una de las instancias.
Creo que la instancia fundamentalmente responsable de la construcción de la ciudadanía son los partidos políticos, el INE a través de sus programas de capacitación de su acceso a medios de comunicación no tiene la capacidad de incidir en la vida cotidiana de las personas para modificar su relación con las instituciones del poder político, que es el donde se ubica centralmente la capacidad ciudadana, quien es el intermediario adecuado idóneo institucional entre la ciudadanía como un conjunto de personas y el poder los partidos políticos, y ahí si tenemos, en este momento, un gran requisito en el cumplimiento de esa tarea de los partidos políticos y los grandes debates nacionales, sobre la representatividad, sobre la inclusión, debates como el que tuvimos en la última sesión, son debates que los partidos políticos no están dando. Una cosa es lo que discutimos los políticos o lo que se discute por los editorialistas en los medios de comunicación y otra lo que la gente tiene presente en el día a día y afuera que si nosotros pensamos en temas que han sido centrales en los últimos años de desarrollo de la democracia, la paridad de género, la inclusión de grupos vulnerados el reconocimiento a los pueblos indígenas como parte fundante del estado mexicano, son debates que se han dado en la cúpula, sin embargo no han involucrado al conjunto de la ciudadanía cuyos efectos inciden en ellos y en consecuencia en general tenemos un debate político muy pobre.

CVV: ¿Este tour que son las corcholatas y la lianza influyen sobre la crisis de representación que tiene los partidos?

DUEA: Me parece que sí. Pensar que estás entre campañas que, oficialmente y de acuerdo con el tribunal, no son campañas que se han extendido masivamente, tampoco ha agitado un debate electoral general. La ciudadanía en el país no está discutiendo muchos asuntos de fondo, que sí fueron parte de nuestra discusión en el pasado reciente, a partir del proceso de la reforma política; es decir, cómo queremos ordenar este país a futuro, cómo queremos que estén estructuradas las instituciones del estado mexicano, la forma como hoy están organizadas es así y no merece mayor debate. Tenemos un problema estructural o no tenemos un problema estructural en funcionamiento del sistema político mexicano y cuáles son sus consecuencias para el desarrollo económico, para la vida ciudadana de todos los días, para los procesos electorales, para la organización de los partidos políticos mismos esto no está en el debate a pesar de la enorme magnitud que las movilizaciones de los partidos políticos tienen el día de hoy, más allá de si se trata otra vez, esto legalmente ya está definido pero la discusión académica es otra más allá de si se trata de procesos estrictamente internos o de precampañas encubiertas. La realidad es que lo que se está debatiendo allá, son personas y posiciones de poder, no el desarrollo político, no el proyecto de nación de México.

CVV: Tenemos no sé cuántos números de congresos, pero es buen número de congresos que van a estar en juego, son los que tocan.

DUEA: Solo 31 congresos. El congreso de Coahuila no estará en los boletos el próximo año.

CVV: ¿La magnitud de representación política, de legitimidad política, de identidad política, de capacidad ciudadana, están en juego?

DUEA: Ahí tenemos un problema muy grave. Hacer las elecciones concurrentes en todo el país fue un error democrático fundamental, cuando hay una elección presidencial intensa, todas las elecciones presidenciales son intensas, que los cargos en donde se deposita un menor poder público, como son las diputaciones locales, reciben mucho menor atención de la ciudadanía, además de que el sistema mismo de elecciones es un sistema deformado.
La principal vía de representación el día de hoy es la proporcional. Los diputados de representación proporcional llevan consigo el voto del 95% de los electores, los de mayoría relativa llevan consigo, medido desde 1997, aproximadamente el 40% del voto popular. Sin embargo, para efectos de las campañas como ocurría en las épocas del partido de estado, las campañas se centran en los candidatos que van a llevar la menor representación, que son los de mayoría relativa y los de representación proporcional que sí son votados, son votados clandestinamente porque muy poca gente se entera que lo está haciendo y, todavía, menos sabe los nombres de los que están votando por esa vía. Esta es una disfuncionalidad sistémica, que se traduce en un problema práctico a largo de las campañas, se ve lo que tiene menos importancia democrática y se deja de ver lo que más tiene. Pero además estoy hablando de campañas locales de diputados. Si además de este problema interno intrínseco al sistema electoral agregamos que por encima de esas campañas están las elecciones de gobernador, las elecciones de alcaldes, las elecciones, por encima de todas las elecciones, presidenciales podremos tener una primera noción de lo poco que la ciudadanía se entera del poder que está depositando los congresos locales.

CVV: ¿Cuál es el reto del instituto local y del federal cuál es el reto? porque es un enorme reto.

DUEA: No creo que estemos enfrentando grandes retos, le soy franco. Es un trabajo no monumental. Es un trabajo que hacemos acá. Por ejemplo, si nosotros llevamos un autobús muy maltratado a que reparen pues el trabajo será mucho, pero no es un reto para el taller, porque el taller se dedica a eso. El INE se dedica a sacar elecciones y sacarlas bien, que sean elecciones íntegras. Esta elección es la más grande, como fue la anterior y como serán las próximas elecciones, mientras no cambiemos el desafortunado modelo de la concurrencia de las elecciones cada elección presidencial será la más grande de la historia y no pasa nada.

CVV: Me pregunto en cada elección y cada día es más agudo mi cuestionamiento ¿por qué votamos los mexicanos, por qué vamos con ese entusiasmo de la manita del Instituto Nacional Electoral a la urna como si fuera una fiesta?

DUEA: Por suerte, porque el día que dejemos de ir a las urnas, quiere decir que las urnas habrán dejado de ser suficientes para canalizar el conflicto político de la sociedad y cuando las urnas son suficientes para canalizar los conflictos políticos de la sociedad, esos conflictos se canalizan por otras vías. En México ya hemos visto eso, en los 70s inmediatamente antes de la reforma política de López Portillo en este país había guerrillas que en algunas zonas tenían un peso importante y que, en todo caso, marcaba sectores amplios del espectro político que estaban fuera del sistema la reforma política. No se hizo solamente porque el PRI ya no podía seguir ganando solo las elecciones se hizo, sí, para recuperar la competitividad dentro del sistema, pero también para concluir en el sistema político a fuerzas que vieran ajenas y cuya importancia quedó demostrada en las décadas siguientes; es decir, a pesar de que la política define cada vez menos la calidad de vida de las personas. Sí tenemos una democracia en que gane el partido, que gane la vida concreta de muchas personas, pero de la mayoría de ellas no cambia demasiado dependiendo de cómo se esté gobernando el país. A pesar de eso, la sociedad sigue optando por el voto para definir quién lo gobierna y me parece que en ese punto estamos muy bien si nosotros nos comparamos con otros países donde una elección presidencial puede acudir el 40% de la población. Pienso en países de Europa, como España, de donde, por cierto, no sé quién ganó.

Doctor UUc-kib Espadas Ancona 3
Doctor UUc-kib Espadas Ancona

CVV: Todo el mundo está feliz por qué ganó.

DUEA: Sí pero más allá de quién ganó, no sé cuánta gente votó.

CVV: El 70%

DUEA: Eso está muy alto para ser España, pero bueno digamos México es un país donde la gente vota, reconoce las urnas como el espacio para dirigir quién ocupa las posiciones de poder y eso me parece muy bien.

CVV: Y con entusiasmo eh.

DUEA:

CVV: ¿Por qué la defensa del Instituto estuvo durísima?

DUEA: Eso fue consecuencia de lo duro que fue construirla sin más duro que la defensa fue levantar esto con décadas de lucha digo recordemos que cuando las elecciones plurales empezaron en este país con la elección de 1979 el control electoral estaba en manos de la comisión federal electoral cuyo presidente del secretario de gobernación esto se mantuvo hasta el 88 donde este modelo subió para el descomunal fraude que padecimos ese año y en consecuencia todavía no se ha borrado de la memoria histórica de México el que es una gran ganancia para la ciudadanía hoy poder ir a las urnas que los votos se cuenten y que de la cuenta de sus votos resulte la ocupación de las posiciones del poder.

CVV: Creo fundamentalmente que el cambio de este país tiene que venir de los ciudadanos, los que tienen que gestionar hasta sus derechos hasta la justicia, están en desventaja.

DUEA: No hay país donde los ciudadanos no tengan que gestionar sus derechos.

CVV: ¿Entonces que nos toca hacer?

DUEA: Ejercer. Tenemos derecho a votar, no nos gustan los partidos políticos como están: militemos, construyamos otros partidos, metámonos al partido por el que votamos, cambiemos. La democracia no es el derecho a recibir un buen gobierno ni a tener políticos honestos. La democracia es el derecho a gobernarse y eso implica que la ciudadanía ejerza ese derecho, cuando la primaria nos enseñan que la democracia es el gobierno del pueblo por el pueblo y para el pueblo a veces se nos olvida lo de por el pueblo. Si la ciudadanía no se involucra en el gobierno, no las características de estos gobiernos, si no en la calidad del servicio que los gobiernos presten a la sociedad será por definición decreciente. Si la ciudadanía está insatisfecha con su sistema de partidos, lo que la ciudadanía tiene que ver es que se está reprobando su propia ausencia, está reprobando su propio dejar que otros hagan. Los partidos políticos no tienen la obligación de dar un buen servicio, son los ciudadanos quienes deben decidir si el servicio de uno u otro partido es el que esperaba, en esa medida no basta con votar hay que participar.

CVV: Nosotros los mexicanos le tenemos mucha confianza al Instituto.

DUEA: Sí es un hecho, aunque los golpes desde la presidencia nos costaron un 10% de aceptación: pasamos del 80 al 70% de aceptación.

CVV: ¿Algo que agregar?

DUEA: Más allá de los fuertes debates en torno al INE en los últimos meses, tenemos aquí adentro la certeza y esto será pronto certeza general, sobre todo al pasar la elección de que este Instituto no ha perdido su capacidad para entregar una elección íntegra en 2024. Así será como es costumbre, los votos se contarán y se contarán bien, la ciudadanía puede confiar en eso.

Artículos Relacionados