Fin al desencuentro entre poderes

Autor Congresistas
52 Vistas

La diputada Laura Rojas Hernández, presidenta de la Mesa Directivas de la XLIV Legislatura, se llevó la tarde con el anunció de la voluntad de diálogo del Presidente de la República con la Cámara de Diputados para acordar, colaborar y construir, soluciones en temas de consenso que los grupos parlamentarios y el gobierno impulsen de manera conjunta. Y tras un encuentro privado entre el presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, con integrantes de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Rojas Hernández destacó la disposición y apertura del titular del Ejecutivo y la denominó como una “reunión histórica”.

Sin duda la presidenta de los diputados no exageró, reconociendo un asunto central y es el que se refiere a que los grandes retos que tiene nuestro país ameritan un diálogo republicano entre todas las fuerzas políticas, el cual deberá de ser permanente con el Poder Ejecutivo. Expresó la legisladora que la reunión “es un signo de colaboración entre poderes; una expresión de voluntad mutua del Legislativo y el Ejecutivo”.

Además Rojas Hernández enfatizó el reconocimiento del presidente por el apoyo de aprobar iniciativas como la Guardia Nacional y otras leyes, muchas por unanimidad, para combatir la violencia y la inseguridad. Sostuvo que “lo valioso es que ya se dio esta reunión plural con todos los grupos parlamentarios”. Confío que se dará paso a que también sean abordadas, atendidas y resueltas una serie de iniciativas que son de interés de todas las fuerzas políticas y que pueden ser de consenso, no sólo entre los grupos, sino también del gobierno, como los temas de mujeres; niñas, niños, adolescentes, y medio ambiente”.

En el contexto de tensiones, desencuentros, conflictos, la mecánica de una aplastante mayoría y un aplazado diálogo entre Poderes, Rojas Hernández manifestó su optimismo porque el diálogo sirva para abordar temas de la agenda legislativa que son de interés para la sociedad y del país.

¿De quienes partieron los buenos oficios para lograr que mediara la distancia que había surgido entre los integrantes de la LXIV Legislatura y el titular del Poder Ejecutivo? ¿Cuál fue el actor y la protagonista p y la acción política que permitió desvanecer las fricciones? ¿Cómo se dan y cuáles son los puntos de acuerdo, el umbral de las identificaciones? ¿Cómo se fue construyendo y con quiénes el punte que apunta para llegar a mejores acuerdos al fin? Lo cierto es que los problemas que afectan al país exigen de todos una corresponsabilidad y un diálogo permanente en torno a una agenda común entre lo posible de los imposibles.

Haciendo frente a los grandes problemas nacionales, la presidenta de la Cámara de Diputados, anunció que, como parte de los trabajos impulsados por la Mesa Directiva, el próximo lunes 10 de febrero acudirá a Tapachula, Chiapas, con el fin de conocer de viva voz y de primera mano lo que sucede en torno a la migración. Agregó que asistirán todos los integrantes de la Jucopo, y los presidentes de las comisiones relacionadas con el tema, como Asuntos Migratorios y Frontera Sur.

En la conferencia de prensa conjunta con los integrantes de la Mesa Directiva y la Jucopo, el presidente de este órgano, Mario Delgado Carrillo, subrayó que la reunión con el titular del Ejecutivo fue productiva. “Es la primera de muchas, porque vamos a tener un diálogo permanente, abierto y franco. Incluso, se planteó la posibilidad de que el Presidente de la República próximamente asista a la Cámara de Diputados”.

Precisó que el Ejecutivo recomendó a los legisladores “no cargar la mano al gasto corriente; es decir, que no se creen estructuras burocráticas que pudieran representar presión para las finanzas públicas”. Asimismo, indicó que enviará en próximos días una iniciativa para quitar el fuero al presidente e invitó a los diputados a reflexionar sobre el financiamiento a los partidos políticos y que haya recortes proporcionales.

Entre las reacciones de los coordinadores parlamentarios surgieron las siguientes: el coordinador del PT, Reginaldo Sandoval Flores, estimó que la reunión fue excelente y con muy buen ánimo. “Hubo apertura y disposición. No tenemos la menor duda que tenemos un buen presidente y que, a partir de ahora, podemos dialogar más y avanzar en los problemas que aquejan al país”. Manifestó que “el Ejecutivo tiene disposición de abrir el diálogo con quien sea, porque no hubo problema en ese tema. Fijó su postura sobre asuntos fundamentales como salud, seguridad y educación; “cualquier tema que se quiso tocar se tocó y se trató con toda franqueza”.

Para Tonatiuh Bravo Padilla, coordinador de MC, resaltó que el jefe del Ejecutivo les explicó las razones de las decisiones en el tema de salud y “varios de los presentes hicimos énfasis en que debiera tomar en consideración el federalismo, la concurrencia de responsabilidades y, sobre todo, la posición de las entidades federativas”. Resaltó que la reunión sienta las bases para que con encuentros periódicos no sólo se revise la agenda legislativa, sino “se puedan escuchar todos los puntos de vista, con pluralidad, respeto a las diferencias y construcción de coincidencias. Fue un diálogo abierto, franco y honesto”. Recomendó que “no le carguemos la mano al gasto corriente que pudiera representar presión para las finanzas públicas”.

La coordinadora del PRD, Verónica Juárez Piña, expresó su preocupación, porque “no se presentará por parte del gobierno federal ninguna iniciativa en torno al feminicidio”. Pudimos abordar con el presidente la agenda de las mujeres para que en este periodo se cristalicen distintas iniciativas, sobre todo, aquellas en las que hay consenso. “Nosotros celebramos y esperamos que sigamos con este diálogo respetuoso entre el Ejecutivo y Legislativo. Reconoció que “se ha respetado y se tienen que seguir respetando las diferencias, porque no en todo podemos coincidir y estar de acuerdo, por lo que deben fortalecerse las instituciones, la legalidad y el federalismo”.

El coordinador del PRI, René Juárez Cisneros, consideró que fue una muy buena reunión, marcada por el respeto y una actitud receptiva del presidente para encontrar soluciones a los grandes problemas del país; hubo disposición a dialogar y hacer buena política. Indicó que “para el PRI, como lo expresamos y ratificamos: vamos a acompañar todo aquello que sirva a las y los mexicanos; siempre con ánimo constructivo y respeto. Cuando no estemos de acuerdo en algo o tengamos alguna diferencia, vamos también a argumentarla y a expresar nuestras ideas”.

En su oportunidad, el coordinador de Encuentro Social, Jorge Argüelles Victorero, aseguró que “sólo apoyando e impulsando los temas que a este país le interesan, se podrá poner un alto a la corrupción”. Dijo que es preciso reducir el financiamiento público a los partidos políticos y encontrar la pacificación. Celebró la reunión, porque significó “dejar de hacer siempre lo políticamente aplaudido y pasar a lo socialmente correcto”.

Artículos Relacionados