Mónica Fernández Balboa elegida presidenta del Forpel

Autor [email protected]
29 Vistas

La presidente de la LXIV de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa fue elegida presidenta del Foro de Poderes Legislativos de Centroamérica y la Cuenca del Caribe (Forpel). Se trata de un grupo parlamentario que comparte preocupaciones comunes y que incluye a los Congresos de Guatemala, Belice, Honduras, República de El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana,Puerto Rico países de interesantes contrastes, pero con ejes y aspiraciones comunes.

Al asumir el cargo la senadora mexicana se comprometió a impulsar el empoderamiento político de las mujeres y la defensa de sus derechos. En este año, sostuvo que el Forpel promoverá una agenda y ruta de trabajo para la integración de las mujeres en la construcción del desarrollo sostenible de la región.

Y para alcanzar la meta exhortó desde el espacio del Senado de la República, que se destaca en su composición por la equidad de género, el que las mujeres puedan acceder a más escaños o curules en los congresos y parlamentos de los países integrantes del Foro.

La presidenta del Senado a lo largo de su carrera política y legislativa ha venido promoviendo las aspiraciones de justicia, derechos, inclusión, desarrollo, bienestar y equidad social entre las respectivas sociedades. Convocó a las y los integrantes de ese espacio privilegiado de reflexión y relación entre los países del Caribe a combatir la violencia de género en todas sus formas y a incluir en sus respectivas agendas legislativas la igualdad de derechos y oportunidades sin distinción de género.

La senadora asume el compromiso con el Plan Estratégico Institucional 2017-2021 del Forpel que establece en el capítulo Diálogo Político inciso 3.9, “promover acciones e iniciativas que aporten a la erradicación del maltrato, la explotación, la trata, las tortura y todas las formas de violencia contra la niñez y la mujer”.

En el escenario de la XXXVIII Reunión Ordinaria, el Forpel resolvió, entre otros temas, fortalecer la equidad de género como eje transversal de sus actividades y, con la participación de los parlamentos a desarrollar herramientas que permitan el liderazgo político de las mujeres.

Se patentiza que entre las mujeres del continente se comparten visiones sobre los problemas que enfrentan nuestros países y que muchos requieren de estructuras legislativas que puedan ser la pauta, el principio de las políticas pública que ayuden a cumplir los objetivos propuestos.

Para las integrantes del Foro es de reconocer que, las mujeres continúan estando subrepresentadas en los altos cargos de decisión política, particularmente en los parlamentos, lo que limita el ejercicio de sus derechos humanos y la participación en la toma de decisiones que afectan su vida. Hoy son conscientes de redoblar esfuerzos para responder a la importancia de propiciar las prácticas afirmativas de género, en nuestros parlamentos.

Coincidieron las integrantes del Foro en respaldar las gestiones para generar sinergias con la Organización Internacional para las Migraciones, en el marco del Proyecto “Fomento de Inclusión Social de las Mujeres Migrantes en las Políticas Públicas en Centroamérica y República Dominicana: Prevención de la Violencia Basada en Género”.

Se redoblaron compromisos a favor de los esfuerzos de convocar a los parlamentos integrantes del Forpel para combatir la violencia de género e incluir la promoción de los derechos de ellas en sus respectivas agendas, así como a legislar para que un mayor número de mujeres acceda a los cargos de elección popular.

Fernández Balboa también recordó que en 2019 se concretó la Ley Marco Regional en materia de migraciones, con enfoque de derechos humanos, que fue avalada por todos los miembros del Foro.

Resaltó la importancia de los asuntos y sostuvo que “debemos de dar pasos firmes para visibilizar el rostro humano de la migración, el de las niñas y los niños migrantes; el de las mujeres y jóvenes que deben dejar atrás lo poco que tienen, con la esperanza de un futuro mejor”.

Quedó precisado entre los objetivos de la organización que “durante el periodo 2020-2021, se continuará con el proceso, apegados al derecho internacional y regional. Seguiremos colaborando con la Organización Internacional para las Migraciones con un acento en la prevención de la violencia basada en el género en contexto de migración”.

En un escenario mundial y nacional que ha sido fuertemente sacudido por la problemática de violencia que enfrentan las mujeres, el diálogo desarrollado enriquece los intercambios, lo que no deja de observarse en lo expresado sobre intercambio comercial que se ha señalado de sano y positivo para las regiones y países, pero con efectos mucho mejores si van acompañados de políticas de atención a la pobreza, a las desigualdades, a la distribución equitativa del ingreso y a la garantía y promoción de los derechos y servicios sociales de los ciudadanos.

En su intervención el secretario ejecutivo del Forpel, Santiago Rivas dijo que el Foro tiene la obligación de renovar el compromiso en pro del desarrollo de los pueblos y de la promoción de un futuro económico-social y ambientalmente sostenible, para las generaciones futuras y presentes. En su opinión se tiene el compromiso de construir puentes con instancias internacionales especializadas y los parlamentos miembros del Foro.

Manifestó que “nos vamos consolidando en la región como instancia de referencia interparlamentaria, sin embargo, la cooperación técnica y financiera constituyen una limitación para alcanzar su máximo potencial”. Ya después de dar a conocer las conclusiones sobre las actividades del Foprel en 2019, el presidente saliente de este organismo, Marcos Castillero, pidió que los parlamentos mantengan el compromiso de continuar fortaleciendo el Foro y prepararlo para atender y dar respuestas estratégicas a los retos sociales, ambientales, culturales y económicos de la región.

Agregó que “hoy más que nunca, un espacio de diálogo interparlamentario es vital, ya que cada día son más los desafíos transfronterizos, los cuales deben ser abordados de manera coordinada, mencionó el diputado de Panamá. Muy interesante resultó la participación de Abdelhakim Benchamach, representante del Parlamento del Reino de Marruecos, el cual funge como miembro observador de Forpel, reiteró su compromiso para seguir trabajando juntos y construir un puente de relación y cooperación estratégica entre Marruecos y el Foro.

El Forpel fue fundado en 1994 para homologar las leyes y armonizar sus mecanismos de aplicación en la región centroamericana. Entre sus objetivos están crear instrumentos ágiles de consulta para el diálogo y la concertación sobre problemas comunes de la región, así como promover el desarrollo de estudios legislativos.

Está integrado por los parlamentos de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Puerto Rico y México. Como observadores participan el Yuan Legislativo de Taiwán, el Parlamento Latinoamericano y Caribeño.

Artículos Relacionados