Las lecciones legislativas del Senado

Autor Congresistas
708 Vistas

Inés Pinillos

Al compás de la convocatoria de marcha en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE), se agita el horno legislativo con el proceso del Plan B que abordó una reforma electoral que incluyó modificaciones al Instituto y la discusión del Artículo 25 de la Ley de los Partidos Políticos.

Quedó para la ruta de la justicia, de la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), de la constitucionalidad de un paquete de seis reformas electorales secundarias propuestas por el Ejecutivo Federal que preside el Presidente de la República, Andrés Manuel López. Obrador.

Celebradas una serie de una jornadas históricas en la dos Cámaras del Congreso de la Unión, en la que se puso en juego las reglas del poder político y la estabilidad nacional en un escenario complejo y apoyado por el sufragio de una mayoría en la que se sostiene disputa por los trazos de un régimen de gobierno apuntalado en la centralidad presidencial.

Va derecha la flecha al corazón de la débil democracia procedimental mexicana con el argumento de la austeridad y contra el costoso andamiaje de la desconfianza y rumbo a la certidumbre, provocando el despertar de una lucha ideológica fratricida entre conservadores y liberales anunciada en la Mañanera, lo que nos remite a las luchas desgarradoras del Siglo XIX.

En la mira construcciones electorales de la puesta en marcha por una ingeniería electoral en 30 años y una inversión de miles de millones de pesos garantizando la celebración de miles de elecciones en los rangos reconocidos de la democracia y una alternancia plural.

Alta temperatura social y política calienta a la sociedad con una reforma que desde el Poder Ejecutivo se presentó a la Cámara de Diputados y luego en el Senado de la República, que anunciaba más de dos decenas de inconstitucionalidades advertidas por el Presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), senador Ricardo Monreal Ávila y el Sen. Rafael Espino de la Peña, Presidente de la Comisión de Estudios Legislativos II, ambos de Morena y quienes votarían en contra del Plan B como se bautizó la reforma.

Desde el inicio de la histórica sesión celebrada en el Senado el 14 de diciembre de 2022, la experimentada Sen. Beatriz Paredes Rangel, advirtió lo controvertido de la arquitectura legislativa del paquete enviado por la Cámara de Diputados y que incumplían con los trámites legales incluyendo el Dictamen, que se exigen a todos los procesos como mandata la Constitución.

Asoman en el salón de sesiones preocupaciones como la legitimidad, legalidad, representación, estabilidad, paz, autonomía, fortalezas y debilidades del sistema de división de Poderes, todas en el marco de las reflexiones como defensa de las argucias que no escapan a la ingeniería de los intereses.

Experiencia

Recién iniciada la sesión, la legisladora a tlaxcalteca a nombre del coordinador de su grupo parlamentario del PRI, el Sen. Miguel Ángel Osorio Chong, pidió al Presidente de la Mesa Directiva, Sen. Alejandro Armenta Mier, se retirara del orden del día los puntos relacionados con los dictámenes vinculados con la Reforma Electoral. Se enfoca: Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE), Ley General de Partido Políticos (LGPP), Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación (LOPJF); Ley General de los Medios de Impugnación en Materia Electoral y las la Ley General de Comunicación Social y de la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

Simultáneamente Paredes Rangel solicitó la revisión de la Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados, con fecha 7 y 8 de diciembre, argumentando la presencia de las iniciativas de Morena para reformar la LGIPE, LGPP, LOPJF, incluso una nueva, la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral (LGMIME). Destacaban en el documento cambios y modificaciones no declaradas y sin referencias.

Expuso que tras la reanudación de la sesión, a las 23 horas, el Presidente de la Mesa Directiva dio la voz a la diputada Graciela Sánchez Ortiz (Morena), quien presentó las iniciativas señalando que habían experimentado algunas modificaciones y cambios que fueron recibidas por el presidente, quien no ordenó que fueran publicadas en la Gaceta Parlamentaria, advirtiendo que ningún registro consta de que la legisladora se refirió a los cambios.

Entre argumentos y formulas reglamentarias se afina la denuncia de que los legisladores no mencionaron durante la sesión ningún cambio. En los registros las ausencias en el sitio de Internet que ocupa la Gaceta con la iniciativa publicada antes de la dispensa de tramites. Citó la legisladora la sustitución de gacetas, además de otras violaciones como la dispensa de trámites para autorizar la discusión, concluyendo que se dio una discusión sin Dictamen de la iniciativa del grupo.

En las escaramuzas

La senadora tlaxcalteca advirtió sobre la responsabilidad de la Presidencia de la Mesa Directiva del Senado salvaguardar la custodia de la legalidad de los Dictámenes, reconociendo que es obligación de la Presidencia cuidar de la representación senatorial y de la legalidad de los actos procedimentales de la colegisladora.

En la discusión abierta participan los senadores Dante Delgado Rannauro (MC), Germán Martínez, Grupo Plural; Miguel Ángel Mancera Espinosa (PRD), Julen Rementeria del Puerto (PAN), Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI), Ricardo Monreal Ávila (Morena). En la agenda el eje del debate como el tema a resolver: la obligación de la Mesa Directiva de cuidar la legalidad, la naturaleza del Congreso, la legitimidad y el balance entre la Cámara de origen y la revisora, lo que quiere decir la conservación del principio de igualdad entre las dos instancias del Congreso como la posibilidad de desempañarse una vez de origen y en otra ocasión de revisora del trabajo legislativo de la otra, y en perfecto equilibrio.

El oficio legislativo

Por alusiones personales y reconocido como experto en la normatividad legislativa, el Sen. Ricardo Monreal destacó que la participación de la Sen. Beatriz Paredes. Resaltó el nivel de la argumentación y los elementos, el ángulo trascendental de una observación inteligente. Desfilaron las coincidencias en que los vicios como causas de inconstitucionalidad en la propuesta, lo que ha empezado a preocupar en la bancada de Morena.

Te puede interesar: El mosaico de la reforma electoral-política y los derechos humanos

La presencia de vicios no la puede ocultar ni el más experimentado legislador que a la vez constitucionalista y experimentado político también con aspiraciones a la candidatura presidencial de Morena para el 2024.

Reconocidos los vicios de los procedimientos de origen, la discusión se orilla aún más interesante sobre todo cuando la Sen. Paredes Rangel se propone sea borrada la iniciativa en la orden del día además sea devuelta a la Cámara de Diputados.

¿Reconocida para la discusión del Pleno una situación viciada sobre todo en el Plan B de la propuesta electoral, hay más argumentos qué exponerse, el mismo paquete se ha convertido en la causa de los vicios, la misma propuesta es la razón viciada de la propuesta?

El Sen. Monreal Ávila apunta los vicios de origen y explicó que lo sucedido en la Cámara de Diputados radica en no haber aceptado una “vía rápida de aprobación”. El momento “procesal y la instancia no es procedente. Lo saben muy bien, y lo hago con toda la seriedad. Como estrategia me parece muy inteligente porque argumenta probables verdades de vicios del procedimiento”.

En el marco de una interesante e inesperada discusión, Monreal Ávila señaló que en lo que no coincide “es que ésta Cámara asuma una posición de censora o de revisora de los actos de la Colegisladora, eso no nos corresponde”. Destacó que según “dos disposiciones leídas de la Ley Orgánica se puede desprender que cada Cámara tiene responsabilidad, autonomía y tiene claridad en sus procedimientos”.

“Nosotros, senadores y senadoras, no podemos ni siquiera por la vía de la información solicitarle a la Colegisladora qué hizo de su procedimiento por una razón, porque la Cámara de origen nos envía una minuta y en la minuta está contenido el procedimiento, la Cámara de Senadores presume que fue un procedimiento jurídicamente impecable o correcto, pero nosotros no tenemos facultades para decir si fue desaseado, incorrecto o violó el procedimiento de su propia Cámara”, sostuvo.

Artículos Relacionados