Víspera de la jornada electoral

Autor Congresistas
197 Vistas

Se vive una fuerte politización en un escenario de elecciones que pone en la mesa de los ciudadanos una serie de reflexiones. Está a la vista una confrontación de dos visiones de país y una serie de temas para tomar en cuenta al margen de la trivialización y de las provocaciones. En pantalla el retrato de un México de estadísticas, de argumentaciones y de los hechos políticos como territorio para el voto informado y de consciencia.

¿Qué está comunicando el gobierno federal a tres años de ejercicio constitucional y al llegar a la cita de una elección de gestión legislativa intermedia y otra de orden local de gobernadores, presidentes municipales y legisladores locales? ¿Se habla de una reconstrucción nacional de invitación reservada o abierta? En el panorama una pista de espectáculo político electoral por la que transitan los discursos y otras, las de las estadísticas y cifras que dan cuenta de las presiones de un crecimiento económico que lleva 8.5 puntos abajo y más de 220 mil fallecimientos por COVID y la presencia del crimen organizados con resultados de sangre.

Entre el show, la fiesta, la tanda y el drama ¿Vivimos una gobernanza democrática con la inclusión de todos o sólo de pocos? ¿Qué tanto ha cumplido una diaria conferencia matutina con la información para un gobierno que aspira a un cambio de mentalidad de la mano de una gobernanza democrática? ¿Estamos ante una nueva institucionalidad incluyente, dialogante y consciente de la importancia de la colaboración de la sociedad?

¿Nos encontramos ante un sistema legislativo y judicial, complementario y de contrapeso, o sometido al brazo del Poder Ejecutivo federal? ¿Hablamos de los diputados como representantes populares de la diversidad política del país o de los representantes de grupos de poder resguardados tras un paquete colorido? ¿Estamos ante la identificación y pertenencia de partido en el gobierno? ¿Cómo explicar el énfasis de los desafueros, sus pulsiones y pulsaciones cuando estos se manejan a conveniencia como es el caso del legislador de Morena acusado de pederastia y cuya discusión se reserva tras la celebración de las elecciones o el del caso de la aceleración del desafuero del gobernador panista y el anunció del juicio políticos a dos consejeros electorales y la celebración de una consulta popular sobre el enjuiciamiento a expresidentes?

El espectáculo de la comunicación convertido en luz neón relampaguea sobre razones, tendencias, controles, resultados al cierre de la LXIV Legislatura reconocida como la de la equidad que pasa cómo expresión de los cambios en los que van de la mano los derrumbes de empresas y millones de desempleados y el incremento de la pobreza.

¿El objetivo de la estridencia declarativa es ponernos en el límite de los signos del caos o de las expectativas o la meta es iluminar el límite de un régimen político caótico? ¿O que el rumbo y el ritmo caótico es una democratización del poder público y un republicanismo real? ¿Qué se nos comunica a los ciudadanos sobre el acontecer de la república que no sea otra cosa qué la pugna entre la cumbres del poder político, la descalificación, la anulación del contrario, los resultados del crimen organizado que se desborda, el desorden de una gestión que no remonta el discurso, la descomposición, la incertidumbre, el desgaste del poder, de la fractura de los goznes que le han dado equilibrio a un régimen político que se decodifica desde el Poder Ejecutivo federal?

¿Qué exhibe el 35% del territorio en manos del crimen organizado, los impactos de una pandemia que muda y fortalece sus contagios, los resultados de una economía paralizada por un año y las secuelas de pobreza y desempleo de millones? ¿Estamos en los territorios del pesimismo o en la idea de templar el ánimo en una confrontación diaria que no parece tener fin?

Desde hace un mes, fecha en la que la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados como en una suerte de auto de fe procedieron a desaforar al gobernador de Tamaulipas Francisco Javier García Cabeza de Vaca, a solicitud de la Fiscalía General de la República a fin de ponerlo a disposición de un juez por supuestos actos de corrupción; del anunció de Morena de llevar a juicio político a dos consejeros electorales: Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, de deliberar cuándo se entregará a la justicia al legislador morenista acusado de pederastia.

En el escenario público se han puesto en exhibición todos los componentes del Estado: los tres Poderes de la Unión, el sistema de Justicia, los gobiernos de las entidades federativas, los congresos de los Estados, los sistemas de seguridad pública, el federalismo, los órganos autónomos, el republicanismo, agregado el sistema republicano, de justicia, seguridad pública, federalismo, en el centro de una crisis de salud y economía apuntando sobre los derechos humanos, sociales, políticos y culturales de una población de millones que muestran sus desequilibrios y abismos.

México como otros países de Latinoamérica está en crisis, no arroja los mejores resultados sobre el manejo de la crisis de sanidad ocasionada por la pandemia ni tampoco por los resultados del paro de la economía. Organismos internacionales nos dan cuenta de las cifras.

Artículos Relacionados