Se alcanzó la paridad en todo: Sauri Riancho

Autor Congresistas
200 Vistas

Da el tiempo fin a los tres años de la LXIV Legislatura reconocida como la de la paridad, la de la presencia y ejercicio de 241 mujeres que hicieron posibles reformas constitucionales que logran la paridad en todo y el derecho al cuidado, a cuidar y ha ser cuidado que de no contar con la representación paritaria de las mujeres legisladoras, estas no hubieran escalado al pleno. Se va una Legislatura de grandes reformas estructurales del Estado mexicano que integró a la discusión a brillantes diputadas de todos los partidos, y quedan retos para superar. en la Cámara de Diputados, donde también se gana y se pierden batallas legislativas y culturales y quedan agendas e historias legislativas para contar.

Elevada en número la representación de las mujeres en la Cámara baja también esta es significativa por su libertad, oficio, preparación, experiencia y compromiso, así lo han hecho ver en sus participaciones en comisiones y en tribuna, lo que se han traducido en significativos avances, como nos comparte la diputada Dulce María Sauri Riancho (PRI), presidenta de la Mesa Directiva en el tercer año de ejercicio constitucional de la LXIV Legislatura, que destacó y ha sido reconocida por una sobria conducción política que logró superar la diferencia y el encono para concretar avances no sólo para las mujeres en la política y en derechos humanos, sino igualmente en otras actividades.

En primera instancia muchas gracias por su charla que me significa una estupenda oportunidad para conocer de forma directa un ejercicio legislativo tan interesante. La dinámica de la LXIV Legislatura me parece muy importante, además es reconocida como de la paridad, de la paridad en todo. Le pediría que me compartiera que se entiende desde el poder público, del Estado, entender que es lo que significa paridad y luego paridad en todo. Es una propuesta que empieza en el campo electoral. Resulta interesante su desarrollo conceptual y pareciera culminar con muchos esfuerzos que han representado los ánimos de las mujeres ¿Cuál es su opinión?

Hay que hacer un poquito de memoria para recordar de dónde viene el principio de paridad, porque todavía a estás alturas se tiende a confundir mucho con las cuotas de las candidaturas, en primer lugar, estaban acotadas en el Poder Legislativo. Prácticamente en el legislativo federal y que representó una lucha de varias décadas. Primero como una recomendación en un transitorio y después se incorporó a la Ley Electoral. Conocemos todos los subterfugios que hubo para decir que se cumplía, pero no se respetaba el mandato de las cuotas como sucedió en 2012, que fue el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el que con su resolución 12624, puso en claro que la cuota 60/40 que existía entonces se tenía que cumplir a raja tabla. Y justamente la Legislatura que surge de esa cuota 60/40 en 2012 es la Legislatura que impulsa en el artículo 41 Constitucional la inclusión del principio de la paridad en las candidaturas, ya no es cuota, sino que es una medida de acción afirmativa de carácter temporal. Ahora es un principio, el principio de la paridad.

En 2014 cuando fue publicada esta reforma de paridad en las candidaturas en el Poder Legislativo y luego después a través de una serie de sentencias, de leyes y reformas constitucionales locales se estableció la paridad de las candidaturas a las presidencias municipales. La gran batalla la da esta Legislatura de la paridad, la que se formó a raíz de la aplicación de la paridad de las candidaturas del 2018 y que llevó al número histórico de 241 diputadas de 500 integrantes de la LXIV Legislatura. Esta Legislatura fue la que introdujo la paridad en todos los órganos del Estado mexicano. Ya no hablamos de las candidaturas solamente. Hablamos de la integración del Poder Legislativo, de la integración del Poder Ejecutivo, del Poder Judicial, en los tres órganos, de los tres ordenes de gobierno, del orden federal, estatal, municipal y también incluye a los organismos constitucionales autónomos. Así que está paridad es una decisión de una reforma constitucional que va al fondo de distribución de la representación del Poder Público.

Efectivamente lo vemos en el Banco de México, en el INE, INAI. Cofece, en todas estos órganos autónomos , me pregunto cómo se concreta esto en los derechos humanos, de los derechos de las mujeres, esto es como se va procesando. Pienso que al inicio de este gobierno se reforma la Ley Orgánica de la Administración Pública, se reforma la Secretaría de Gobernación y la encabeza una mujer, la primera mujer en el gobierno interno con tres pilares: derechos humanos, relación con medios de comunicación, instancias de intermediación o mediación municipal, federal, relaciones religiosas, enlace con el Congreso de la Unión, con en sus dos Cámaras. En la Cámara de Diputados hasta en la manera de hablar e incorporar en el lenguaje el género. Habló de un tono, un timbre, un volumen diferente de estar en la Cámara ¿qué me puede compartir de la experiencia?

Lo que quisiera distinguir son los dos ámbitos en que se están realizando estos cambios. El ámbito propiamente normativo. Es decir en el espacio donde están las leyes, los reglamentos, donde esta la actuación jurídica del Estado mexicano y es desde donde se ha avanzado notablemente. Una cosa es también establecer en la norma y otra cosa es verdaderamente cumplirla. Hemos visto lo que sucede en la integración paritaria de los organismos autónomos constitucionales. Se sabe que cuando se elige a un comisionado o una comisionada o en el Poder Judicial a una ministra o a un ministro, esto se hace por un lapso determinado. Por tanto no se puede por la paridad en la Constitución decirles “caballeros y señoras váyanse, no se puede”. Pero si hay. vamos a decir la obligación de quienes los proponen y quienes ratifican y aprueban los nombramientos de garantizar el principio como la paridad.

Y pongo en el radar la cuestión mencionada en el Banco de México que por primera vez tiene dos gobernadoras, sin embargo el principio de paridad en todos los órganos del Estado mexicano obligaría al Presidente de la República a proponer a una gobernadora del Banco de México, porque desde 1994 que se instauró la paridad, de que se instauró la autonomía del Banco de México ninguna mujer ha sido gobernadora, sin embargo el presidente ya anunció y ya envió el nombramiento del Mtro. Arturo Herrera, quien era el secretario de Hacienda que es una persona muy capaz. Yo no lo dudo, pero la cuestión de la paridad, cumplir la paridad implicaría haber enviado la propuesta de una mujer para ser gobernadora del Banco de México.

Esos son los obstáculos reales, porque aunque la norma cambia, está ese otro árbitro que es del ámbito de la cultura, de las tradiciones, de la costumbre. Aún inconscientemente lo que reproducimos mujeres y hombres, porque lo traemos muy arraigado como parte de nuestro desarrollo como sociedad y como personas. Esa transformación de la cultura es la de más largo plazo o de más largo aliento y de mayor calado. Es lo que pesa para la gente en su comportamiento social. En eso hay que seguir trabajando.

Diputada en una legislatura que se da en circunstancias inéditas, en la experiencia de una pandemia, de permanente diálogo ¿que destacaría en el ejercicio legislativo?

Esta LXIV Legislatura que tiene el mayor número de integrantes del género femenino. Somos 241 y vamos ha ser sucedidas por una Legislatura aún más cerca de la paridad perfecta, porque en la próxima Legislatura habrá 248 mujeres y 252 hombres, nos vamos acercando cada vez más. Tiene dos momentos por llamarlos de alguna manera estelares en las reformas constitucionales. Una es justamente el principio de la paridad en todo, en todos los órganos del Estado mexicano y en otro que se dio casi al final de la Legislatura que todavía está en el Senado de la República, para su revisión y aprobación. Es el establecimiento del derecho al cuidado. Volver a las bases de un sistema nacional de cuidados. Diría que estas dos reformas constitucionales. Entre otras que son muy importas, pero estas dos son para mi reformas estelares sin duda alguna.

¿Qué debemos, la gente de a pie, entender por reformas de cuidado y derecho a ser cuidado?

Vamos a pensar en esto, cuando en el ámbito de tu familia estás responsabilizada del cuidado de los hijos o posiblemente de algún adulto mayor en casa. Cuando tienes la responsabilidad de hacer la comida, lavar la ropa, preparar a los niños para que se vayan a la escuela a tiempo, etcétera, etcétera. Se piensa y se asume que esa es una responsabilidad de la esfera privada, de la esfera familiar. Cuando se establece el derecho al cuidado, se hace desde los dos aspectos, el derecho a cuidar y de ser cuidado, pero en el ámbito familiar ese derecho al cuidado se establece que no es sólo una responsabilidad privada, de las personas que forman la familia sino que es una responsabilidad compartida entre la sociedad y el Estado. Ahí es donde el derecho al cuidado tiene políticas públicas, tiene programas para atender las necesidades de las personas en todo su ciclo de vida. No sólo cuando nacen sino cuando están en su etapa productiva, cuando llegan a adultos y adultos mayores. Al entender, por decir de alguna manera que la reproducción social de las familias es más responsabilidad compartida entre el Estado y la sociedad y le damos una dimensión diferente porque es un derecho además exigible.

¿Cómo se exige este derecho?

A través de un sistema nacional de cuidados que hay que construir. Solamente nosotros lo enunciamos en la Constitución, ya la próxima Legislatura y quizás la que siga, van a ser las que vayan desplegando el sistema de cuidados.

Me quedó pensando este tema de derechos que no tienen financiamiento, son letra muerta.

Absolutamente cierto. Coincido al 100%.

Lo hemos visto con la pandemia, el confinamiento. Estimo que las mujeres nacemos con un condicionamiento, lo que se refleja de alguna manera a realizar determinadas labores y a pagar determinados impuestos. Me encontré con una buena iniciativa reconocida como a favor de una menstruación digna. Inicialmente la desdeñé, desestimé. Impuse mi visión cultural, prejuicio, pero me detuve, era necesario conocerla, informarme y la leí y los argumentos y datos me convencieron de la importancia de la iniciativa, incluso que nuestra condición nos ha predispuesto a un trato injusto y a un impuesto abusivo.

¿Tu crees que a una Legislatura que no hubiese sido paritaria, con esa representación de mujeres, se le hubiera ocurrido esto? No, para nada. Nunca. Es un buen ejemplo de lo que representa una conformación paritaria, una Legislatura paritaria a la Cámara de Diputados.

La mostré en la página de Internet y me pareció absurdo que no se obtuvieran los resultados esperado. Si hay presupuesto para el uso de cordones.

Pero no para la menstruación y una no puede elegir tenerla o no tenerla, todavía para los condones puedes elegir, si lo usas o no lo usas o si lo necesitas o no, pero aquí viene regularmente y cuando no viene “ay Dios”. Pero ese tipo de temas son los que aporta una Legislatura paritaria para una mayor justicia. Y por cierto hay una acción inconstitucionalidad que está en estudio y que fue admitida. Ahora a esperar lo que nos diga la Corte.

¿Cómo estamos las mujeres en el Presupuesto de Egresos de la Federación? Hay una tendencia en hacerse cargo de los pobres, pero no de las causas de la pobreza: No se si usted ha visto un spot, creo que es del PT, dónde sale una mujer que tiene que salir a trabajar, amarra a su hija al pie de la cama y la niña llora y aparece el rostro de la mujer con angustia. Es un promocional terrible. Y me recuerda que fueron suprimidas las estancias infantiles, la reducción del horario escolar.

Desgraciadamente esto es una realidad. ¿Dónde está el enfoque de género en las políticas públicas y dónde está el Presupuesto con perspectiva de género? Si verdaderamente hubiesen políticas públicas con enfoque de género nunca se hubiese desbaratado la red de estancias infantiles que prometía a las mujeres dejar a sus hijos y asistir a sus trabajos. Entonces ese es el problema real que se tiene y desgraciadamente esta Legislatura que está por concluir no pudo avanzar.

Es de compartirle que los dos años en los que dos mujeres ocupan la Presidencia de la Mesa Directiva de la LXIV se da lustre a una gestión legislativa que en el primer año que preside el Dip. Porfirio Muñoz Ledo, se proyecta complicada y desordenada a tal grado que no hubo por cinco días Gaceta Parlamentaria. Usted es una política de gran experiencia, una mujer de Estado. Yo lamento que no buscara la reelección.

No era posible, no podía ser presidenta de la Mesa Directiva y buscar la reelección. Bastante complicado para poderlo hacer. Tampoco hubiera sido pulcro. La experiencia del COVID nos sugiere un cambio absoluto no sólo en México sino a nivel global, surgen exigencias a atender ¿cuál es ahora la estafeta a entregar a la siguiente la Legislatura? Hay una deconstrucción de la administración gubernamental. Vivimos tiempos muy complejos, se requiere de dar frente a los cambios y a la innovación, atender el ánimo nacional.

Siempre he pensado que el reto de cada legislatura es diferente pero hay un propósito compartido que es procurar por todos los medios posibles que la sociedad pueda avanzar y desarrollarse de la mejor manera, considerando siempre que es indispensable evitar el encono, el enfrentamiento, la polarización, porque no conduce a nada. Espero que la próxima Legislatura y sobre todo por este mensaje esperanzador que está dejando su integración paritaria le vaya muy bien, sobre estos patrones que menciono, el de la concordia, del respeto. El patrón que haga posible que el país avance.

Le externo una preocupación a la que no he podido encontrar respuesta en estos últimos años y tiene que ver con la deuda que y tienen los legisladores con las reforma al 134 constitucional, la comunicación, la información y la publicidad de Estado. En una realidad o realidades en la cual, y las cuales la información se ha vuelto producto de consumo, producto de mercado, manipulación y herramienta de gobierno, gobernanza y derecho humano, creo que el Estado y los gobiernos tienen la obligación de que la gente esté debidamente informada de las políticas públicas y las acciones que realiza. Creo que también las recientes legislaturas de la alternancia nos siguen debiendo, estás reformas son necesarias y sobran evidencias para ello y como que nadie se interesa en el problema o nadie lo menciona.

Quiero decirle que está legislatura reconocida de la paridad ha hecho un esfuerzo muy importante por tender puentes con ciudadanos y ciudadanas y esto consta en diferentes espacios de comunicación de diversa naturaleza y ante ese esfuerzo y el evidente escenario, me pregunto por qué no legislar en la materia, por qué no resolver el tema si hay cosas que se hacen y que son absolutamente desconocidas.

Muchas veces también por grandes esfuerzos que se hacen no logramos establecer formas correctas de comunicación con la sociedad, esa es una realidad. Tu que estás muy pendiente sabes que lamentablemente esto es así. Estoy de acuerdo que no debería de ser, pero lamentablemente esto pasa y hay que seguir trabajando para encontrar los mejores mecanismos. Me hablaste del tema de menstruación digna, no pudimos.

Artículos Relacionados