Ante el Senado
El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural

Autor Congresistas
940 Vistas

En la ruta de la rendición de cuentas sobre el ejercicio de gobierno al que obliga la Constitución apuntan interesantes factores y lecciones sobre el ejercicio y los equilibrios del poder público y de sus representaciones, más cuando el discurso presume de representación y democracia y un número importante de personas se desentiende de la política.

Y como muestra a la vista un paquete de comparecencias ante las cámaras del Congreso de la Unión, al desnudo el sistema político de México de división de Poderes.

Una aceitada e interesante caja de herramientas para descifrar los intereses que animan a los grupos parlamentario y la pedagogía legislativa apuntando sobre la lente en temas básicos de interés público como salud, alimentación, seguridad, educación, gobernanza, derechos humanos, el quehacer público y pulso de lo que falta caminar para la democratización del poder.

A la vista el sistema de división de Poderes, el nivel de representación popular y autonomía, de juego plural, estructura y consistencia de la oposición como también el de la mayoría, la calidad de nuestra democracia, las tensiones y los contrapesos de los factores del poder, los balances y tensiones con el Poder Ejecutivo y las cámaras del Legislativo en el marco de una gobernanza impulsada por un movimiento político, la dinámica de mayorías y minorías legislativas, el sello del gobierno identificado con la izquierda, la orientación democrática entre las partes al interior, el derecho a la información, el ritmo de la transparencia y la dinámica de los medios de comunicación.

Tocando piso

En el escenario de polarización del horizonte y el curso escénico que han venido presentando las comparecencias de los distintos secretarios de Estado, resaltó que se desarrollan en el marco de las responsabilidades públicas, exigencia de rendición de cuentas que se realizan en un presidencialismo reforzado, deterioro de partidos, también ante una oposición debilitada y en un conjunto nuevo de leyes como son las recientes reformas a la Constitución que fortalecen un horizonte de derechos humanos, austeridad, combate a la corrupción, cercanías y lealtad, políticas públicas de asistencia social, planeación democrática, responsabilidades presupuestaria y administrativa, disciplina presupuestal, transparencia, información, además de las reglas que corresponden a las cámaras del Congreso de la Unión, lo que amerita una mirada obligada al desempeño de los funcionarios, derechos públicos e información de la ciudadanía y al enfoque de un Estado democrático.

Te puede interesar: Compareció la secretaria de seguridad

No hay que perder de vista el perfil profesional del funcionario compareciente, la identificación social y política, su historia personal y partidaria, el escenario social, político, económico, laboral en proceso de transformación urgido de representatividad de minorías, también de lo siguientes registros: resultados, información, transparencia, además presionado por eventos internos y externos, invasiones y guerras, reacomodos geopolíticos, comercio internacional, crisis energética, climática, sinuoso acceso a fertilizantes, pandemia, inflación, sin embargo hay que destacar que el sector durante la desolación causada por el COVID-19 “mantuvo un crecimiento de del 2%”.

Rindiendo cuentas

La comparecencia del secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Dr. Víctor Manuel Villalobos Arámbula, nos ofrece una presencia experimentada y académica reconocida a nivel internacional, pero además otras muchas aristas por la importancia primordial de la actividad alimentaria y la producción del campo.

Bajo está lente es de subrayar que el campo debe de observarse con el mayor cuidado, ya que es una importante actividad también relacionada con la seguridad y soberanía alimentaria, cambio climático, de justicia social, relieve económico, comercial y político, vulnerabilidad a la inflación, trascendencia laboral, sustentabilidad ambiental, productividad nacional e internacional.

El universo rural no puede relegarse más a un segundo o a un tercer nivel o la exclusividad de un sector de interés o especializado cuando depende la vida de los alimentos.

Las actividades agropecuarias sintetizan la lectura de distintos rubros de gran complejidad, interconectividad, sustentabilidad y de representación e impacto público que ha intensificados los puentes de comunicación entre el complejo mundo legislativo y parlamentario con los ciudadanos y ciudadanas.

Pase de lista

Ante la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural y no del Pleno del Senado de la República compareció el secretario. La Comisión fue presidida por la Senadora Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo, con la presencia del Sen. Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Políticas (Jucopo), del Sen. Alejandro Armenta, presidente de la Mesa Directivas de la LXV Legislatura e integrada por los senadores Martín del Campo, secretario de la comisión: Graciela Gaitán, Rosa Elena Jiménez, Nabor Rojas, Xóchitl Gálvez, Rafael Espino y Beatriz Paredes Rangel.

Se anunciaba además una interesante comparecencia en la que no faltaron las simpatías para el responsable de la política del campo. Un ambiente de cordialidad no sin su pigmentación de preocupaciones mezclado con el reconocimiento de la gestión y con el llamado desesperado sobre los fideicomisos del Sen. Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI) animaron la comparecencia, acentuando los temas de importancia.

Correspondió al presidente de la Jucopo, Ricardo Monreal Ávila, dar la bienvenida al secretario de Sader. El legislador reconoció la relevancia del campo para el país, apuntando en el sentido de la importancia de la autosuficiencia alimentaria, seguridad nacional, productividad que se extiende a la autosuficiencia alimentaria, llevar al campo justicia social, atender el rezago y también responder a ganaderos, pescadores, agricultores, fruticultores, cañeros que enfrentan dificultades, para exaltar que se buscan soluciones juntos.

Dr. Víctor Manuel Villalobos Arámbula y Senador Ricardo Monreal Ávila

El secretario de Sader informó en la comparecencia presencial y a distancia sobre los quehaceres del medio rural y como responsable del campo fue al grano, mediante un informe de 20 minutos abordó las distintas responsabilidades, destacando que el sector rural es crucial para el país y para su desarrollo ya que representa “un pilar económico fuente de bienestar que repercute en miles de familias asentada en el territorio rural de México que depende de su producción para alimentarse”.

En un espacio democrático, representativo, plural, surgen cuestionamientos, inquietudes, dudas, comentarios, críticas, apoyos por parte de los representantes de las distintas entidades federativas como son los senadores.

Aderezada esa pluralidad, el funcionario afirmó “entender los posicionamientos, dudas, comentarios y críticas que expresen el día de hoy, no tiene otro propósito que el de avanzar en estos objetivos”. Asumió compartir “la legítima preocupación por la difícil situación con origen en un entorno internacional, particularmente complejo, afectando a nuestro país, así como al resto del mundo”.

Bosquejó la existencia de una crisis diferenciada entre países con actos diferentes, consecuencias distintas entre países y sectores sociales, agravando la situación de los países más vulnerables. Advirtió de la alteración de la normatividad de las “cadenas productivas y comerciales a nivel global, la irrupción de la pandemia y la crisis económica aparejada a ella, así como los fenómenos climáticos, adversos en varias partes de nuestro planeta”.

Ubicó las consecuencias, subrayando como principal “la presión sobre los precios de los alimentos y materias primas”, subrayando las variaciones de precios hacia el alza. Además, la elevación de costos de la energía y de insumos para producción agrícola derivados de la guerra e impactados.

Para Villalobos Arámbula hay crisis superpuestas, y objetivos de la administración como: seguridad alimentaria y soberanía con incremento de producción nacional y garantías de acceso a alimentos suficientes y nutritivos a todas las familias. Amenazan los riesgos que presenten las importaciones y las sombras sobre el maíz, frijol, trigo, arroz, leche, carnes de res, cerdo y ave.

Reforzó las políticas públicas prioritarias: combate a la pobreza en el campo, con apoyos directos, cero intermediación a los productores de pequeña y mediana escala, quienes representan “el 85% de los agricultores, de los ganaderos, pescadores y apicultores del país, que producen el 50% de los alimentos que consumimos”.

Presentó avances, en junio del 2022, el Programa de Producción para el Bienestar, con un registró de avance del 84%. En cuando al Presupuesto de Egresos para 2022, citó asignaciones por 14 mil 7 millones de pesos para la operación del programa, y para junio ya se habían entregado 12,800 mdp. Registró que los apoyos directos a maíz, frijol, trigo, arroz, café, caña de azúcar, cacao, miel, amaranto y chía beneficiaron a un millón 807 mil 367 productores. Mencionó otros apoyos como el acompañamiento técnico para fortalecer la capacidad productiva de estos agricultores.

Villalobos Arámbula destacó que el 34% de los beneficiarios son mujeres productoras, presentes en mil 33 municipios con población indígena. Informó que el 61% de los productores apoyados se ubican en la región del sursureste, a fin de ayudar más a los sectores y regiones más desfavorecidas. Se enlistan como logros: fomento al financiamiento formal de los beneficiarios del Programa Producción para el Bienestar, por medio del Fondo Nacional de Garantías de los sectores agropecuario, forestal, pesquero rural, Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas (Unaga), así reciben apoyos por primera vez productores de pequeña escala de arroz, maíz y café. Con el Programa de Fertilizantes para el Bienestar van el objetivo de incrementar la producción de los cultivos prioritarios de los productores de pequeña escala. Para enfrentar dificultades.

Citó que el programa se vuelve estratégico y se convierte en una prioridad para el Gobierno federal como herramienta para encontrar alternativas como los bioinsumos que permiten mantener y ampliar las producción de alimentos y que en 2021 benefició a 39,983 productores con 18 885 toneladas de fertilizantes para atender a 602,949 hectáreas de maíz, frijol, hortalizas y arroz en los estados de Guerrero, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Te puede interesar: Arturo Herrera, compareció ante senadores

La redistribución en el 2022 presentó las dificultades que viven los mercados para más “la incorporación de Chiapas, Oaxaca, Durango, Nayarit y Zacatecas, al 30 de septiembre”, apoyándose a 717 mil productores, superando la meta de 700 mil establecidos. Destacó la importancia clave del Programa de Precios de Garantía que se traduce en ingresos de los pequeños productores y, al mismo tiempo, la oferta de alimentos básicos. En el periodo de septiembre de 2021 y junio del 2022 registró una derrama económica de 6 mil 61.5 mdp, en beneficio de 67,741 pequeños y medianos productores de maíz, frijol, arroz, trigo panificable y leche. Además, el programa ha generado un incremento de 21.5% real en el ingreso de los productores rurales, respecto al precio medio rural de sus productos en el año 2018.

En los datos los logros del sector

Acciones afirmativas a través del Programa de Adquisición de Leche Nacional a cargo de Liconsa, de leche fresca adquirida a 3,323 productores nacionales de 14 entidades federativas, representando “un volumen de 335 millones de litros, y una derrama económica de 2,966.4 mdp. En programas prioritarios beneficiadas 30 millones de personas entre productores, agropecuarios, agricultores y habitantes de las localidades rurales y zonas urbanas de alta y muy alta marginación, incluyendo actividades productivas del campo y garantizado su acceso a la alimentación. Se ofertó una canasta básica alimentaria por Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) y se distribuyó a través de más de 24 mil tiendas en las zonas rurales y urbanas de alta y muy alta marginación. Ampliación de la cobertura del Programa de Abasto Rural, de Diconsa, con 2,674 puntos de atención, atendiendo a 25,881 localidades en 2, 216 municipios, lo que representa el 90.2% del total nacional. Con el Programa de Abasto Social de Leche se atendió, mensualmente a cerca se 5.4 millones de personas, de ellas 3.6 millones (66.7%) ubicadas en el ámbito urbano y, 1.8 millones (33.7%) en zonas semiurbanas rurales, adquiriendo leche Liconsa a precios por debajo del precio comercial.

En la pesca

En precisiones del sector pesquero y acuícola los apoyos de Bienpesca, a favor de la autosuficiencia alimentaria y al bienestar de la población. Destacaron en el informe: la entrega del apoyo directo e individual de 7,200 pesos, para el 2021 se entregaron “1,427.3 mdp a 198,234 pescadores y acuicultores, 22% de los cuales fueron mujeres”. Para el primer semestre de 2022, fueron beneficiados 117,524 pescadores y acuicultores ubicados en 29 de las 32 entidades federativas, de las cuales 21,227 fueron mujeres”. Sumó otros programas y para 2021 registró un PIB del 2.6% con incremento en 2022 a 2.9%. Se suman cifras del crecimiento del volumen de la producción de 1.3% en los primeros 6 meses del 2022, y crecimiento del 1.6% al anualizado. En 2021 la producción de alimentos ascendió a 294 millones de toneladas y las expectativas para el año 2022 son de 297.2 millones, 1% más que el año anterior.

En cuanto a la generación de empleo Villalobos Arámbula marcó que el sector primario dio empleo a 6.7 millones de trabajadores en el segundo semestre del 2022. Ofreció datos sobre México del informe de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) sobre seguridad alimentaria y nutricional revelando “que en nuestro país se redujo la población subalimentada, mientras que en el 2018 el 7.2% de los mexicanos estaban en esta situación, en 2021 era de 6.1%”.

Transcurre una interesante exposición avalada con datos duros y sólida argumentación concluyendo que entre “el 2018 y 2021, en términos absolutos, 1.4 millones de mexicanos superaron su condición de subalimentación, logro que indica que la necesidad de continuar por la vía establecida desde inicios de este gobierno es la vía correcta”.

La mirada fiscal

Libre de los atajos Villalobos Arámbula sostuvo que “al concluir el ejercicio fiscal 2021, Agricultura registró un presupuesto modificado de 51,771.9 mdp, de los cuales se ejerció el 100%. En 2022 recibieron un presupuesto de 55,788.9 mdp, representando un incremento en términos nominales de 7.7% respecto al autorizado en el 2021. Para 2023 perfiló un presupuesto de 70,527.9 mdp, lo que representa un incremento significativo del 26.4%, para seguir apuntalando la seguridad alimentaria con soberanía.

En las rondas los cuestionamientos legislativos de las senadoras y senadores como Antonio García Conejo, Beatriz Paredes, Xóchitl Gálvez, Nabor Alberto Rojas Mancera, Gabriela Benavides Cobos, Jorge Carlos Ramírez Marín, Juan Antonio Martí del Campo Rosa Elena Jiménez Arteaga, Adolfo Gómez Hernández, Rafael Espino de la Peña, José Narro Céspedes.

Artículos Relacionados