Diputados dan pase a la Guardia Nacional en el Ejército

Autor Congresistas
688 Vistas
  • En el debate
  • Se impone Morena y sus aliados
  • Se contrastan posiciones

Y sucedió que en un cerrar de ojos constitucional o inconstitucional el apoyo de la mayoría de los diputados de Morena y aliados favoreció al paquete enviado por el Presidente de la República que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal, de la Guardia Nacional, Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, y de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, en materia de Guardia Nacional y Seguridad Pública.

En el escenario de símbolos, la historia pone el marco de la celebración de los 88 años de la fundación del Fondo de Cultura Económica, editorial de Estado creada por Daniel Cossío Villegas y por la que desfilaron personalidades como Alfonso Reyes, Juan Rulfo, Juan José Arreola, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Jorge Luis Borges, Carlos Pellicer, José Gorostiza, Alí Chumacero, Salvador Elizondo, Ramón Xirau, Camino José Cela, Luis Rosales, María Zambrano, Mario Vargas Llosa, Juan Gelman, Nicanor Parra, Álvaro Mutis, Alejo Carpentier, Sergio Pitol, Elena Garro, Rosario Castellanos, Elena Poniatowska, Fernando del Paso, entre otros, se aprobaron leyes en torno a la Guarda Nacional.

En la marquesina

A escena en la Cámara de Diputados como cámara de origen se desarrolló el desfile de las razones políticas, jurídicas y de seguridad pública, en el ambiente dominante por la hipótesis de que tras los años infaustos se dio claridad a las Fuerzas Armadas en el escenario de combate al crimen organizado, las banderas de derechos humanos, paso permanente de la Fuerzas Armadas por las calles del país y sin faltar los reconocimientos al Ejército.

Tras la votación de aprobación del dictamen en una estrategia de presentación de cuatro leyes y la discusión de reservas, una votación mayoritaria, el Dictamen fue turnado a la Cámara de Senadores. El debate se dio de noche, en el marco de una estrategia tendiente a prolongar la discusión, de respeto entre parlamentarios y a poner precisión en los temas y en agotar a las partes.

Las cuentas

En la mano, como en un juego de cartas el despliegue de razones dando paso a una estrategia legislativa con una votación por separado: artículo 1 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, por 265 votos a favor, 221 en contra y 2 abstenciones; artículo 3, la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, las 267 votos a favor, 220 en contra y una abstención; artículo 4 de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, con 458 votos a favor, 26 en contra y una abstención y los artículos transitorios se aprobaron con 265 votos a favor, con 219 en contra y una abstención.

Letra Capital

En las ecuaciones políticas y legislativas los disensos, coincidencias, acuerdos y desacuerdos, negociaciones entre grupos parlamentarios destacan: 14 horas de la presentación de iniciativas, propuestas, contrapropuestas, datos, argumentos, despliegue de estrategias, criticas, mociones de orden, moción de suspensión, votación económica, reclamos, acusaciones.

Objetivos del paquete de iniciativas: garantizar la seguridad pública, fortalecer la administración pública, resguardar la seguridad interna.

Impactos: militarización, debilitamiento del poder civil, propuesta inconstitucional, otorgamiento sobre seguridad pública a la Secretaría de la Defensa Nacional, propuesta insolvente para resolver la violencia; en derechos humanos, asociaciones con la tortura.

Intervenciones en tribuna: diputados Moisés Ignacio Mier Velazco (Morena), Jorge Arturo Espadas Galván (PAN), Marcelino Castañeda Navarrete (PRD), Mª de Jesús Aguirre Maldonado (PRI), Jorge Álvarez Máynez (MC), Gerardo Fernández Noroña (PT), Margarita Zavala (PAN), Francisco Javier Huacus Esquivel (PRD), Salvador Caro Cabrera (MC), Tomas Gloria Requena (PVEM), Carlos Iriarte Mercado (PRI), Ricardo Villarreal García (PAN), Juan Ramiro Robledo Ruiz (Morena), Leonel Godoy Rangel (Morena), Yolanda de la Torre Valdez (PRI), Salomón Chertorivski Woldenberg (MC), María del Rocío Corona Nakamura (Morena), Elizabeth Pérez Valdez (PRD), Miguel Carrillo Cubillas (Morena), Lilia Aguilar Gil (PT). La conducción de la Mesa Directiva a cargo del presidente Santiago Creel (PAN).

Un mensaje

El mensaje político en la voz del presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ignacio Mier Velasco (Morena), quien reafirmó que la alianza de Morena, PVEM, PT a la iniciativa que reforma la Guardia Nacional, perfilando los siguientes argumentos que no la propuesta no implica las reformas constitucionales aprobadas en 2019 que establece “que la Guardia Nacional es un instrumento civil “adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública y con funciones de coordinación de la estrategia nacional” y con el objetivo de brindar certeza jurídica “a los más de 113 mil integrantes de la Guardia Nacional. Expuso a la Asamblea dispensa de trámites y urgente resolución.

Volumen

En la cresta de la discusión y de las diferencias política, técnicas, jurídicos y la desdibujada presencia de mecanismos de gestión a la mano del ciudadano y ubicado entre partidos y en el vértigo de una discusión dominada por el Titular del Ejecutivo y de la velocidad con la que corre la información, para la el ciudadano deja de tener claridad el frenesí legislativo y del dilema que encierra la militarización de la seguridad pública.

Los partidos de oposición e incluso de algunos legisladores del partido en el gobierno apuntando sobre los riesgos que implica la militarización de la seguridad nacional y se imponen sobre los argumentos y datos de especialistas y grupos organizados sociales en un escenario vulnerable a privilegiar los derechos del pase de la Guarda Nacional al comando del Ejército.

Posicionamiento

El Dip. Juan Ramiro Robledo Ruiz (Morena), desde tribuna manifestó la compatibilidad de la iniciativa de la propuesta con el Decreto que creó la Guardia Nacional, resaltando o las diferencias de la intervención de las Fuerzas Armadas tras 12 años, que “no había permiso constitucional para que intervinieran en labores de seguridad pública el Ejército y la Marina”. Sostuvo que el Congreso “le dio permiso al Ejecutivo para utilizar en materia de seguridad pública a las Fuerzas Armadas, mediante el artículo quinto transitorio del decreto”. Refirió lo establecido por la Constitución en el art. 21 que establece “que no es que sea adscrita la Guardia Nacional a la Secretaría de Seguridad Pública, sino a la Secretaría del ramo de seguridad pública, y la seguridad pública por virtud de este decreto”. Agregó que ello desembocó es la propuesta de crear “una comisión interinstitucional de tres secretarías del despacho administrativo del Ejecutivo”.

Citó la necesidad de que en el país las Fuerzas Armadas contribuyan con las tareas permitidas por el Congreso, más allá de 2024 para desembocar en una gran fuerza de administración y trabajo civil. Ramiro Robledo explicó la naturaleza de la Ley Orgánica de la Administración Pública como un mecanismo de distribución de funciones internamente, lo que la iniciativa tiene el objetivo de transferir el control de la estrategia de seguridad, precisando “la función de la Seguridad Pública, en un marco determinante de la estrategia nacional de seguridad nacional y en el marco del control operativo por Sedena, presidida por la Secretaría de Seguridad Pública, a la cabeza del Gabinete de Seguridad del Ejecutivo. Otras de las metas es que las Fuerzas Armadas se mantenga con el permiso del Congreso sus tareas más allá del 24 apoyando la consolidación de la Guardia Nacional.

En la argumentación a favor del decreto se involucró el Dip. Mario Miguel Carrillo Cubillas (Morena), quien expuso que el sentido de la iniciativa es brindar seguridad pública y dar certidumbre a las filas de los integrantes de la Guardia Nacional. La Dip. Rosangela Peña Escalante descartó que estuviera en la naturaleza de las instituciones militares la protección a la población de la violencia e inseguridad y no tiene como objetivo la militarización del país sino que era una estrategia de seguridad de la 4T para combatir la causas de la inseguridad.

El coordinador del Grupo Parlamentario, Jorge Triana Tena (PAN) sostuvo que “la iniciativa empodera de manera desmedida a las Fuerzas Armadas, pero además que no permitirán que ·en el país se establezca un Estado de sitio permanente como lo pretenden. Las Fuerzas Armadas cuentan con todo nuestro respeto, apoyo y valoramos el esfuerzo por defender a la ciudadanía, pero la seguridad pública debe ser de carácter civil como lo dice la Constitución”.

En el contexto destacan entre los reclamos los decires del Dip. Salvador Caro Cabrera (MC), que dibuja una Guardia Nacional construida sobre el debilitamiento de las policías municipales y estatales y el fracaso presidencial, además como una estatura en el robo de domicilios, a negocios, a personas, a vehículos, y además en la triste realidad de “un país con 130 mil personas muertas por homicidio doloso y más de 35 mil personas desaparecidas y surgidos de un terrorismo ganador”.

Verde olivo

El Dip. Juan Ramiro Robledo Ruiz (Morena), apuntaló la reflexión verde olivo que campeó en el ambiente. ¿En las ondulaciones de la reflexión vio salida lo que distingue a un civil de un militar? ¿El uniforme? ¿Su adscripción? ¿La paga? ¿La jerarquía? ¿Un abogado fuera de cualquier cosa o cualquier persona no militar podría presidir la Secretaría de la Defensa Nacional? ¿Tendría fuero militar?

Reforzada la lectura de la secretaria Brenda Espinoza López (Morena), la ruta de precisar el catálogo de justicia militar “delitos contra la seguridad exterior de la nación: traición a la patria, espionaje. Delitos contra el derecho de gentes: violación de neutralidad o de inmunidad diplomática. Delitos contra la seguridad interior de la nación: rebelión, sedición. Delitos contra la existencia y seguridad del Ejército: falsificación; fraude, malversación y retención de haberes; extravío, enajenación, robo y destrucción de lo perteneciente al Ejército; deserción e insumisión; traición a las Fuerzas Armadas Mexicanas; inutilización voluntaria para el servicio; insultos, amenazas o violencias contra centinelas, guardias, tropa formada, salvaguardias, bandera y Ejército; ultrajes y violencias contra la policía.

Artículos Relacionados