Observatorio atmosférico

Autor Congresistas
216 views
Enrique Graue Wiechers

La UNAM pone a disposición de los estudiosos e interesados en observación ambiental, la información sobre contaminación atmosférica, recursos hídricos, eventos extremos y efectos del cambio climático en la fauna, flora y humanos, que es generada y compartida en acceso abierto por la Red Universitaria de Observatorios Atmosféricos (RUOA) de la UNAM. Entre los usuarios de la red destacan los especialistas en ciencias de la atmósfera, biología, geografía y arquitectura, pero también estudiantes que realizan sus proyectos con diversas aplicaciones.

El científico Michel Grutter de la Mora, coordinador de la Red e investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA), entidad a la que está adscrita la iniciativa, explicó que la RUOA no es una red de monitoreo, sino que consiste en una plataforma de investigación y para la docencia. Subrayó, que se trata del primer programa en México con medición continua de gases de efecto invernadero, lo que se logra con seis instrumentos de muy alta precisión y resolución temporal para conocer las concentraciones ambientales de dióxido de carbono y metano.

Compartió con los interesados el que se cuenta con un registro o una referencia informativa de más de cinco años, que permite evaluar la relación de su evolución en tiempo, con la influencia humana y los procesos que regulan su concentración como parte del ciclo de carbono. Manifestó que para impulsar las ciencias atmosféricas entre la comunidad universitaria y el país, en 2014 se puso en marcha este proyecto que ofrece datos inéditos de alto rigor científico, que nutren líneas de investigación, publicaciones y tesis profesionales en esos temas emergentes.

Planteó que el propósito es formar alianzas entre personas y grupos de investigación que trabajen en este ámbito. También se pretende dotar a la UNAM y otras universidades de información útil y herramientas para su análisis. Se encuentran a disposición de estudiosos y de los especialistas15 observatorios atmosféricos regionales en el país, algunos en campus de la UNAM como Juriquilla, Morelia y la Estación Regional del Noroeste, en Hermosillo, y otros instalados en universidades públicas como las autónomas de Coahuila, Yucatán y Aguascalientes.

Además, hay localizadas estaciones en el Palacio de Minería, en la CDMX; en áreas naturales protegidas, como las estaciones de Biología Los Tuxtlas en Veracruz y Chamela, Jalisco, así como la estación de altura Altzomoni, en las faldas del volcán Iztaccíhuatl. Es de resaltar que se dispone de la información en tiempo real que es enviada al CCA en Ciudad Universitaria, donde está el observatorio atmosférico de la RUOA más completo, y en el que la Red Automática de Monitoreo Atmosférico de la CDMX opera una de sus estaciones de calidad del aire.

Derechos Humanos

El Dr. Raúl González Pérez fue designado por el rector de la UNAM, Dr. Enrique Graue Wiechers, nuevo coordinador del Programa Universitario de Derechos Humanos (PUDH), en sustitución de Luis de la Barreda Solórzano, quien concluyó su encargo. González Pérez se distingue con una meritoria carrera en la materia que se consolida con su desempeñó como presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, periodo que culminó con un amplio reconocimiento. González Pérez agradeció la confianza para dirigir el PUDH y afirmó que los derechos humanos son esencia de esta Universidad y atraviesan los aspectos sociales, económicos y jurídicos del país.

Se comprometió a contribuir a lograr las metas del programa de trabajo del rector relacionadas con la igualdad de género, los derechos humanos y el respeto a la diversidad, entre otros temas. Puntualizó al renovar su vida en la investigación que “aquí se enseñan, investigan y difunden los derechos humanos, y no hay una universidad que lo haga con la amplitud que aquí se realiza. Vengo a sumarme a lo que hacen ya sus diversos centros e institutos en la materia, a apoyar las líneas de acción, pues es un tema transversal”.

OCDE-UNAM

José Ángel Gurría Treviño, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), visitó la UNAM y se reunió con el rector Graue Wiechers. El encuentro culminó con la firma de un memorando de entendimiento para fortalecer la cooperación entre ambas instituciones. El objetivo del encuentro es estrechar la colaboración con este organismo internacional para consolidar el intercambio de académicos y establecer la Cátedra UNAM-OCDE, en la que expertos en determinados temas realicen estudios y análisis multidisciplinarios.

Gurría Treviño destacó que “la Universidad Nacional es el gran semillero de México, la fuente más importante de capilaridad social del país”, por lo que buscan sumarse a los esfuerzos que realizan sus facultades, centros e institutos, a fin de generar estudios conjuntos y lograr un mayor impacto. De igual forma, aceptó establecer una cátedra entre las dos entidades. Precisó la disponibilidad de la OCDE para este trabajo fundamental que realizan para el país y ofreció los estudios económicos, financieros, sobre medio ambiente, gobierno y combate a la corrupción que el organismo a su cargo realiza.

En su oportunidad, el secretario general de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas, expuso que la OCDE es una de las fuentes de información económica más importantes del mundo y para la Universidad es fundamental profundizar esta alianza estratégica. Explicó que el objetivo del memorando, es difundir la labor del organismo internacional, sus índices sobre análisis económicos y sociales; que los académicos participen en más eventos y publicaciones conjuntas para entender las tendencias de la globalización. Indicó que sus estudios son un insumo importante para las investigaciones de los universitarios y como materiales para la docencia, pues permiten acercar a los alumnos estudios rigurosos y actualizados en la evolución de los indicadores y tendencias de la economía internacional.

Se precisa que la OCDE invitará a expertos de la Universidad a eventos públicos, presentaciones de libros y videoconferencias; a celebrar una conferencia en la sede de este organismo internacional en México y organiza, junto con la Universidad, el Día de la OCDE, en entidades de esta casa de estudios. Corresponderá a la UNAM promover el Índice para una Vida Mejor, de la OCDE, herramienta en línea que alienta al público a medir el bienestar en función de diversos aspectos, y en los que participen empleados, estudiantes y profesores. Se incluye en el proyecto la participación de expertos del organismo internacional a impartir conferencias, participar en eventos públicos, presentaciones de libros, y promoverá la biblioteca en línea.

Australia y el cambio climático

Triste noticia la que nos comparte el Instituto de Ecología (IE), y de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ). Nos informa que son más de nueve millones de hectáreas quemadas; más de mil millones de animales muertos (mamíferos, aves, reptiles y anfibios), cifra equivalente a un séptimo de la población humana; y billones de insectos e invertebrados desaparecidos, es el resultado de los incendios en Australia.

Investigadores indican que no se han logrado evaluar de manera integral los daños por esta catástrofe, y que se estima que traerá severos impactos a la salud humana, cambios en el clima global, en las corrientes marinas que repercutirá en los hábitos y cadenas alimenticias. Especialistas en conferencia de medios sostuvieron que el cambio climático ha alcanzado ya niveles que amenazan a corto plazo a la diversidad biológica del planeta y el futuro de la humanidad. Manifiestan qué se tiene que hacer: parar el crecimiento de la población humana, reducir el consumo excesivo, las emisiones de gases efecto invernadero y evitar la extinción de especies, desgraciadamente no se está haciendo.

Gerardo Ceballos, investigador del IE reconoció que es imperativo presionar a los gobiernos, corporaciones y organismos internacionales para que actúen, porque la ventana de oportunidad es muy pequeña, de 10 a 20 años. Explicó que las causas de esta catástrofe, sólo comparada con un “holocausto nuclear”, es el tipo de hábitat, propenso al fuego; la temperatura extrema; una gran sequía y la inacción del gobierno australiano.

Precisó que una sucesión de olas de calor y una estación inusualmente seca en extensas áreas boscosas del sureste de ese país han condicionado su situación meteorológica desde noviembre, alteraron significativamente la cotidianidad de muchas personas y favorecieron la proliferación de incendios forestales gigantescos. Destacó que la intensidad y magnitud provocó la creación de su “propio clima”, con la generación de tormentas eléctricas que originaron más fuego.

Para Rafael Ojeda, académico de la FMVZ, subrayó que en Australia suceden cosas únicas: “existen linajes evolutivos muy antiguos, por lo que las perdidas serán invaluables”. Ante el interés que ha despertado el tema, comentó que se habían contabilizado los 18 meses más secos en la historia australiana, además de una baja en la humedad relativa por lo que había una gran vulnerabilidad de los ecosistemas. Se prevé que la región tardará en recuperarse cientos de años, además de que: 500 especies han sido afectadas, y más adelante se detallará el estado de conservación de cada una. Indicó que han estado en contacto con especialistas y homólogos en esa región para ofrecer apoyo. Investigadores de la UNAM enviamos una carta de solidaridad y nuestra oferta de ayuda desde México.

Economía y política en la 4T

El profesor emérito Dr. Rolando Cordera Campos en la conferencia dictada “Economía y política en la Cuarta Transformación”, en la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia, sostuvo que la desigualdad sigue siendo el problema central de México, en medio de un universo de millones de mexicanos en pobreza. Sostuvo que esta situación sólo puede ser enfrentada con una economía dinámica que crea empleos y las condiciones para que se distribuya el ingreso con criterios de justicia social y no sólo de mercado, y que vaya acompañada por una nueva oleada de expansión institucional.

Aseguró que la desigualdad en México se ha mantenido y reproducido; ha cambiado de cara y de piel, pero persiste en la distribución del ingreso y la riqueza, y en el acceso a oportunidades y bienes públicos prometidos por décadas de expansión institucional. Reconoció que estamos en un momento privilegiado, pero crucial y urgente, de generar un nuevo inventario de intereses arraigados en el compromiso de un pacto para llevar adelante la justicia social, que debe ser redistributiva.

Dijo que ello se logrará con una política de salarios buena y sostenida, “como la que ya comenzó”; con el respeto a la nueva reforma laboral, la autonomía e independencia de la formación y acción de los sindicatos; y con el incremento de la capacidad de gasto para lo social en dos niveles: en términos de monto de recursos, porque somos el país de América Latina que porcentualmente gasta menos en ese rubro, y de aumento sostenido del gasto en salud, educación, investigación científica y formación de cuadros de alto nivel. Explicó que alrededor de nueve millones viven en pobreza extrema, aunque la cifra se ha logrado reducir, llegó a ser de 12 o 15 millones hace poco, y sólo 27.8 millones de mexicanos (22.6%) no viven en condiciones de pobreza y vulnerabilidad.

Artículos Relacionados