Más que respuestas preguntas ante el COVID-19

Autor Congresistas
289 Vistas

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, en reciente reunión con ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20, manifestó según registró la prensa económica que las políticas fiscales, financieras y económicas deben ajustarse y adaptarse a un panorama en el que la pandemia del coronavirus pueda durar hasta año y medio.

Ni hablar de la importancia de la información en el marco de una crisis económica y de salud global que también tiene paralizado a México y confinado al aislamiento al ciudadano común por cerca de cinco meses y a millones con bolsillos afectados y patrimonios perdidos, además de las afectaciones de los contagios y fallecimientos.

En una serie de documentos, de prensa y boletines se precisan algunas posturas respecto a las circunstancias que vive el mundo y el país, el pulso del ciudadano mostrando una serie de inquietudes y dudas ¿Cómo traducir esta declaración del responsable de las finanzas nacionales en un marco de la primera paralización voluntaria de la economía en la historia, ocasionada por una pandemia y el contagio de un virus que es el pivote de una historia de muerte, de la reducción de sueldos y pérdidas de empleo, quiebra de miles de empresas y una caída atroz del Producto Interno Bruto (PIB), en la prospectiva de los organismos financieros internacionales?

En opinión de Herrera Gutiérrez su pronóstico va en la dirección de la cohabitación con el COVID-19 de entre un año a un año y medio. Además, comparte la idea de que el ritmo de la recuperación económica dependerá de la evolución de la pandemia. Lo que es contrario a la idea original consensada internacionalmente que estimó que el tiempo de aislamiento sería de dos meses, seguido de lo que daría un proceso de recuperación económica inmediato, con ritmo más largo a la falta de una vacuna y de un tratamiento efectivo.

¿Cómo llega esta información a los ciudadanos de a pie que además se encuentran sometidos por el miedo, a una realidad desconocida, una mitología emocional y la vulnerabilidad que surge de un contagio y el estado del sistema de salud pública y privada?

Las necesidades de información de los ciudadanos requieren de una serie de precisiones por la aparición de noticias falsas, polarizaciones, confrontación y concurrencias de distintos emisores, que por lo general gravitan en una pandemia, un contagio y la gravedad que representa el coronavirus SARS-CoV-2, que pone acento sobre la forma de cómo llega la información al ciudadano común sin convertir al terreno informativo en un campo de batalla en la lucha por el poder.

Tiempos

Si bien los financieros del G20, entre ellos el secretario de Hacienda mexicano, se dispusieron al análisis de los resultados de la implementación de la dinámica y de los avances en el Plan de Acción del G20 como respuesta al COVID-19, al que se suman contagios, fallecimientos, olas de quiebras y desempleo de miles de personas, las autoridades hacendarias elaboraron un escueto y magro comunicado dando respuesta sobre el estado que guardan las políticas diseñadas para robustecer los sistemas de salud, tomar el pulso de los resultados de las medidas fiscales y monetarias que supuestamente están permitiendo atenuar los efectos adversos derivados del periodo de confinamiento, asegurando un sistema financiero estable y resiliente, al decir de Herrera Gutiérrez.

Pero todas las historias corren por diversas rutas y así ante la magnitud de la tragedia que viven millones de personas y que ha colocado a América Latina como el epicentro de la pandemia, la respuesta es más genérica, y así cómo nos preguntarnos ante la dimensión de las afectaciones de nuestras vidas por lo que significan políticas fiscales ajustadas y adoptadas al contexto.

Lo que representa para el gobierno ¿cómo y en cuánto cotiza un año de gasto-pandemia y lucha por la sanidad? ¿Cuál es el costo social que tiene una pandemia tan larga? ¿Cuál es el costo laboral, económico y la paralización de la economía? ¿Cuál es el impacto de la pandemia en el padrón de salud y en la educación? ¿Cuáles son los riesgos sociales para los gobiernos, las familias y en el modelo económico? ¿Se requieren de más precisiones para volver a esa nueva modernidad de la que hablan?

Las preguntas sobran y aún así resultan insuficientes hoy a casi a seis meses de la promoción de la sana distancia y del confinamiento social, para la imaginación como está esa distancia de vuelo que se venía observando a la dinámica del SARS-CoV-2 ¿Resultó el virus tan feroz que se optó por el voluntario desastre económico?

En la nebulosa

El responsable de las finanzas nacionales tras reunión con sus homólogos financieros de las economías más importantes del planeta, nos sugiere de entrada una mirada presupuestal revisora destinada hacia el sistema de salud y se derrama sobre una población en pobreza que crece, que arrecia hacia el grosor de la banda de una economía informal a la que ingresan despedidos de los empleos que van hoy más del millón.

La fórmula de la recuperación para Herrera Gutiérrez estriba en administrar los recursos públicos para apoyar adecuadamente la recuperación económica sin presión excesiva sobre las finanzas públicas, no generar desequilibrios financieros, mantener una posición en una suerte de mezcla correcta de medidas fiscales, crediticias y regulatorias, además de dar el énfasis en la cooperación internacional. Esta combinación de fórmulas se estiman clave para lograr una recuperación económica fuerte, sostenida, balanceada e incluyente, dado el contexto económico y sanitario prevaleciente.

Retrato hablado

Desfilan los datos de diagnóstico de la economía mexicana, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), registrará una posible caída de 10.5% del PIB en 2020. Además, la institución financiera reportó un portafolio de ayuda económica del gobierno de México ante la crisis del COVID calificado de los más bajos de América Latina, con el 1% del PIB.

En cuanto al desempleo registró más de un millón de empleos perdidos según el IMSS, facturados a la pandemia y a las crisis por diseño que afecta a 12 millones de personas en la franja de la pobreza. En el imaginario colectivo quedó la idea del abandono a su suerte entre 250 mil o 500 mil empresas que generan 7 de cada 10 empleos.

Entre telones

Para el 30 de julio la SHCP informó que en el segundo trimestre del año se presentan signos de recuperación económica en algunas actividades sustanciales, disminución de la prima de riesgo en los bonos gubernamentales, mejoría en los mercados financieros, orientación a asegurar la sostenibilidad a largo plazo y a preservar la sustentabilidad, el registro de un superávit primario de 61 mil 196 millones de pesos y un déficit público menor al programado por 17,753 mdp, incremento de los ingresos tributario por 0.1%. Incremento de 65% de ingresos no tributarios, incremento de exportaciones debido a la entrada en vigor del T-MEC, empleos en la construcción, 2,853 empleadores en el IMSS enlistados, un incremento en 10.4% en envío de remesas, el nivel de reservas internacionales de 189,615 millones de dólares, lo que representa un monto mayor por 8,738 mdd al observado en 2019.

Finanzas públicas

Se informó de ingresos presupuestarios en el primer semestre por 2 billones 603 mil 7 millones de pesos, cantidad que representa un monto menor en 168,966 mdp, 3.7% menos respecto a 2019; Ingresos tributarios por 1 billón 748 mil 786 mdp lo que representa un incremento del 0.1%, resultado destacado en un entorno complejo y que además representa un crecimiento del ISR del 1.3% de aumento. Al respecto de los ingresos petroleros del Sector Público se ubicaron en 249,795 mdp, cantidad inferior a 208,811 mdp respecto a lo programado.

Desde el SAT

Los datos de la recaudación del primer semestre van con la cifra de 64,252 mdp que da a conocer El CEO (periódico especializado en economía), además revela que la recaudación resulta que no hay ninguna intervención de alguna autoridad judicial, sino que cuyo origen es de 516 contribuyentes. También en otra información de prensa se dan a conocer datos de que el SAT mostró que el 6% de la recaudación de grandes contribuyentes proviene de procesos de judialización mediante la Procuraduría Fiscal, cuyo origen es la defraudación fiscal y representan una recaudación de 3,579 mdp de dos contribuyentes.

Hacienda en los datos duros

No es lo suyo para Hacienda elaborar una información clara y sencilla para el ciudadano común, no parecen estar en sus objetivos las explicaciones transparentes y simples, ni en la pandemia ni en el marco del diseño de una paralización económica, la idea de la transparencia y la rendición de cuentas que debió ser suficientemente socializada por su afectación.

Y así va la acción comunicativa de una secretaria que maneja las contribuciones de millones de mexicanos, distribuye el recurso y privilegia la información para las elites económicas y políticas. Así nos informa que en el primer semestre se detecta que va al alza la industria de la construcción, la conservación de obras y adquisición de bienes de capital, entre estos maquinaria e inmuebles, representando un alza del 17.8% en comparación con 2019, y que se refleja como un avance en áreas de asuntos económicos, comerciales, laborales y en protección social.

Se documenta el registro de una inversión física de 203,310.1 mdp, una cantidad superior comparada a la de 2019 que fue de 167,381.1 mdp gastados durante igual lapso del año pasado. Se deslizan más datos: Inversión en Protección Social representando un mayor gasto durante los primeros seis meses de 2020 con 210.8 mdp, lo cual se tradujo en un avance de 352.2%. En salud, se registra un gasto por 1,476.9 mdp, lo que representa un alza de 309.2% comparado con 2019. Respecto de la educación los datos quedan al margen.

Los malabares numéricos

Conforme al cierre del segundo trimestre de 2020, Hacienda comparte el balance primario del Sector Público registrando un superávit de 61,196 mdp, cifra menor en 20 mil mdp al superávit previsto originalmente. Para el mismo periodo, el balance del Sector Público refleja un déficit de 293,251 mdp. Y así en el curso de los números hacendarios las estimaciones de las finanzas públicas: una variación real del PIB de -7.4%. En cuanto al petróleo se informa del precio promedio anual de la mezcla mexicana de exportación estimada en 34.4 dólares por barril (dpb), cifra en contraste con los 49 dpb aprobados para la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2020. La prevención de la plataforma de producción de petróleo en 1.74 millones de barriles diarios (mbd), en lugar de los 1.951 mbd previstos para las estimaciones de LIF 2020.

En las proyecciones

Hay quienes opinan que la economía mexicana tocó fondo y fundamenta sus aseveraciones en los siguientes datos. Anuncian un recuperación lenta, desigual y atada a la actividad económica de Estados Unidos. Documentan que el PIB se desplomó en 17.3% frente al trimestre anterior y de 18.9% a tasa anual, la mayor de su historia y explican que el origen está en las medidas de confinamiento y cierre de actividades implementadas para desacelerar los contagios del COVID-19 y la no saturación los servicios de salud.

Citan los resultados de la Encuesta sobre el Impacto Económico generado por COVID-19 elaborada por INEGI que reveló que 1.8 millones de empresas nacionales suspendieron labores o implementaron paros técnicos. Al respecto aproximadamente 146,782 dijeron haber recibido algún tipo de apoyo para subsistir, lo que representa 7.8%, mientras que el 92.2% restante reveló que no obtuvo apoyo de ningún tipo.

Por la Encuesta se conoce de la recuperación de la manufactura, construcción, seguida de ventas al compás del regreso de la gente a trabajar, y en contraste de la recuperación más lenta de restaurantes, hoteles, turismo, debido a un factor de miedo.

Hay otros especialistas en finanzas que afirman que se requerirán de cinco años para que la economía pudiera alcanzar el nivel obtenido en un escenario sin recesión, lo que podría necesitar hasta 10 años, representando una década pérdida en términos económicos.

Un largo y denso túnel parece iluminarse por el anuncio de una vacuna mientras el escudo contra la pandemia es la sana distancia, el uso del tapaboca, el lavado frecuente de manos, la portación del gel antibacterial, basamento para una nueva normalidad social.

Artículos Relacionados