Para mejores decisiones, información basada en datos. LabDO

A la recuperación de espacios verdes

Autor Congresistas
185 Vistas

La sustentabilidad alimentaria, la imprevisible inflación y su escalada despiertan la imaginación legislativa y abren la posibilidad de convertir a las ciudades en hermosos y productivos espacios aprovechables. La diputada Verónica Flores Pérez de la LXIII Legislatura del Congreso del Estado de Jalisco presentó una interesante iniciativa que puede transformar balcones, azoteas, parque, camellones, calles y avenidas de Guadalajara y otras municipalidades de Jalisco en una oferta de vida, frutos, hierbas, medicinales, comestibles, aromáticas acompañadas también de un impacto que revierta el deterioro ambiental.

En la exposición de motivos de la iniciativa que atrae por su sencilla exposición se fundamenta por las posibilidades que involucran nuevas tecnologías y prácticas con efectos en la recuperación del tejido social afectado lo mismo por la violencia, el abandono y por un proceso acelerado de modernización sin planeación, con su impacto modificador en las formas de vida.

La iniciativa es rescatar la inquietudes de un grupo de mujeres por recuperar los cultivos tradicionales como, “el estafiate para los dolores de panza, el té de limón para la gripe, la hierbabuena para el estómago, el romero el comino o el tomillo para sazonar; la flor de bugambilia para la tos, del huele de noche, el gran duque y las magnolias que aromatizaban el zaguán, o las rosas, las teresitas o las hortensias para decorar los jardines, y violetas, cunas de Moisés o anturios en macetas dentro de habitaciones, salas y cocinas jaliscienses, son muestra de la creatividad, dedicación y cuidado para tener en casa el remedio, el condimento o la flor adecua, como recoge la incitativa.

La iniciativa es sugerente e invita a reflexionar mucho más allá de lo inmediato o como herencia cultural para apoderarse de lo cotidiano con trazos profundos modelando el entorno a las ciudades que queremos y también como ofrecer a las viejos y nuevas generaciones y pobladores de otras alternativas en las que participen y aporten como una ciudadanía preocupada no sólo en el presente sino en el futuro.

Es el caso de que la Dip. Flores Pérez se planteó una vía legal para contribuir a la satisfacción alimentaria, pero mirando más a la de los jardines y corriendo las posibilidades a la recuperación de espacios que en el menor de los casos se encuentran abandonados y en otros sometidos al olvido y en el desaprovechamiento.

En el documento se registra que un grupo de mujeres se acercaron a la legisladora para plantearle las labores en materia de cultivos y plantas tradicionales que realizan al interior de sus hogares. Algunas forman parte de la cultura y la tradición familiar y consideran que su práctica aporta para trasformar la vida de otras familias que se ubican en colonias donde la vulnerabilidad hace de la violencia lo cotidiano, pero que el involucramiento de jóvenes propicia su rescate a través del desarrollo de huertos. Realzan los valores de la convivencia mediante el desarrollo, de huertos sustentables y que además pueden satisfacer necesidades alimentarias, fomenten la donación, pero además motivan la dedicación y simultáneamente transformen sus vidas y su entorno.

No es una historia legislativa que se trate de una propuesta que no cuente antes con antecedentes. No se trata de que haya salido de una chistera o sea una ocurrencia más. Se explica que esta iniciativa llena de colores y aromas amén que de tradiciones cuenta con la experiencia de contar con una invitación previa para visitar los huertos populares y los cultivos domésticos, destacando entre estos la horticultura doméstica encontrando grandes perspectivas de su práctica en tanto de que se ha comprobado que la agricultura urbana facilita la calidad alimentaria, nutricional y la gestión ambiental, además abre las posibilidades de recibir ingresos adicionales por la comercialización de la obtención de excedentes en la producción

Entre los objetivos de la iniciativa se proyecta cimentar con bases mínimas los Huertos Auto Sustentables, precisar el concepto, los criterios mínimos, integración de un registro estatal para su debida certificación ante la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial de los Municipios. Se consideran Huertos Sustentables aquellos jardines de forma natural que se integran a los espacios alternativos como patios, azoteas, balcones, terrazas, parques, camellones públicos, macetas, bolsas, sacos contenedores, cajas y hasta en envases de reciclaje, entre otros.

A partir de las propuestas y los objetivos, motivos y herramientas estamos ante una propuesta de ley ambiental con amplias posibilidades de que se esperan efectos sociales y recuperación de la naturaleza con sus efectos nutricionales.

Artículos Relacionados